El novio asesinado de la modelo de OnlyFans grabó en secreto los arrebatos e insultos racistas de ella

Pedro Portal/pportal@miamiherald.com

Antes de morir apuñalado por su novia modelo de OnlyFans en Miami, Christian “Toby” Obumseli hizo una crónica de sus discusiones en una serie de grabaciones telefónicas que incluían insultos racistas y a ella gritándole, reprendiéndolo y maldiciéndolo en privado y en público.

Las grabaciones, aparentemente secretas, que se han incorporado como evidencia en el caso de asesinato contra Courtney Clenney, ofrecen una ventana reveladora de su relación profundamente tóxica y pudieran presentarse algún día ante un jurado para describirla como una abusadora que acabó clavando un cuchillo en el pecho de su novio en su lujoso apartamento de Miami.

Hay poco video en sí, ya que el teléfono móvil parece estar escondido en un bolsillo. Pero el audio es claro y es doloroso escucharlo. En muchas de las grabaciones, Obumseli se disculpa repetidamente. En una de las grabaciones, Clenney parece enfurecerse porque no le dijo que había saludado a una conocida durante un paseo en bicicleta. Clenney lo llama “n....” varias veces, y le dice que “sea hombre c—” y le dice “¡cállate y déjame abofetearte, tonto!”.

Miami-Dade la abogada Katherine Fernandez Rundle en el caso de la modelo Courtney Clenney arrestada por el homicidio de Christian Obumseli el 3 de abril en Miami. (Pedro Portal/El Nuevo Herald/Tribune News Service via Getty Images).
Miami-Dade la abogada Katherine Fernandez Rundle en el caso de la modelo Courtney Clenney arrestada por el homicidio de Christian Obumseli el 3 de abril en Miami. (Pedro Portal/El Nuevo Herald/Tribune News Service via Getty Images).

En la grabación, ella grita y se lamenta a pleno pulmón, ordenándole repetidamente que encuentre su teléfono. “¡Encuentra mi maldito teléfono y cárgalo!”, le grita.

Clenney, de 26 años, sigue encarcelada por un cargo de homicidio en segundo grado desde su arresto por el asesinato de Obumseli, de 27 años, el 3 de abril. Clenney tenía millones de seguidores en Instagram y en OnlyFans, un sitio en el que a menudo se paga a las modelos por contenidos subidos de tono o explícitos.

Sus abogados defensores han insistido en que Clenney, y no Obumseli, era la víctima. La abogada Sabrina Puglisi dijo el mes pasado que Clenney a menudo “protegía” a Obumseli por temor a que “como hombre negro, [él] pudiera ser herido o dañado si alguna vez era arrestado por la policía”.

El martes, el abogado principal, Frank Prieto, se negó a comentar las grabaciones, por ahora, porque no las había escuchado.

Los audios resultaron impactantes

No está claro si Clenney sabía que le estaban grabando y parece que el teléfono estaba probablemente en el bolsillo de Obumseli durante los encuentros. Los videos de su teléfono fueron recuperados por los investigadores de la policía de Miami como parte de la investigación del homicidio. El Herald los obtuvo de la Fiscalía Estatal de Miami-Dade a través de una solicitud de registros públicos.

“El audio me pareció impactante”, dijo el abogado Larry Handfield, que representa a la familia de Obumseli. “Sé que va a ser muy, muy doloroso cuando [sus familiares] escuchen esto ... Lo veo como un patrón uniforme con alguien que está desquiciado y fuera de control. Ella es la agresora y abusadora en toda esta relación”.

El sensacional caso de asesinato —en el que una influencer de las redes sociales blanca mata a su novio, un joven profesional negro— ha acaparado la atención de los medios internacionales. El caso es también una vuelta de tuerca a la gran mayoría de los casos de violencia doméstica, ya que los fiscales presentan a Obumseli como la sufrida víctima de Clenney, mientras que sus abogados defensores insisten en que él fue el agresor y ella lo apuñaló en defensa propia.

Los fiscales han pintado a Clenney como la principal agresora a lo largo de su tormentosa relación, e incluso han reproducido un video de vigilancia de un ascensor de meses antes del asesinato en el que se la ve atacando a Obumseli dentro del ascensor de su edificio de apartamentos. Sus abogados defensores han dicho que el video carece de contexto y que muestra a Clenney tratando de alejarse de su novio.

“La violenta y tóxica relación de dos años de Christian Obumseli y Courtney Clenney no tenía por qué acabar en tragedia con el asesinato de Christian como víctima de la violencia doméstica”, dijo la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, en una rueda de prensa poco después de que fuera arrestada en agosto.

Los fiscales también han hecho públicas las imágenes de una cámara corporal de la policía en las que se ve a Clenney, menos de 48 horas antes del asesinato, en el vestíbulo del edificio después de que se llamara a los policías por la disputa. En el video se le ve a ella pidiendo a la Policía una orden de alejamiento contra Obumseli, alegando que la estaba acosando (más tarde envió un correo electrónico al edificio restando importancia al incidente).

“Está muy claro en el video que parece alterada. Está emocionada. Está llorando. Está disgustada porque ni siquiera puede pasear a sus perros en todo el día por miedo a que Obumseli la siga”, dijo Puglisi al Herald el mes pasado.

Las grabaciones de video de Obumseli fueron descubiertas en su iPhone, e insinúan violencia por parte de la modelo.

Una de las grabaciones muestra a la pareja discutiendo en el vestíbulo del lujoso edificio de apartamentos One Paraiso en Edgewater, donde Clenney estaba sentada. “Decide si has terminado de abusar psicológicamente de mí”, dice Clenney repetidamente. “Decide ahora mismo”.

“Courtney, eso es una maldita amenaza. Te he preguntado algo... y me he disculpado pero me has pegado”, dice Obumseli.

Clenney responde en un susurro firme: “Cierra la p— boca c—”.

En otra grabación, en la que no se ve nada, Clenney aparentemente había saltado de su auto durante una discusión. Entre los bocinazos del vehículo, Obumseli le ruega que vuelva a subir al vehículo.

El audio la capta hablando con un transeúnte preocupado, que la describe “golpeándose” la cabeza e intenta calmarla mientras Obumseli se disculpa. Clenney explica el motivo de la pelea: en el tráfico, se metió en una discusión con un automovilista de otro auto. “Así que abrí la puerta y me bajé y le pegué, j—”, explica.

“Y entonces [Obumseli dice]: ‘Ve a disculparte con ese hombre’”, llora Clenney. “Siento que no tengo otro sitio al que ir que a mi cabeza”.

Clenney grita y maldice a Obumseli delante del transeúnte, mientras él y el otro hombre intentan calmarla. “¡Vete a la mierda! No, ¡tú te haces ver bien delante de la gente!”, grita ella.

“Lo siento... es mi culpa”, dice Obumseli.

“Dijo que es su culpa”, dice el transeúnte.

Más adelante en la grabación, Obumseli continúa disculpándose mientras Clenney sigue maldiciendo. “¡Me acabas de decir que me disculpe con un delincuente! Se supone que tienes que protegerme”, grita. “¡Vete a la m—!”

Momentos después, se escuchan los sonidos de las bofetadas mientras vuelven a su coche. “¡Deja de pegarme!”, dice Obumseli.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Rodada de motociclistas casi se vuelve de terror para una familia