Viaje a Parler, el mundo paralelo de los ultra - conservadores... a falta de Fox News

Julio Túpac Cabello
·6  min de lectura

La red Parler es un océano exclusivo de una visión sesgada del mundo donde poco se discute. Allí Donald Trump es rey, los afroamericanos son criminalizados, la derrota es un fake news y el fraude es un hecho. Es como una convención del partido comunista, pero en el otro extremo

This illustration picture shows social media application logo from Parler displayed on a smartphone with its website in the background in Arlington, Virginia on July 2, 2020. - Amid rising turmoil in social media, recently formed social network Parler is gaining with prominent political conservatives who claim their voices are being silenced by Silicon Valley giants. Parler, founded in Nevada in 2018, bills itself as an alternative to "ideological suppression" at other social networks. (Photo by Olivier DOULIERY / AFP) (Photo by OLIVIER DOULIERY/AFP via Getty Images)
Parler debe su crecimiento de los últimos días a Fox News y al New York Post, que al expresar institucionalmente la información relativa a los resultados de las elecciones, quedó excecrada por muchos consrevadores aferrados a la negativa de Trump a reconocer la derrota. (Photo by Olivier DOULIERY / AFP) (Photo by OLIVIER DOULIERY/AFP via Getty Images)

La versión "solo para extremistas" del twitter es un mercado infinito y colorido de un mundo que no es apenas conservador, sino que ha preferido hacer su propio rancho, lejos de tanta información, personaje y lógica que lo perturbe.

Parler es una red social de diseño, dinámica y exposición de caracateres, links y fotografías en una disposición muy parecida a la de la red del pajarito, cuyo 75% de su continente accionario es propiedad del público invesrsionista en la bolsa de valores. Parler, que significa 'hablar' en francés, es en cambio una compañía privada, cuyos fundadores son John Matze y Jared Thomson, y tiene su sede en Nevada.

En realidad, es un habitat de extremos, pues muchísimos conservadores no son parte de ella. Pero aún así, ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos días, duplicando sus miembros desde las elecciones a esta parte.

Si a alguien le puede agradecer Parler su crecimiento es a Fox News y al New York Post, que al expresar institucionalmente la información relativa a los resultados de las elecciones, quedó excecrada por muchos conservadores aferrados a la negativa de Trump a reconocer la derrota. Y recurrieron a una burbuja en la que sólo encontrarán las informaciones que dejarán incólumes sus creencias.

Un mundo variopinto

No por ser ultraconservador este mundo es predecible. Por el contrario, al estar al margen de la comprobación, las ofertas, teorías y conclusiones son arbitrarias y sorprendentes.

Hicimos un viaje iniciático por Parler, y esto fue lo que encontramos:

  • El mundo militar es protagónico. Hay campañas para detener al socialismo, Y muchas más denuncias de votos irregulares de las que todo el bufete de abogados de Trump ha introducido en todos los estados juntos

  • También hay demostraciones de hackeos de votos. Afirmaciones de que ya van por 650 mil las boletas que deben ser invalidadas en Philadelphia. Y diversas exposiciones sobre los caminos de Trump a la victoria

  • En Parler, la pandemia no existe

  • Hay personajes como Marjorie Taylor le dice a sus seguidores que la derrota de Trump depende de que sus adeptos tomen o no acción ( y no del conteo de los votos)

  • Hay una serie de crímenes de protestantes registrados. Todos de negros

  • Abundan las fotos de cheerleaders

  • La historia falsa de los votos de fallecidos se repite una y otra vez

  • Algunas de las estrellas, como Sean Hannity (un comentarista ultraconservador del primetime de Fox News) afirma cosas como que "70 millones de personas no pueden estar equivocadas", como si del otro lado no hubiesen aún más millones

  • Lincoln Project se asume como un movimiento liberal disfrazado a cambio de dinero

  • Se venden fotos de Trump autografiadas

  • Puede encontrar todos los récords de votaciones de Trump (en ese caso sí parecen confiables los números)

  • Hay recolección de denuncias de fraude por parte de un grupo llamado TeamTrump y en un medio que se llama American Greatness aparece la afirmación reiterada de corrupción electoral en Detroit

  • Algunos memes sugieren que se cumpla lo que consideran la única promesa incumplida del mandatario: encarcelar a Hillary Clinton

  • Afirman, sin ninguna evidencia, que el fraude es un viejo problema del sistema de elecciones que no ha sido solucionado

  • Alexandra Ocasio-Cortez es una presa fácil y frecuentemente señalada (ignorante es lo más bonito que recibe)

  • "La izquierda" es un término recurrente para hablar genéricamente de un polo enemigo

Las virtudes de la libertad

Lo más llamativo de Parler es la falta de discusión. Eso que nos hace tanto ruido en twitter, pero que nos alimenta, que es la polémica, la divergencia, el disenso, y que nos hace confrontarnos inexorablemente con una visión absolutamente opuesta a la propia (y a veces cuesta improperios y malos ratos), eso en Parler es exiguo.

Por lo que es una red donde las creencias no conocen límites. Todo circula en la misma vía y en las misma dirección. Puede que a veces haya cosas que se contradigan entre sí, pero difícilmente alguien vaya a señalarlo. Nadie quiere dañar la idea compartida del mundo. Podría ser un sacrilegio.

En un país de más controles -y no se diga en un país con gobierno no democrático- una red como Parler, que es una afrenta abierta a los paradigmas constituidos en la sociedad, estaría cuando menos limitada, si no prohibida.

Pero en Estados Unidos, un país donde la libertad como derecho prela por sobre casi cualquier otra consideración, eso sería impensable. Y esa, por muy riesgosa que parezca, es siempre una bendición.

Por momentos, Parler parece una vieja discusión de cualquier Partido Comunista del mundo, en el que la realidad era un hecho absolutamente desconocido por el discurso, que mediaba respecto a cualquier razonamiento, siempre interpretado por la ideología: los movimientos sociales eran luchas de clase, el pensamiento debía ser único, cuestionar el poder del proletariado era ser antirevolucionario y cualquier duda sobre los procedimientos de la nomenclatura era un atentado burgués.

Pero de pronto luce, más bien, como que estamos frente a una conspiración. Con la buena noticia de que es una conspiración a puertas abiertas. Un alivio. Para muchos, esto significa una corriente que erosiona muchos de los paradigmas que nos han llevado lejos como sociedad: el pluralismo, la diversidad, la tolerancia, la mentalidad científica, la complejidad y multilateralidad de los acontecimientos.

Y por el contrario, promociona el fanatismo, el pensamiento único, la no aceptación del otro, la creencia privilegiada por sobre el conocimiento.

Pero la verdad es que también es un drenaje en el que fuerzas políticas y ciudadanas se encuentran, hacen tribu, comparten y expresan sus inquietudes, a contrasentido de los cánones establecidos. Eso es no sólo muy sano, sino que sólo puede hacerse en libertad. Y mientras haya espacios para que se expresen, tendrán capacidad de organizarse y aspirar a formar parte de la sociedad institucional, si las mayorías le reciben, en vez de ser un explosivo escondido que en cualquier momento reviente por no tener espacios de expresión social.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Miles de seguidores de Trump libran un postrero combate por "amor" al mandatario

Elecciones en Estados Unidos: los "votantes muertos" de Michigan que todavía están vivos

Al considerar su futuro, Trump sueña con escenarios improbables de supervivencia

La encrucijada de los republicanos ante la negativa de Trump de reconocer la derrota