Anuncios

Las olas de calor fueron un infierno en 2022, pero el 2023 va a ser muchísimo peor

Aunque el 2022 acaba de terminar, este año ya se ha hecho un hueco en los libros de historia. Según la Oficina Metereológica británica, fue el sexto más cálido desde que hay registros, allá por 1850. 12 meses que estuvieron marcados a nivel global por intensas olas de calor, lluvias torrenciales y temperaturas extremas.

El 2023 acaba de dar sus primeros pasos, pero los científicos ya están de acuerdo en que este año va a ser mucho peor que el precedente. La creciente crisis climática, unida a la vuelta de El Niño, probablemente llevarán los termómetros a registros no vistos antes.

Las olas de calor van a ser más frecuentes en 2023.(REUTERS/Louiza Vradi)
Las olas de calor van a ser más frecuentes en 2023.(REUTERS/Louiza Vradi)

El Niño es un fenómeno climático que se caracteriza por el calentamiento de la superficie del océano Pacífico más de lo habitual, dando lugar a sistemas de bajas presión en la atmósfera y provocando muchas lluvias en las costas occidentales de América. Como consecuencia, las aguas frías desaparecen y se produce un aumento de las temperaturas globales.

El fenómeno inverso, La Niña, consiste en el enfriamiento de la temperatura del agua y, por consiguiente, una pequeña relajación de las temperaturas globales. Los últimos tres años han estado marcados por La Niña, pero los expertos ven muy improbable que continúe por un cuarto año, por lo que El Niño ya se avista en el horizonte.

Y uno de los últimos precedentes, el de 2016, no es muy halagüeño, ya que un gran fenómeno de El Niño hizo que fuera el año más cálido de los registros. Unos registros que previsiblemente serán superados próximamente. Probablemente en 2024.

El Niño ocurre durante el invierno del hemisferio norte y su efecto de calentamiento tarda varios meses en sentirse, por lo que en este 2023 ya se espera un año más cálido que en 2022, caracterizado además por olas de calor sin precedentes

En este sentido, los gases de efecto invernadero han elevado la temperatura global promedio en 1,2 grados centígrados hasta la fecha. Un calentamiento que ya ha mostrado efectos devastadores en todo el planeta. Desde la Oficina Meteorológica del Reino Unido apuntan a que el próximo El Niño fuerte provoque un incremento del mercurio en 1,5 grados. Tanto es así que ahora mismo la probabilidad de que ocurra en los próximos cinco años es del 50%.

Australia puede ser uno de los países más afectados por la llegada de El Niño. (REUTERS/David Gray     (AUSTRALIA)
Australia puede ser uno de los países más afectados por la llegada de El Niño. (REUTERS/David Gray (AUSTRALIA)

La conclusión de Adam Scaife, jefe de predicciones a largo plazo de la agencia, no deja lugar a dudas: "“Juntas esas dos cosas (cambio climático y El Niño) y es probable que veamos olas de calor sin precedentes durante el próximo El Niño”.

Unos años complicados

Así pues, se presenta a corto plazo un 2023 mucho más caluroso que el año anterior y un 2024 que probablemente bata todos los registros. Y si 2021 y 2022 ya han sido complicados por sus efectos metereológicos extremos, lo que se espera es que sean insignificantes comparado con lo que está por venir.

La Oficina Metereológica de Australia señalan que el país puede pasar en este 2023 de los tres años que llevan con lluvias por encima del promedio a un periodo muy caluroso y seco que provocará sequías, incendios y olas de calor. Desde Estados Unidos se da un 66% de probabilidades de que El Niño se forme entre agosto y octubre.

Más allá del extremo calor en Australia, El Niño podría reducir los monzones en India y las lluvias en África, provocar inundaciones al sur de Estados Unidos o más humedad en las regiones al sur de Sudamérica, con el Amazonas volviéndose más seco. Hechas las previsiones, solo queda esperar el avance del calendario para ver si estas se convierten en realidad. Los próximos meses serán fundamentales.

Más noticias que te pueden interesar:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Por qué a Europa le afectan más las olas de calor?