Tres parques históricos al sur de CDMX para visitar en fin de semana

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26 (EL UNIVERSAL).- San Ángel, pueblo originario de la alcaldía Álvaro Obregón ubicado al sur de la Ciudad de México, es célebre por su historia, monumentos y arquitectura asociada a la religión, además de ser reconocido por sus museos, calles y fiestas tradicionales.

Además, alberga uno de los mercados más importantes de arte popular, el Mercado de San Ángel, ubicado en Avenida Revolución 1620. Asimismo, posee parques y jardines donde los visitantes pueden deleitarse con el paisaje, sentarse en una banca a compartir un helado o dar un paseo ameno en las tardes del domingo. Es por eso que te presentamos tres parques y jardines que puedes visitar este fin de semana.

Plaza San Jacinto

Pasear por esta plaza es observar tiendas de artesanías, exposiciones, eventos artísticos, iglesias y galerías. Los visitantes caminan por calles empedradas que llevan a lugares especiales en la historia de San Ángel, a conocer casonas como la del Mariscal de Castilla, del Mayorazgo de Fagoaga, del Obispo de Madrid o de Porfirio Díaz.

Los sábados, la plaza se convierte en una galería, en esta plaza se da cita la comunidad artística que expone y vende pinturas y también fotografía. También es escenario en la tradicional Feria de las Flores.

Parque de La Bombilla

Un amplio parque ubicado en el barrio de Chimalistac, a un costado de la Avenida Insurgentes. En su interior se encuentra el monumento a Álvaro Obregón.

El parque se construyó donde originariamente se encontraba el restaurante denominado "La Bombilla", en las antiguas huertas de Chimalistac donde ocurrió el asesinato de Álvaro Obregón, presidente de México de 1920 a 1924.

El Parque de La Bombilla es un punto de referencia del sur de la capital mexicana, siendo una zona recreativa y de esparcimiento que marca el inicio de los límites del barrio exclusivo de San Ángel y sus alrededores.

Plaza de los Arcángeles

Si lo que deseas es pasar una velada romántica, esta plaza es la indicada, muy distintiva por su pequeño tamaño y sus bancos de piedra que llevan los nombres de los santos: San Miguel, San Gabriel y San Rafael, los arcángeles más populares dentro de las creencias católicas. Su fuente principal está rodeada por vegetación de plantas y arbusto, delimitada por muros.