Oficiales tomaron desinfectante para manos y huyeron del atacante en Uvalde

·4  min de lectura

Setenta y siete minutos de vídeo grabados de la masacre en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, Texas, revelan el ataque en tiempo real después de que un hombre armado estrellara violentamente una camioneta al otro lado de la calle y luego ingresara a la escuela sin encontrar obstáculos, matando a 19 niños y dos maestras, mientras la policía pasaba una hora minuciosa esperando en el pasillo al tiempo que se escuchaban disparos dentro de un salón de clases.

Un vídeo de cuatro minutos recopilado a partir de imágenes obtenidas por Austin American Statesman y KVUE-TV comienza con imágenes de vigilancia grabadas fuera de la escuela, cuando el hombre armado choca una camioneta antes de disparar tres veces a dos hombres en la calle, el 24 de mayo.

El vídeo también incluye audio de un maestro en una llamada al 911 que dice “No puedo verlo” y “los niños están corriendo”, y luego se escuchan disparos hacia la escuela. La profesora grita “agáchense” y “entren a sus salones”.

Las imágenes del interior de la escuela, después de que el pistolero ingresara a las 11:33 am, lo muestran caminando por el pasillo con un rifle de alto poder. Suelta la mano izquierda del rifle y se aparta el pelo.

Un estudiante en el otro extremo del pasillo se asoma por una esquina mientras el atacante camina por el pasillo. Segundos después, desata una ráfaga de disparos en un salón de clases.

El atacante, Salvador Ramos, dispara su rifle AR-15 durante dos minutos y medio, según el vídeo. La policía informó que se dispararon más de 100 balas.

Luego se ve a varios policías entrando al pasillo de la escuela aproximadamente tres minutos después, a las 11:36 am, según el video, donde permanecen de pie durante aproximadamente un minuto.

La policía entra a la Primaria Robb minutos después de que el atacante ingresara sin encontrar obstáculos y abriera fuego dentro de un salón de cuarto grado (Austin American Statesmen)
La policía entra a la Primaria Robb minutos después de que el atacante ingresara sin encontrar obstáculos y abriera fuego dentro de un salón de cuarto grado (Austin American Statesmen)

Luego, una ráfaga de disparos.

Los oficiales en el otro extremo del pasillo cerca del salón de clases donde entró Ramos corren hacia el otro extremo.

Oficiales más fuertemente armados y blindados llegan y se agachan junto a otros oficiales, aproximadamente 19 minutos después de que el atacante ingresara a la escuela. Ramos todavía estaba dentro del salón de clases al otro lado del pasillo.

Los oficiales llevan escudos, chalecos antibalas y rifles de alto poder, apuntando hacia el otro extremo del corredor. Ningún oficial avanza hacia el salón de clases.

Aproximadamente 48 minutos después de que comenzara la masacre, mientras los oficiales continúan de pie o arrodillados en el pasillo, se puede escuchar al atacante disparando cuatro veces más.

En un momento, alrededor de las 12:30 pm, se puede ver a un oficial con equipo balístico tomando desinfectante para manos de un dispensador.

Un agente toma desinfectante de manos de un dispensador, aproximadamente 57 minutos después de que el atacante entrara a la escuela en Uvalde (Austin American Statesman/KVUE)
Un agente toma desinfectante de manos de un dispensador, aproximadamente 57 minutos después de que el atacante entrara a la escuela en Uvalde (Austin American Statesman/KVUE)

Setenta y siete minutos después, aproximadamente a las 12:50 pm, los oficiales irrumpen en el salón de clases y matan a Ramos. Más de una docena de oficiales, la mayoría de ellos fuertemente armados, se pueden ver en el corredor en este punto.

El vídeo, recopilado a partir de un archivo de investigación que incluye imágenes de vídeo de seguridad de una funeraria cercana, imágenes de las cámaras corporales de los oficiales, audio de llamadas al 911 y oficiales que hablan entre sí en el pasillo, e imágenes de cámaras de vigilancia captadas por una cámara en el techo del pasillo de la escuela, subraya la grave falla en la respuesta de las fuerzas policiales, mientras familiares y testigos se reunían afuera de la escuela, suplicando a los agentes que salvaran a sus hijos.

El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw, identificó al jefe de policía del distrito escolar, Pete Arredondo, como el comandante del incidente, de quien McCraw dijo públicamente que determinó erróneamente que el escenario involucraba a un sospechoso atrincherado, no a un tirador activo.

Pero el vídeo muestra a varias agencias de aplicación de la ley, entre ellos oficiales del Departamento de Policía de Uvalde, así como los Rangers de Texas y agentes federales de la Patrulla Fronteriza de los EE.UU. y el Servicio de Alguaciles de los EE.UU., que dilataron su respuesta para atacar a Ramos.

McCraw testificó en una audiencia reciente en el Senado estatal de Texas que había suficientes oficiales armados en la escena para detener al atacante dentro de los tres minutos posteriores al inicio del tiroteo.

El Departamento de Justicia de EE. UU. también abrió una investigación paralela sobre la respuesta policial.

Antes de que se publicaran las imágenes, las familias de las víctimas, los sobrevivientes, el alcalde de Uvalde, el gobernador Greg Abbott y los medios emitieron demandas por semanas para comprender mejor los errores de ese día, mientras que los fiscales citaron la investigación activa de la masacre para justificar su negativa a publicar las imágenes.

Salvador Ramos, de 18 años, mató a tiros a 19 niños de entre 9 y 11 años, así como a dos maestras de cuarto grado.

La masacre es el tiroteo escolar más mortífero desde los asesinatos de 2012 en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, donde murieron 20 niños de entre seis y siete años, junto con seis miembros adultos del personal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.