Morena consuma paso de la Guardia Nacional a Sedena; oposición anuncia impugnación

·8  min de lectura
Guardia Nacional
Guardia Nacional

Tras más de 12 horas de discusión y de decenas de quejas y reclamos, el partido Morena y sus aliados en la Cámara de Senadores lograron consumar el paso de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), iniciativa de reforma propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador que quedó lista para ser publicada y entrará en vigor sin que se la haya movido ni una sola coma.

Con 71 votos a favor, 51 en contra y una abstención, la Cámara de Senadores aprobó en lo general la madrugada de este viernes el dictamen sobre la Guardia Nacional. El único disidente fue el líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, quién tuvo la única abstención. Tanto el grupo oficialista como el opositor votaron en bloque a favor y en contra del dictamen, respectivamente.

Durante la votación llamaron la atención que dos de los cinco votos ausentes hayan sido de los morenistas Cristóbal Arias Covarrubias e Ifigenia Martínez, personaje cercana al presidente López Obrador. Las otras ausencias fueron del priista Carlos Aceves del Olmo, la petista Martha Celia Márquez y la emecista Gloria Elizabeth Núñez.

Ante esta situación el bloque opositor adelantó que promoverá una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación dentro de los próximos 30 días para que sea el Máximo Tribunal del país quien decida si las modificaciones a las cuatro leyes fueron planteadas respetando la Constitución y siguiendo todos los procedimientos legislativos.

En tanto, la iniciativa presidencial logró librar el último obstáculo que tenía para aprobar los cambios a la Ley de la Administración Pública Federal, la Ley de la Guardia Nacional, la Ley del Ejército y Fuerza Aérea y la Ley de Ascensos del Ejército y Fuerza Aérea, luego de que el pasado 3 de septiembre la Cámara de Diputados aprobara en ‘fast track’ esta misma reforma.

Si bien en la Cámara de Senadores no se le dio un trámite en ‘fast track’, pues en los hechos la minuta de dictamen pasó por las Comisiones de Justicia y de Estudios Legislativos, Segunda, y por tres propuestas de moción suspensiva promovidas por el PAN, Movimiento Ciudadano y el Grupo Plural ante el Pleno, la reforma pasó sin problema y será remitida de vuelta al Ejecutivo Federal para que la promulgue.

Doce horas de discusión: sin cambios en el proyecto

Previo a la discusión de la reforma a la Guardia Nacional, un fuerte operativo de seguridad fue implementado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México para proteger el recinto legislativo de Insurgentes y Reforma. Los uniformados esperaban una protesta convocada a las 8 de la mañana para clausurar el lugar; sin embargo, esta nunca se desarrolló.

La discusión del dictamen comenzó oficialmente a las 13:15 horas de la tarde, documento que fue expuesto con seis votos particulares de los legisladores de oposición Miguel Ángel Mancera, Claudia Ruiz Massieu, Manuel Añorve y Germán Martínez, quienes habían votado en contra del proyecto desde comisiones.

Al presentar el dictamen, la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Comisión de Justicia, aprovechó la oportunidad para asegurar que la eventual aprobación de la reforma “no es un cheque en blanco para la Guardia Nacional y sus mandos estratégicos”, sino que se busca brindar una “fórmula equilibrada” de la participación del Ejército en las tareas de seguridad.

“Daremos un puntual seguimiento a su desempeño, significando que tienen que capacitarse en materia de prevención del delito, actividades policiales de proximidad y de primer respondiente. La Guardia Nacional no solo debe de dar rondines, sino que debe de cumplir con sus obligaciones constitucionales de prevenir, de investigar y de perseguir el delito”.

Mientras la senadora Sánchez Cordero presentaba la minuta de reforma, las senadoras Lilly Téllez, Kenia López Rabadán y Xóchitl Gálvez, del PAN, levantaron unos carteles con declaraciones del presidente López Obrador, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, el subsecretario Alejandro Encinas, entre otros funcionarios que en el pasado se pronunciaron en contra de la militarización de la seguridad pública del país.

Dentro de la exposición de los votos particulares, la senadora Ruiz Massieu fue una de las más contundentes en sus críticas al considerar que en todo el proceso existió una falta de calidad en el procedimiento, violaciones a la Constitución y una agresión en contra de la construcción del Estado.

“La militarización no es la respuesta. Lo digo claramente, aprobar este dictamen es un error y sé que la mayoría de ustedes lo sabe. Aprobar esta reforma es una voluntad inequívoca de cancelar la posibilidad de contar con un cuerpo de seguridad civil, de alcance nacional, que sea fuerte y confiable”.

