Macri cuestionó las “ideas” del kirchnerismo y condicionó el diálogo que propone Cristina

·7  min de lectura
Mauricio Macri, en Pergamino
Mauricio Macri, en Pergamino

En su primera actividad pública tras el intento de atentado que sufrió Cristina Kirchner en la puerta de su domicilio en Recoleta, Mauricio Macri tomó distancia de la convocatoria al diálogo que impulsa la vicepresidenta, criticó el rumbo del Gobierno e hizo señalamientos hacia la interna de Juntos por el Cambio. “Tenemos que explicarle a la gente que ahora no es que está fracasando sólo el kirchnerismo, sino ideas que no funcionan”, subrayó Macri, quien retomó sus recorridas por el interior de la provincia de Buenos Aires.

A casi diez días de su regreso al país tras su viaje a Ruanda, el expresidente optó por visitar dos municipios gobernados por Juntos por el Cambio, Pergamino y Junín, donde mantuvo reuniones políticas y conversó con vecinos.

Durante un almuerzo con dirigentes de la cuarta sección electoral bonaerense en Junín, Macri evitó emplear un tono conciliador con el gobierno del Frente de Todos. Es más, aseguró que lo “más grave” es que las ideas que representa Cristina Kirchner “han destruido a la Argentina”. Según uno de los máximos exponentes de Juntos por el Cambio, el espacio que responde a la vicepresidenta no cree ni “en la cultura del trabajo ni en la meritocracia ni en el esfuerzo personal ni en ser parte del mundo ni en la transparencia”.

En ese marco, Macri consideró que, en lugar de centrarse en la discusión por las candidaturas, los referentes de la oposición deberían hacer hincapié en presentar sus ideas y su proyecto de país. “Lo importante son las ideas, que nos van a sobrevivir a todos nosotros”, sostuvo, en medio de la creciente tensión en Pro por la estrategia electoral de 2023.

Si bien fue uno de los primeros referentes de JxC que salió a condenar el ataque a la vicepresidenta, el fundador de Pro no visualiza que haya condiciones para que exista un diálogo entre el oficialismo y la oposición. Desconfía de las intenciones del kirchnerismo de acercar posiciones y reclama que el Gobierno ponga sobre la mesa un temario. También considera que el ámbito de debate debe ser el Congreso. Hoy, Oscar Parrilli dijo que no descarta que la exmandataria acceda a reunirse con Macri.

Ayer, en su primera aparición tras el intento de magnicidio, Cristina Kirchner se mostró dispuesta a explorar consensos con la oposición para abordar la crisis económica o enfrentar la inflación. “Hay que hablar con todos, como hizo Cristo”, dijo. En paralelo, volvió a vincular el ataque con la prensa y los “discursos del odio”.

Frente al accionar ambivalente del kirchnerismo, Macri no tiene intenciones de tender puentes con la vicepresidenta. De hecho, cuando caminaba por un barrio de Junín, un cronista de Noticias Junín le preguntó si estaría dispuesto a juntarse con Cristina Kirchner: “¿Con la Constitución sobre la mesa?”, le retrucó el expresidente.

Más temprano, Macri había visitado Pergamino, donde se reunió con el intendente local, Javier Martínez, y habló con vecinos durante una caminata por una zona comercial de esa localidad bonaerense. A lo largo de la conversación con Martínez, el expresidente evaluó con preocupación la situación económica y social de la provincia de Buenos Aires.

Luego de recorrer la peatonal de la ciudad, donde se sacó fotos y charló con vecinos, el co-fundador de Juntos por el Cambio se reunió con 50 referentes de la segunda sección electoral.

Durante su incursión por el interior de la provincia, Macri estuvo acompañado por el diputado nacional Hernán Lombardi, quien orbita cerca del exmandatario desde que Cambiemos perdió el poder nacional en 2019.

Horacio Rodríguez Larreta hizo una demostración de fuerza hacia la interna de Pro y reunió 150 dirigentes de todo el país

Tensiones en Pro

Macri, quien había mantenido reuniones políticas desde que volvió al país tras su paso por Ruanda, donde cumplió con sus tareas vinculadas a la Fundación FIFA, reapareció en el territorio bonaerense luego de los últimos cortocircuitos que generó en Pro la pulseada entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich por la candidatura presidencial del espacio y el armado en la provincia, escenario principal de la confrontación con el kirchnerismo.

