De la Parra y Muñoz estrenan “The Silence of Sound”

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Luego de más de cinco años en desarrollo, la directora de orquesta Alondra de la Parra y la clown Gabriela Muñoz están por estrenar en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México su espectáculo “The Silence of Sound”, apto para público de todas las edades, que se interna en el subconsciente de una directora de orquesta payasa.

En la descripción del show, que debuta el martes, señalan que no es ni ópera, ni teatro, ni un concierto ordinario. El arte escénico conocido como clown es diferente de los humoristas o acróbatas, aunque puede incluir diálogos y acrobacias. Generalmente los actores usan vestuarios vistosos y maquillaje, suelen tener pocos diálogos y mucha acción física. De hecho, Muñoz dice que ella no es actriz, “hago puro clown”.

“De pronto he hecho castings y ha sido terrible, terrible, pero por lo menos los hago reír”, dijo sonriente en una entrevista reciente en capital méxicana.

Muñoz, cuyo nombre artístico es Chula The Clown, conoció a De la Parra después de uno de sus espectáculos. La directora la esperó al final de la función y le dijo que estaba interesada en montar algo juntas. Muñoz le dijo que sí, pensando que sería sólo una idea fugaz, pero a los tres días De La Parra le llamó dispuesta a poner manos a la obra.

La directora llevaba un tiempo soñando con hacer una obra sinfónica que pudiera atraer al público de todas las edades a la música clásica. De la Parra quería que tuviera muchos elementos visuales, pero que no fueran digitales, y que se pudiera transportar fácilmente para ser interpretado por múltiples orquestas.

“Quería ver algo real, algo artístico y muy tangible”, señaló De la Parra en entrevista por videollamada desde Berlín. “Soñaba con todos estos elementos, y... en cuanto la vi actuar, sí tuve un momento de epifanía, dije ‘ella es, ella es’”, recordó sobre el comienzo de su colaboración.

De la Parra, quien es madre de familia, indicó que durante todo el proceso creativo “tenía un bebé en brazos”. Sus hijos tienen ahora casi cinco y casi siete años. Sin embargo, recalcó que el espectáculo es apto para niños desde 0 a 99 años, e incluso es ideal para adolescentes y adultos.

De la Parra y Muñoz escribieron juntas la historia y eligieron obras de compositores como Stravinsky, Debussy, Prokofiev, Berlioz, Brahms, Sibelius y el mexicano Federico Ibarra, para acompañar a su único personaje en escena: una directora de orquesta metida en su subconsciente de clown (payasa) interpretada por Muñoz. La artista dijo que el show es una especie de viaje de iniciación.

“La música no está nada más como un efecto de fondo o de manipulación de emoción, sino que realmente es el encuentro de este personaje por primera vez con la música”, afirmó. “Le pasan 80 cosas como para llegar a un estado de libertad”.

En el espectáculo Muñoz interpreta una coreografía de director de orquesta y para lograrlo De la Parra le enseñó todos los movimientos que podría hacer un director, hasta el más mínimo detalle, incluyendo pies, brazos y cejas.

“Para que ella con su propio lenguaje corporal pudiera incorporarlos a su narrativa de clown dentro del personaje”, expresó De la Parra. “Ver a una clown, que te cuenta una historia, completamente pegada a la partitura en todos sus movimientos, creo que es algo que pocas veces se ha dado”.

La música es totalmente en vivo y será interpretada por la Orquesta Sinfónica de Minería. Hay poca escenografía, pero habrá pantallas para comodidad del público y para que puedan ver los gestos de Muñoz.

“Al inicio, obviamente ensayábamos con pista, que aun así yo lloraba con la música todo el tiempo”, dijo Muñoz. Pero “el día que nos tocó con la orquesta, fue como que se me salía el corazón de la emoción”.

Muñoz estudió teatro físico en Londres con una especialidad en clown. Después comenzó un colectivo de clown social con el que trabajó en comunidades en situaciones vulnerables de México y Medio Oriente, incluyendo campos de refugiados palestinos en Líbano, Siria y Jordania, así como India, Brasil, Indonesia y Filipinas, entre otros países.

De La Parra es actualmente la principal directora invitada de la Orquesta Sinfónica de Milán, también fue directora musical de Orquesta Sinfónica de Queensland, Australia, y ha colaborado con importantes agrupaciones como Orchestre de Paris, Tonhalle-Orchester Zürich, Bamberger Symphoniker, Swedish Radio Symphony Orchestra, Rundfunk Sinfonie Orchester Berlin, Orchestra dell’Accademia Nazionale di Santa Cecilia y la BBC Philharmonic.

Tras su debut en Bellas Artes, llevarán su espectáculo a Guadalajara el 9 y 10 de septiembre, San Luis Potosí el 13 de septiembre y Monterrey el 15 de septiembre en México. En noviembre estarán en Pamplona, España, y tienen planes para presentarse en otros países, incluyendo Suiza para el próximo año.

“A mí me gustaría invitar a la gente a la posibilidad de imaginar, de imaginar la belleza, de imaginarse a uno mismo”, afirmó Muñoz. “Creo que ese es el papel del clown, entablar ese puente empático entre la realidad y la fantasía”.