Moderna demanda a Pfizer-BioNTech por copiar tecnología de vacunas covid

·4  min de lectura

Moderna está demandando a Pfizer y su empresa asociada alemana BioNTech, alegando que usaron su tecnología de manera inapropiada en el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus.

“Creemos que Pfizer y BioNTech copiaron ilegalmente los inventos de Moderna y han seguido usándolos sin permiso”, dijo en un comunicado de prensa la directora legal de Moderna, Shannon Thyme Klinger.

Moderna dijo que presentaron la demanda ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. de Massachusetts, así como en Alemania.

La demanda podría conducir a una pelea judicial entre un gigante farmacéutico internacional, Pfizer, y una empresa emergente de biotecnología, Moderna, que nunca había vendido un producto antes de recibir la autorización de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para producir su vacuna contra el coronavirus, aproximadamente un año después de la propagación de covid-19 a fines de 2020, destacó The Washington Post.

Si bien las demandas por patentes son comunes en el campo de la biotecnología, tienden a tardar años en resolverse y, por lo general, llegan hasta los tribunales federales de apelación. La disputa podría durar entre tres y cinco años, informó The Post.

El viernes, Pfizer anunció que aún tenía que revisar la demanda y que no tenía una respuesta en ese momento.

BioNTech dijo el mes pasado en respuesta a una demanda de patentes de la empresa alemana CureVac que su “trabajo es original y lo defenderemos enérgicamente contra todas las acusaciones de infracción de patentes”.

Moderna dijo que no busca retirar la vacuna Pfizer-BioNTech del mercado porque se debe garantizar el "acceso continuo a estos medicamentos que salvan vidas".

En el comunicado de prensa, el director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, señaló: “presentamos estas demandas para proteger la innovadora plataforma de tecnología de ARNm en la que fuimos pioneros, invertimos miles de millones de dólares en su creación y patentamos durante la década anterior a la pandemia de covid-19”.

Ambas empresas ganaron decenas de miles de millones de dólares vendiendo vacunas durante la pandemia.

Desde su creación en 2010, Moderna ha estado desarrollando vacunas de ARN. BioNTech, otro desarrollador de ARN, se asoció con Pfizer al comienzo de la pandemia.

Las vacunas de los dos fabricantes funcionan de manera similar al enviar una hebra de ARN mensajero a las células de una persona, dando instrucciones para crear una proteína de punta que se puede encontrar en la superficie de las partículas de coronavirus. Esto hace que el sistema inmunológico responda y crea protección contra infecciones y enfermedades.

Moderna afirma que la vacuna fabricada por Pfizer-BioNTech “tiene exactamente las mismas modificaciones químicas de ARNm”.

Moderna afirma que las modificaciones fueron validadas en 2015.

Las modificaciones están diseñadas para prevenir una respuesta inmunitaria no deseada cuando el ARNm ingresa al sistema humano, señaló The Post.

El segundo invento que Moderna afirma que su rival copió indebidamente se desarrolló en respuesta al síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS).

Moderna dijo que era una forma de “codificar la proteína de pico de longitud completa en una formulación de nanopartículas lipídicas para un coronavirus”.

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) brindaron apoyo para el desarrollo de las vacunas, y sus científicos hicieron contribuciones vitales a la ciencia en la que se basan las vacunas.

El año pasado, Moderna dejó a los científicos de los NIH fuera de un borrador de solicitud de patente, lo que provocó un desacuerdo sobre la propiedad intelectual. Moderna ha dicho que está en conversaciones con el gobierno para encontrar una solución.

En su comunicado de prensa del viernes, Moderna informó que ninguna de las patentes en cuestión en su disputa con Pfizer-BioNTech se desarrolló en asociación con los NIH.

Moderna también indicó que no busca obtener indemnización financiera por las ventas de la vacuna Pfizer-BioNTech a naciones extranjeras en dificultades o en relación con cualquier situación que involucre al gobierno de EE.UU.

Las empresas Arbutus Biopharma y Genevant Sciences han demandado a Moderna por infracción de patente, alegando que utilizó su tecnología en la invención de su nanopartícula lipídica.

Tanto Moderna como Pfizer fueron demandados el mes pasado por Alnylam Pharmaceuticals, que afirma que utilizaron su tecnología de nanopartículas, de acuerdo con The Post.