La novia de Sabag Montiel estaba a metros de la casa de Cristina Kirchner en el momento del atentado

·5  min de lectura
Brenda Uliarte, al ser detenida en la estación Palermo del tren San Martín
Brenda Uliarte, al ser detenida en la estación Palermo del tren San Martín - Créditos: @PFA

Brenda Uliarte estuvo el jueves pasado en la esquina de Juncal y Uruguay cuando su novio, Fernando Andrés Sabag Montiel, gatilló una pistola calibre 32 frente a la cara de Cristina Kirchner, según detectaron los investigadores del caso al analizar una serie de videos registrados en el lugar. Esas imágenes resultaron determinantes para que se ordenara su detención, concretada el domingo por la noche, como posible cómplice del atentado.

“Es ella”, confirmó una fuente al tanto del expediente cuando LA NACION le mostró un video grabado con teléfono celular que circula desde el sábado en las redes sociales, publicado por el sitio Nooticia. Es una toma del momento en que un grupo de militantes kirchneristas se abalanzan sobre Sabag Montiel después del ataque, lo inmovilizan y se lo llevan a la fuerza hacia la esquina, lejos de la vicepresidenta. En medio de la confusión, se ve a una mujer de baja estatura, pelirroja y vestida de negro con zapatillas blancas que agacha la cabeza, avanza sin mirar el tumulto y cruza la calle Uruguay.

Uliarte había tenido una fugaz celebridad en redes sociales semanas atrás cuando se trenzó en una discusión en el canal Crónica TV con una beneficiaria de planes sociales, a la que enfrentó y le dijo: “Me parece deshonesto cobrarlo. Yo gano más saliendo a trabajar”. Se hacía llamar Ámbar, un sobrenombre que usaba también en redes sociales y páginas eróticas, donde ofrecía servicios online. Después del episodio en la casa de Cristina Kirchner, Uliarte -de 23 años- dio una entrevista a Telefe en la que trató de despegarse de Sabag Montiel y de lo que hizo el jueves. Dijo que no lo había visto en las 48 horas previas al ataque. Pero los investigadores sospecharon de ella desde un principio y por eso no la citaron inmediatamente como testigo. Al mismo tiempo dispusieron una escucha en tiempo real de su teléfono.

Según pudo saber LA NACION, el seguimiento de las cámaras de seguridad en distintos puntos de la ciudad y el conurbano revelan que viajó con su novio hasta Quilmes: fueron a pagar la seña a un tatuador. Después volvieron juntos a la ciudad. Y al menos dos cámaras captaron a la mujer a metros de donde Sabag Montiel desenfundó una pistola y gatilló en la cara de Cristina Kirchner.

La causa que llevan la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo entró el domingo en secreto de sumario, mientras se amplía el círculo de sospechas sobre el entorno del acusado principal. La investigación avanza sobre cuatro amigos de la pareja, algunos de los cuales hablaron también en televisión después del intento de asesinato.

El teléfono de Uliarte está ahora en manos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la fuerza que descubrió el sábado que el aparato de Sabag Montiel había sido formateado mientras la Policía Federal intentaba extraer información. El jefe de la PSA, José Glinski, estuvo este mediodía en los tribunales de Comodoro Py en relación con esta causa.

La jueza y el fiscal le tomarán en las próximas horas declaración indagatoria a Uliarte. Su novio, detenido el mismo jueves por la noche, por el momento se negó a responder las preguntas de los investigadores.

Los elementos secuestrados a Brenda Uliarte por la Policía Federal
Los elementos secuestrados a Brenda Uliarte por la Policía Federal - Créditos: @PFA

Declaraciones polémicas

Previo al arresto, la joven había publicó varias historias en Instagram. La primera de ellas consta únicamente de una canción compuesta por Miley Cyrus -“Slide Away”- que cuenta la historia de una pareja que, a comienzos de su relación, tiene todo lo que siempre había deseado, pero de a poco ese amor se desvanece.

En otra publicación, Uliarte compartió un fragmento del discurso del diputado libertario Javier Milei en la sesión del sábado convocada para repudiar el ataque contra Cristina Kirchner: “¿Alguien me puede decir dónde está el feriado para las víctimas de la masacre de Once? ¿O cuando mataron al fiscal Nisman? ¿O cuando fue el atentado contra la AMIA o la Embajada de Israel? En el fondo, lo que les tiene que quedar claro, es que los políticos no tienen privilegios respecto del resto de la población. No son más importantes que las personas a las que estamos representando. Pero claro, cuando toca a uno de la casta aparecen los hipócritas y la solidaridad. Lo único que a ustedes les importa es cuidar sus privilegios y tenemos que terminar con eso de una vez por todas. Porque hubo muertos ayer, hoy y mañana y la política se sigue mirando el ombligo. Dejamos claro nuestro repudio a la violencia pero no aceptamos de ninguna manera este circo dantesco de la política”, fueron las palabras de Milei que Uliarte replicó junto con el mensaje “Vamos león”.

Las últimas publicaciones de Brenda Uliarte, pareja de Fernando Sabag Montiel y posible cómplice en el intento de asesinato contra Cristina Kirchner
Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel, en una foto de redes sociales

Después hizo una transmisión en vivo que siguió un puñado de personas, en la que elogió esos dichos de Milei y amplió: “No hay reconciliación con los corruptos. No, chicos. Basta de corrupción, sea de quien sea, de cualquier bando político. Basta de la corrupción. De cualquier país, de donde sea. Basta de corrupción”.

El día posterior al atentado, la novia de Sabag Montiel ofreció una entrevista en Telefe, acompañada por un grupo de amigos con los que -dijo- trabajaban vendiendo algodón de azúcar en las calles. “Estoy con mucho miedo porque nos quitan la posibilidad de trabajar y también porque nos están culpando de algo que no hicimos”, dijo. Luego negó conexiones del agresor de Cristina con “grupos terroristas”, dijo que ella estaba cursando clases en la facultad durante el ataque y que se enteró del incidente por TV. “No pensé que fuera capaz de hacer algo así. Me quedé perpleja”, afirmó. Esa declaración encendió las alertas de los investigadores, que tenían imágenes que desmentían sus dichos.

“Es una persona copada que hace chistes, amoroso, no teníamos pensado que pudiera hacer algo así”, remarcó sobre Sabag Montiel. Además, afirmó que no conocía el antecedente penal de Montiel, que nunca había visto el arma empleada en el ataque y que no sabía de las 100 balas que encontraron en el monoambiente de San Martín donde vivían ambos.

“Estoy con lo puesto, se llevaron toda mi ropa, es injusto porque no tengo nada que ver, no tengo nada para ponerme”, se quejó, al referirse a los allanamientos en esa vivienda.