Así ha sido la polémica vida amorosa de Silvia Navarro

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 31 (EL UNIVERSAL).- Una de las actrices más recordadas de la televisión mexicana es Silvia Navarro, la guanajuatense ha protagonizado grandes telenovelas como "Cuando me enamoro", "Mi corazón es tuyo", "Cuando seas mía", "Caer en tentación" y más recientemente, "La suerte de Loli", producciones que le han valido el reconocimiento y el cariño del público.

Pero esta vez no es ningún personaje o un nuevo proyecto lo que la tiene en medio de los reflectores, sino su vida privada. Hace unas horas, Silvia compartió algunas fotografías el lado del actor Flavio Medina y la cercanía entre ambos, además de los románticos mensajes que compartieron ha levantado sospechas de que entre ambos hay más que una simple amistad.

En las imágenes aparecen los dos actores en la playa, tomados casi de la mano y viéndose el uno al otro, pero lo que más llamó la atención fue el texto que Navarro puso al pie de estas fotos: "Y sí, aquí hay amor", a lo que Medina respondió: "Sí, sí que hay amor".

Aunque muchos compañeros del medio artístico y fans les han escrito para felicitarlos y celebrar su romance, hasta el momento no hay nada confirmado; sin embargo sí ha hecho que muchas personas recuerden algunos de los amores que han pasado por la vida de la protagonista de telenovelas.

Sergio Basáñez

La primera vez que Silvia fue relacionada sentimentalmente con alguien fue en 2002, cuando interpretó a Paloma en el melodrama "Cuando seas mía". La química que había entre ella y su compañero, Sergio Basáñez, era tan grande que las especulaciones sobre un posible romance entre ambos comenzaron a surgir de manera inmediata.

Pero todo quedó hasta ahí, ninguno de los dos confirmó el noviazgo, por el contrario, aseguraron que sólo eran muy buenos amigos.

Fernando Alonso

Años más tarde, en 2007, Silvia mantuvo una relación con el actor, Fernando Alonso. La pareja no escondía su amor y no era raro verlos en las páginas de las revistas o en diferentes fotografías tomados de la mano o dándose románticos besos. El romance sólo duro tres años, pues en 2010 ambos anunciaron su separación.

En ese momento se dijo que una de las razones del truene es que ella se había cansado de mantenerlo y que, incluso, Alonso le debía una fuerte cantidad de dinero, algo que posteriormente desmintieron.

José Ron

El mismo año de su truene, Silvia cambió de televisora para protagonizar "Cuando me enamoro", una nueva versión de la telenovela la "Mentira", junto a Juan Soler y José Ron. Fue precisamente con este último actor con quien, se aseguró, que la ojiverde tenía una relación en secreto y que hasta llegaban muy acaramelados a los llamados. Las sospechas crecieron cuando Ron aseguró que le encantaría tener a Silvia para siempre en su vida, pero posteriormente declaró que no había un interés romántico entre ellos, aunque sí mucho cariño.

Gerardo Casanova

En 2012 el amor volvió a tocar a la puerta de la actriz, pero esta vez llegó y fuerte. Silvia no sólo hizo oficial su noviazgo con el economista Gerardo Casanova, sino que se casó y hasta tuvo a su primer y único hijo, León. Por desgracia el matrimonio no duró mucho y en 2019 la pareja se separó.

Karla Fenton

Tras su divorcio, Navarro estuvo en medio de la polémica por una serie de fotos que compartió con su amiga Karla Fenton, aunque las imágenes son eran comprometedoras, la actriz escribió la frase "Nos amamos", lo que inició una serie de especulaciones sobre si mantenía o no una relación gay. Incluso, una revista aseguró que Fenton había sido la verdadera causa del fracaso matrimonial de la actriz, pero esto jamás fue confirmado.

Diego Amozurrutia

En abril del 2021, un año después de su separación oficial, se filtraron algunas fotografías de Silvia durante una fiesta privada. Las postales llamaron la atención porque en ellas aparecía la actriz besándose con el actor Diego Amozurrutia, quien es 12 años menor que ella. En ese entonces se dijo que no sólo pasaron la velada juntos, sino que abandonaron el lugar al mismo tiempo, pero tampoco prosperó.