De hecho, el jefe de gobierno porteño hizo ayer una nueva demostración de fuerza hacia la interna. Reunió en Palermo 150 dirigentes de Juntos por el Cambio en todo el país con el objetivo de consolidar su proyecto político y exhibir el nivel de adhesión a su posible postulación presidencial. El lunes había hecho una puesta en escena similar en la localidad de San Martín, donde juntó a referentes de la primera y tercera sección electoral que respaldan la candidatura a gobernador de Diego Santilli, el delfín de Larreta en el distrito más populoso.

Macri, en Pergamino
Macri, en Pergamino

Esa presentación provocó la reacción de Bullrich y Cristian Ritondo, uno de los dirigentes de Pro que aspiran a competir por la sucesión de Axel Kicillof en 2023, quienes decidieron unir fuerzas para contrarrestar la presión del larretismo. Ritondo apalanca la eventual candidatura presidencial de María Eugenia Vidal, pero no descarta un acuerdo con la exministra de Seguridad en caso de que la exgobernadora decline la chance de subirse al ring nacional. Bullrich, en tanto, impulsa en Buenos Aires a Javier Iguacel, intendente de Capitán Sarmiento, otro de los alfiles de Pro que desafían al tándem Larreta- Santilli. A su vez, Bullrich incorporó a sus filas a Joaquín de la Torre, quien trabajara en conjunto con Iguacel para construir una opción competitiva de los “halcones” en el distrito.

Mientras sus herederos se disputan el liderazgo del espacio opositor y miden fuerzas de cara a 2023, Macri evita mediar en el conflicto. Pide una competencia sana y sin golpes bajos, pero no está dispuesto a entrometerse en la pelea entre Bullrich y Larreta. Prefiere ponerse por encima de la interna, dicen sus laderos, mientras medita si tiene deseos o no de volver a competir por la presidencia. Hasta marzo o abril, aseguran cerca de Macri, no tomará una definición. Ayer aparecieron afiches en Lanús, terruño de Néstor Grindetti, con la imagen del exmandatario y del intendente local, bajo el slogan “cercanía y gestión”.

Por lo pronto, continúa con su raid de recorridas por distritos aliados y bastiones del PJ –como su visita a Ituzaingó- y prepara el lanzamiento de su nuevo libro, ¿Para qué?, que está previsto para mediados del mes próximo.

Bullrich y Cornejo, en San Juan

Mientras Macri visita Junín y Pergamino, Patricia Bullrich continúa con sus visitas al interior del país. Hoy, la titular de Pro estuvo en San Juan junto a Alfredo Cornejo (UCR), a quien imagina como un eventual socio para los comicios de 2023.

Bullrich y Cornejo se mostraron en San Juan para rechazar la decisión del gobernador peronista Sergio Uñac de impulsar un nuevo sistema electoral que habilita la ley de lemas.

Cornejo y Bullrich, durante la conferencia de prensa en San Juan
Cornejo y Bullrich, durante la conferencia de prensa en San Juan

“No permiten la libre democracia de las elecciones, pero el pueblo elige un camino y a los que tenemos vocación de liderarlo. No hay aparato ni cambio de reglas ni poder político que lo frene ”, dijo la exministra de Seguridad. Bullrich consideró que el Gobierno de San Juan “ha violado todas las reglas que hacen a la convivencia política y a la competencia electoral limpia y transparente”.

“Las leyes electorales son a la democracia lo que un referí es a un partido de fútbol. Si el referí es elegido por un equipo, él va a tirar para ese equipo, y justamente las leyes electorales tienen que ser imparciales y todos los sectores tienen que ser parte de esa decisión”, añadió.

Larreta y Santilli, en Luján

Por su parte, Larreta volvió a pisar el territorio bonaerense : fue a Luján para acompañar a Santilli en una recorrida. “Es tiempo de escuchar, no de hablar sobre candidaturas”, sostuvo el jefe porteño. En esa línea, Santilli remarcó: “Hay dos preocupaciones en los argentinos y los bonaerenses: la inflación y la falta de trabajo. El otro gran problema es la inseguridad, que se sufre mucho más en los 25 municipios más cercanos al conurbano que en el interior”.

Los referentes de Pro criticaron al Gobierno por haber “partidizado” el intento de atentado contra Cristina Kirchner y la misa por la paz que organizó el sábado pasado el intendente de Luján, Leonardo Boto, a la que asistieron el presidente Alberto Fernández y la plana mayor del Gobierno. “Es una lástima que se haya usado una misa en la Catedral para hacer un acto político”, dijo Larreta.