Olga Sánchez Cordero aseguró que la eventual aprobación de la reforma “no es un cheque en blanco para la Guardia Nacional y sus mandos estratégicos. (Photo by Artur Widak/NurPhoto via Getty Images).
Olga Sánchez Cordero aseguró que la eventual aprobación de la reforma “no es un cheque en blanco para la Guardia Nacional y sus mandos estratégicos. (Photo by Artur Widak/NurPhoto via Getty Images).

Oposición acudirá a la SCJN para frenar reforma

Durante los tres días de debate en el Congreso de la Unión en torno a la esta reforma, diversos legisladores adelantaron que acudirán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para buscar que la Guardia Nacional se mantenga bajo el control administrativo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Entre los senadores que se pronunciaron al respecto estuvo el senador Emilio Álvarez Icaza, del Grupo Plural, que aseguró que el bloque de contención promoverá la acción de inconstitucionalidad dentro de los próximos 30 días después de promulgada la reforma, que es el plazo legal para impugnar las cuatro modificaciones que se hicieron a las distintas leyes.

“No tengo duda de que se van a juntar los votos requeridos, al menos la tercera parte del Senado. Hemos acudido a la Suprema Corte en más de 30 ocasiones y en la gran mayoría hemos ganado, porque creen que por tener los votos pueden violar la Constitución”, dijo en entrevista con este medio.

Hasta el año pasado la Suprema Corte de Justicia de la Nación acumulaba sin resolver 10 acciones, amparos y controversias constitucionales promovidas en contra de leyes y acciones que el Gobierno ha publicado para ampliar el uso del Ejército en tareas de seguridad pública.

“Yo solo espero que la Suprema Corte resuelva ya los más de 10 asuntos pendientes que tiene en esta materia. Este será el número 11. Si hubieran resuelto antes en la Suprema Corte probablemente se hubiera detenido esta vorágine militarista”, dijo el senador, quien pronosticó que de igual forma la Cámara de Diputados y gobiernos municipales y estatales pueden impugnar esta reforma.

Mientras, en el debate de la reforma en lo general que se desarrollaba en el Pleno, el senador Germán Martínez arremetió contra la Corte, a la que reprochó que “no ha resuelto tres controversias constitucionales que delimitan el poder civil del poder militar”.

“Hay una controversia de la Cámara de Diputados y el señor Zaldívar la tiene en el cajón, hay una de Michoacán y el señor Zaldívar la tiene en el cajón, hay una de Colima y el señor Zaldívar que defiende más al presidente que a la Constitución la tiene en el cajón.

Durante la votación en lo general senadoras de Acción Nacional levantaron cárteles con la leyenda en letras mayúsculas “NOS VEMOS EN LA CORTE”.

PRI se fractura rumbo a votación de permanencia de Ejército en las calles

Durante la votación de la reforma a la Guardia Nacional se desarrollaba, los líderes del PRI en la Cámara de Diputados y de Senadores, Rubén Moreira y Miguel Ángel Osorio Chong, se reunieron para abordar la iniciativa de reforma presentada por la diputada Yolanda de la Torre en la que propone que la permanencia del Ejército en las calles se extienda hasta el año 2022.

Previo al encuentro entre ambos funcionarios en la sala de reuniones del Grupo Parlamentario del PRI, el senador Chong arremetió en contra de Alejandro Moreno, líder de su partido a nivel nacional.

“Desde hace varios meses se ha estado comentando que él no puede ya seguir en frente del partido y que en un acto de seriedad política debería de estar dejando la dirigencia, atender a los temas personales y dejar una nueva dirigencia que permita democratizar, descentralizar todas las decisiones que ahora están centralizadas y muchas otras cosas que hay que hacer en favor del partido”, dijo al reiterar que en caso de que aprueben la iniciativa en la Cámara de Diputados el grupo parlamentario del senado votará en contra.

Cuestionado por una reportera sobre sí el partido se encuentra ‘fracturado’ debido a las diferencias entre sus dirigentes, Chong se limitó a responder “No pues sí (está fracturado)”.

Antes de entrar a la reunión Rubén Moreira, en un encuentro con medios, aseguró que respalda totalmente al líder de su partido y justificó que la extensión del Ejército en las calles se hace con el único objetivo de cuidar a la gente.

“Es el líder de nuestro partido, él es el que dirige nuestras acciones. Y obviamente ha sido blanco de muchos ataques, pero él es nuestro dirigente y yo lo respaldo y los 32 Comités Estatales también. Oye, si no estamos subiendo el IVA, no estamos dejando pasar el Fobaproa, no estamos dando un gasolinazo, no, no, no. Estamos dándole una prórroga al Ejército de cuatro años para que cuide”.

  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La fuerte explosión de una vivienda provocó la muerte de 3 agentes ministeriales.