Padrastro torturaba a niños a los que obligaba a hornear y vender galletitas en Louisiana, según autoridades federales

Getty Images/iStockphoto

Tres niños fueron obligados a hornear y vender brownies por su padrastro, quien está acusado de abusar sexualmente de ellos y de usar la violencia, incluyendo el ahogamiento, para mantenerlos trabajando siete días a la semana en Louisiana, dijo la fiscalía federal.

En lugar de ir a la escuela, el padrastro hizo que los niños “mantuvieran a la familia” vendiendo los brownies en 20 o 30 lugares diariamente durante tres años, según el Departamento de Justicia. Los lugares incluían estacionamientos, plazas, concesionarios de automóviles y bufetes de abogados.

Darnell Fulton, de 38 años, de Pineville, a menudo agredía a los niños, especialmente si no vendían lo suficiente, dicen los fiscales.

Ahora se declaró culpable de conspirar para obligar a trabajar a tres menores y de transportar a un menor con la intención de participar en una actividad sexual delictiva, el 4 de noviembre, anunció el Departamento de Justicia en un comunicado de prensa. Fulton también está acusado de abusar sexualmente de los menores y de llevarlos a otros estados para realizar actividades sexuales delictivas.

“Este caso es una prueba de que la trata de personas no solo ocurre en otros países ... la trata de personas puede estar ocurriendo justo en nuestros propios vecindarios y comunidades sin que nos demos cuenta”, dijo en un comunicado el fiscal federal Brandon B. Brown, del Distrito Oeste de Louisiana.

McClatchy News se puso en contacto con el abogado de Fulton para pedirle comentarios el 7 de noviembre y está a la espera de una respuesta.

Fulton enfrenta al menos 10 años de prisión federal, la sentencia mínima obligatoria, y potencialmente hasta a cadena perpetua, la sentencia máxima, dice el comunicado.

Aceptó una condena de 35 años de prisión y el pago de más de $700,000 a sus víctimas, según los fiscales.

El caso

Desde junio de 2016 hasta mayo de 2019, Fulton obligó a sus tres hijastros a participar en su negocio de hornear brownies, dicen los fiscales. En ese momento, dos eran menores de 16 años, mientras que uno era menor de 12 años, dicen los documentos judiciales. Su padre biológico había fallecido.

Fulton estaba casado con la madre de los niños y tenía dos hijos propios con ella, según la acusación. Sin embargo, sus hijos biológicos no fueron obligados a hornear y vender brownies.

Fulton sacó a sus hijastros de la escuela y los hizo trabajar hasta altas horas de la noche para hacer y vender los brownies en lugares públicos, dicen los fiscales. Cada día, los menores tenían que vender más brownies y apenas se les permitía descansar.

Esto ocurrió en el Distrito Oeste de Louisiana, que incluye la ciudad de Alexandria, y en otros lugares”, dice la acusación.

Se le acusa de usar “la violencia, el abuso sexual, la retención de alimentos, la degradación y la intimidación” para que los menores realizaran trabajos para él y cumplieran sus cuotas diarias de ventas, dicen los fiscales.

Algunos de los métodos violentos a los que Fulton sometía a los niños incluían el ahogamiento, así como hacerles “ponerse de manos y rodillas sobre granos de arroz y permanecer en posición de flexión o de tabla durante horas”, según los fiscales y la acusación.

Si los menores no podían mantener la posición, Fulton los azotaba con un cinturón, dice el comunicado.

Hizo creer a los menores que si se negaban a trabajar para él, sufrirían “graves daños”, dice la acusación.

Los menores también fueron obligados a “realizar actos sexuales con él y con otros”, y fueron objeto de tráfico a otros estados, según el comunicado.

“Cada uno de nosotros debe estar atento y ser consciente de su entorno y, si vemos una situación que nos parece sospechosa, tomarnos el tiempo de informar a la policía”, dijo Brown. “Desafortunadamente, las víctimas de este caso son las que han sufrido un trauma de por vida debido a los horrendos actos de este acusado”.

Aunque los registros judiciales muestran que Fulton fue arrestado en julio de 2020, los fiscales no detallaron lo que específicamente condujo a su arresto en el comunicado.

Su sentencia está programada para el 11 de abril, dicen los fiscales. También enfrenta dos multas separadas de $250,000 en relación con los cargos de los que se declaró culpable.

El historial delictivo de Fulton se remonta al menos a 2004, según el periódico The Town Talk. Fue condenado en Nevada, Texas y la Florida en casos no relacionados, informó el medio.

La secretaria de Justicia djunta Kristen Clarke, de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, dijo en un comunicado que la condena más reciente de Fulton “deja claro que el Departamento de Justicia perseguirá a quienes usen la violencia, el abuso psicológico y la manipulación emocional para obligar a trabajar y obtener servicios de sus víctimas”.

“Animamos a los sobrevivientes de trabajos forzados, incluidos los niños, a que denuncien a las autoridades los trabajos forzados”, añadió Clarke.

En 2020, hubo 10,583 casos de trata de personas denunciados a la Línea Nacional de Trata de Personas de Estados Unidos. De estos casos denunciados, 7,648 fueron de tráfico sexual y 1,052 de tráfico laboral.

“Se calcula que entre 15,000 y 50,000 mujeres y niños son forzados a la esclavitud sexual en Estados Unidos cada año, y el número total varía mucho ya que es muy difícil de investigar”, informa la organización sin ánimo de lucro DeliverFund.

Pineville, de donde es Fulton, está a unos 190 millas al noroeste de Nueva Orleans.

Si usted o alguien que conoce está en peligro inmediato, llame al 911.

Para denunciar posibles situaciones de tráfico de personas, puede ponerse en contacto con la línea telefónica nacional de atención en el 1-888-373-7888 o chatear con la línea telefónica en línea.