Una abrasadora ola de calor provoca incendios en Europa

·4  min de lectura

LISBOA, 13 jul (Reuters) -Más de 20 incendios forestales se extendían por Portugal y varios ardían en el oeste de España el miércoles, poniendo en peligro localidades y perturbando las vacaciones de los turistas durante una ola de calor que según los meteorólogos elevará las temperaturas hasta los 40 grados.

También en Francia, unos 800 bomberos, respaldados por seis hidroaviones, luchaban contra dos incendios forestales en el suroeste del país, que ya han provocado la evacuación de miles de campistas, dijo la prefecta de la Gironda, Fabienne Buccio.

En la región portuguesa del Algarve, muy popular entre los turistas, las autoridades bloquearon el acceso al complejo turístico de lujo y al campo de golf de Quinta do Lago, mientras una espesa columna de humo se elevaba desde una zona próxima a él.

"El fuego está entrando en una zona urbana, con mucha vegetación seca que, con pequeñas chispas, se convierte rápidamente en un incendio secundario. Estamos preocupados y eso es lo que le decimos a la gente", dijo Richard Marques, trabajador de protección civil en la zona.

En el distrito central de Leiria, al norte de Lisboa, donde las temperaturas se dispararon hasta los 45 grados centígrados, las autoridades bloquearon una importante autopista. Las llamas y el humo espeso podían verse a ambos lados de la carretera, mientras helicópteros y aviones lanzaban agua.

Los habitantes que no habían sido evacuados vertían agua sobre los tejados de sus casas.

Cerca de 800 bomberos combatían dos incendios activos en la zona, mientras que en todo el territorio continental de Portugal 2.124 bomberos, asistidos por 28 aviones, luchaban contra 24 incendios.

Casi todo el territorio continental de Portugal estaba en alerta roja por condiciones de calor extremo, con temperaturas máximas de 45 C en los distritos centrales de Santarém y Leiria, dijo el instituto meteorológico IPMA. La temperatura récord del país, de 47,3 °C, se registró en 2003.

SITIOS DE ACAMPADA EVACUADOS

Más de 2.700 hectáreas se han quemado hasta ahora en la región francesa de la Gironda, dijo la prefecta Buccio a BFM TV. El mayor de los dos incendios está en los alrededores de la ciudad de Landiras, al sur de Burdeos, donde se han cerrado carreteras y se ha evacuado a 500 residentes.

El otro se encuentra a lo largo de la costa atlántica, cerca de la emblemática Duna de Pilat —la duna de arena más alta de Europa—, situada en la zona de la bahía de Arcachon, sobre la que se veían elevarse en el cielo pesadas nubes de humo oscuro.

Ese incendio provocó la evacuación preventiva de 6.000 personas de cinco sitios de acampada de los alrededores. Fueron llevados a refugiarse a un centro de exposiciones local.

"Otros campistas nos despertaron sobre las 4:30 de la mañana. Tuvimos que marcharnos inmediatamente y elegir rápidamente lo que nos llevábamos", dijo Christelle, una de las turistas evacuadas, a BFM TV.

En vísperas del Día de la Bastilla, la prefectura de la Gironda ha prohibido hasta el lunes todos los fuegos artificiales en las ciudades y pueblos cercanos a los bosques.

La Organización Meteorológica Mundial advirtió el martes que la ola de calor se estaba extendiendo e intensificando en amplias zonas de Europa.

Según un informe de la ONU publicado en febrero de 2022, se espera que el número de incendios extremos aumente un 30% en los próximos 28 años, ya que el cambio climático provocado por el ser humano está provocando sequías.

El miércoles también se registraron temperaturas abrasadoras en la vasta cuenca del río Yangtsé, en China. Los bomberos combatieron un incendio forestal cerca de la ciudad turística de Datca, en Turquía, y la demanda de electricidad en Texas alcanzó un máximo histórico, ya que los consumidores recurrieron a sus aires acondicionados para aliviar el calor.

En la región occidental española de Extremadura, fronteriza con Portugal, los bomberos evacuaron durante la noche a varios cientos de habitantes por precaución y siguieron luchando contra un complicado incendio que el martes se extendió a la vecina provincia de Salamanca, en la región de Castilla y León.

Partes de Extremadura, Andalucía y Galicia estaban en alerta roja por calor extremo, dijo el servicio de meteorología de España AEMET, que añadió que las temperaturas podrían superar el récord anterior de 47,4 °C para toda España establecido en agosto de 2021, y de 40,7 °C en la capital, Madrid.

(Información de Andrei Khalip, Emma Pinedo en Madrid, Benoit Van Overstraeten y Dominique Vidalon en París; edición de Peter Graff; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.