México bajo la mirada de "Cobra Kai"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- La cuarta temporada de "Cobra Kai" terminó con Miguel, personaje interpretado por Xolo Maridueña, subirse a un camión y viajar a México para buscar a su papá el cual siempre había sido mencionado por su madre, pero jamás visto.

En la nueva entrega, que se estrenó ayer 9 de septiembre, los creadores de la serie le dieron el papel paterno a Luis Roberto Guzmán (Ladies’ night y ¿Quién mató a Sara?) y apostaron por mostrar a su país vecino con imágenes estereotipadas.

"Yo nunca he esperado mucho de Cobra Kai y no me la tomo para nada en serio. Solo la veo y apago mi cerebro. Pero su caricatura de México me molestó mucho", escribió en twitter el usuario @Nande_chan.

Otros señalan lo inverosímil del personaje de Miguel preguntando en todos lados por el nombre de su padre y se critica el color sepia, que da impresión terregoza y de pobreza, como dominante en un episodio.

"Qué mal ponen a México en #CobraKai. Nuestro país tiene tantas cosas bellas y se van a lo peor", apuntó @areaph7.

Aquí presentamos algunas cosas que se ven en los primeros dos episodios acerca de México:

"Bienvenido a México", le dice a Miguel un hombre rubio, acompañado de un negro y otros dos hombres, tras obligarlo a darle dinero a cambio de darle información de una dirección y como "rescate" de la mochila que uno de sus compañeros le quito. La escena ocurre cerca de la playa y, según la historia, estos hombres son surfistas.

Johnny y su hijo, que han ido en busca de Miguel, disfrutan de botanas que acaban de comprar en una tienda mexicana. Los chicharrones son como una novedad para ellos y los nombres de otros dulces llevan palabras que se usan en México.

Una competencia de comer chiles es una de las actividades en que los protagonistas deben participar, para obtener dinero tras un accidente vial. Según la serie, hay concursos en que quien tome primero agua para calmar el picor, pierde.

No importa la época del año, siempre hay las típicas piñatas de estrella o con conos en cualquier jardín mexicano. También hay carritos de nieve y elotes, puestos de globos y otras cosas ocasionando tumultos como en el metro de la Ciudad de México.

Basta con que alguien porte una playera con las siglas FBI, para que los mexicanos crean que quien las trae son integrantes de esa corporación estadounidense. Los empleados del personaje de Guzmán nunca leen la parte trasera de la playera, donde se lee es una broma, y ponen en alerta a su jefe, quien asustado les dice que el FBI no cuenta con jurisdicción en México, pero aún así, les pide detenerlos.

Los gruyeros no pueden faltar y cuando Johnny se estaciona en una calle prohibida, basta con que entre unos segundos a una tienda para que a su salida, ya esté alguien listo para remolcarlo.

El papá de Miguel es un abusivo con negocios turbios, a quien sólo le interesa el dinero y usa a las mujeres para su satisfacción, pues asegura que todas sólo quieren su dinero.