Pobreza franciscana no incluye despidos: Presidente

·3  min de lectura

Pedro Villa y Caña y Alberto Morales

CIUDAD DE MÉXICO, julio 29 (EL UNIVERSAL).- Al manifestar que "la nómina es sagrada", el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su propuesta de pasar de la austeridad republicana a la pobreza franciscana no contempla bajar los salarios ni despedir trabajadores en el gobierno federal.

En la conferencia mañanera, el Jefe del Ejecutivo federal aseguró que los servidores públicos tienen garantizados sus sueldos, aguinaldos, además de que se avanzará en la construcción de obras prioritarias.

"Yo sí pienso que todavía podemos avanzar más sin despedir a trabajadores. Ah!, porque los neoliberales inventaron lo de la austeridad, la variable austeridad, pero siempre pensando en despedir trabajadores y en recortar salarios a los de abajo.

"Adelanto que no vamos a tener dificultad, no vamos a detener ninguna obra, tenemos para terminar este año. No hay subejercicio, esto significa que el avance físico corresponde al avance financiero, y lo que es sagrado, pues es la nómina. Todos los que trabajan al servicio del pueblo: maestros, médicos, enfermeras, servidores públicos, todos, marinos, soldados, policías, todos tienen garantizados sus sueldos, aguinaldos, no hay recortes", dijo.

López Obrador manifestó que su plan de la pobreza franciscana busca que no haya despilfarro, derroche, y sí limitar viáticos y gastos de operación para reducir el costo del gobierno.

"Estamos haciendo ahorros, que no haya despilfarro, derroche, que sigamos con el propósito de que no puede haber gobierno rico con pueblo pobre", indicó.

"Tenemos que limitar viáticos, gastos de operación, reducir el costo del gobierno. Antes le costaba mucho al pueblo mantener al gobierno, era un gobierno mantenido y bueno para nada. Entonces, queremos que sea eficiente, honesto y que facilite las acciones en beneficio del pueblo, que no estemos, como siempre lo he dicho, ensimismados, pensando de que el gobierno es lo más importante, no, lo más importante es el pueblo, es gobierno del pueblo, para el pueblo, con el pueblo", insistió.

Destacó que en su gobierno no se han comprado vehículos nuevos, ya no se otorgan las pensiones a los expresidentes, quienes ganaban hasta 600 mil pesos mensuales: "Imagínense que llegaban a ganar hasta 600 mil pesos mensuales los expresidentes. En conjunto, hasta 5 millones de pesos mensuales, porque tenían no sólo sueldos y un aparato administrativo, sino tenían como 50, 100 elementos del Ejército, un general, oficiales, soldados, viáticos, por eso es que algunos andan enojados, pero ya se les va a quitar".

A mediodía, en una reunión con los integrantes de su gabinete, el Presidente los llamó a trabajar con intensidad, honestidad y en beneficio del pueblo.

En el encuentro de dos horas en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el Mandatario federal informó en sus redes sociales que se analizaron avance.

Expuso que los funcionarios reafirmaron su compromiso de seguir trabajando con "intensidad, profesionalismo, honestidad y en beneficio de nuestro único amo: el pueblo de México".

"Nos reunimos con integrantes del gabinete, responsables de programas para el bienestar y de obras estratégicas. Evaluamos el avance y analizamos los desafíos. También reafirmamos el compromiso de seguir trabajando con intensidad, profesionalismo, honestidad y en beneficio de nuestro único amo: el pueblo de México. Este equipo es excepcional: todas y todos tienen convicciones y son auténticos servidores públicos", escribió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.