Niño de 18 meses murió de hambre. Su madre pasará el resto de su vida en la cárcel

·1  min de lectura

Una mujer de la Florida declarada culpable de asesinato en primer grado después de que su hijo de 18 meses de edad muriera por desnutrición severa y deshidratación, pasará el resto de vida en una cárcel.

El juez Bruce Kyle del Condado Lee condenó a Sheila O’Leary a cadena perpetua y 30 años de prisión por abuso infantil agravado, igual condena por homicidio involuntarios, a cinco años de cárcel por dos cargos de abuso infantil y negligencia.

O’Leary, de 38 años, tampoco podrá tener contactos con sus otros hijos, de acuerdo con la sentencia emitida el lunes en un tribunal de Fort Myers, en la costa suroeste de la Florida, informó el medio News-Press.

La mujer fue hallada culpable por un jurado a finales de junio la muerte de su hizo Ezra O’Leary que ocurrió en 2009 en Cape Coral.

Su hijo murió de desnutrición y deshidratación, pesaba solo 17 libras, siete libras por debajo del promedio. Falleció mientras dormía, de acuerdo con la policía.

Según los informes, la pareja le dijo a la policía que eran veganos y solo comían frutas y verduras crudas, y también le dieron leche materna a su hijo.

Las autoridades dijeron que sus otros tres hijos estaban desnutridos y con bajo peso.

Ryan O’Leary, esposo de la mujer, acusado en el caso, enfrenta los mismos cargos.

Los detectives dijeron cuando investigaron el caso que O’Leary les dijo que su hijo no había comido durante una semana antes de morir, de acuerdo con Local 10 News.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Lady DEA: furia y prepotencia porque no le quieren dar cambio