Anuncios

Nuevos mánagers en MLB se acoplan a sus trabajos al iniciar la campaña

WEST PALM BEACH, Florida, EE.UU. (AP) — Joe Espada ha trabajado bajo las órdenes de un prestigioso grupo de mánagers. Fue ayudante de Joe Girardi, A.J. Hinch y Dusty Baker, tres pilotos que se coronaron campeones de la Serie Mundial, previo a convertirse en manager por primera vez, al ser contratado por los Astros de Houston tras el retiro de Baker.

Espada se bautizará en el puesto este jueves, cuando los Astros inicien la campaña contra los Yanquis de Nuevaa York, y uno de sus ex jefes tiene un consejo al puertorriqueño de 48 años.

“Nada más necesita seguir siendo él mismo, no copiar a los otros mánagers con los que ha trabajado”, dijo Hinch. “Tendrá que encontrar su propio estilo y propio rumbo. Sus instintos son fenomenales. Tiene una ética de trabajo fenomenal. Su manejo con los jugadores es fenomenal. Lo único que le pido es que sea él mismo y tome las decisiones que desea tomar”.

Espada y el venezolano Carlos Mendoza (Mets) son dos de los ocho mánagers que asumen las riendas en nuevos equipos esta temporada. Espada, Mendoza y Stephen Vogt (Cleveland) son los tres únicos sin experiencia previa alguna como dirigentes a tiempo completo.

Para Espada, acoplarse a su nuevo trabajo se hace fácil por el hecho que fue el coach de banco de los Astros desde 2018.

“Lo bueno es que hice la transición con un equipo que ya conocía”, indicó. “Los nexos son importantes. Cuando llegas a una organización en la que no conoces a mucha gente, toma tiempo generar esa confianza y conexión con la gente. Pero tener eso aquí ha hecho que la transición sea más fácil”.

Espada es el único capataz esta temporada que asume las funciones con el equipo del que era parte.

Mendoza, quien reemplaza a Buck Showalter, fungió como coach de banca de los Yanquis desde la campaña de 2020 hasta que contratado por los Mets. Vogt, de 39 años, recién puso fin a una década como pelotero de las mayores en 2022, seguida por una campaña como el coach de bullpen y de control de calidad en Seattle antes de ser llamado para sustituir a Terry Francona.

Pat Murphy (Milwaukee) es uno de tres mánagers, junto a Ron Washington (Angelinos) y Mike Shildt (San Diego), que fueron contratados con experiencia a cuestas. Pero Murphy es el que menos rodaje tiene de los tres luego de ser el piloto interino de los Padres por algo más de media campaña en 2015 tras el despido de Bud Black.

Al igual que Espada, Murphy se mantuvo en el equipo cuando asumió como mánager tras haber trabajado como el coach de banca de Craig Counsell en Milwaukee desde 2016.

Murphy, quien fue contratado luego que Counsell firmó para dirigir a los Cachorros, comentó que la experiencia adquirida en esa tarea le ha preparado para su nuevo papel. Añadió que ha hablado con Baker, Joe Torre y Joe Maddon para recibir consejos.

“Nada se presenta como algo supercomplicado”, dijo. “Aprendí mucho en el sitio donde estuve durante los últimos ocho años en cuanto a ‘quizás se tiene que hacer así’ o ‘esto tiene sentido’”.

A los 65 años, Murphy está entre los mánagers de más edad en el béisbol. Dice que obtener su primer trabajo a tiempo completo como piloto le permite valorarlo más.

“Tu ego es puesto a prueba todo el tiempo”, afirmó. “Si dejas que el ego mande, acabarás decepcionado en todo momento. Cuando eres joven y quieres hacerte probar, que te conozcan o que la gente vea que eres fantástico, eso resulta ser una estupidez. Pero es lo que hacemos”.

Washington regresa al mando por primera vez desde que renunció a la conducción de los Rangers de Texas en el tramo final de la campaña de 2014, y tras llevarles a dos Series Mundiales en ocho campañas.

Con 71 años, Washington será el mánager más longevo en las mayores tras el retiro de Baker con 74. Después de desvincularse de los Rangers, Washington fue asistente con los Atléticos y Bravos.

Shildt vuelve tras llevar a los Cardenales de San Luis a una marca de 252-199 entre 2018-21. Shildt, el mánager del año de la Liga Nacional en 2019, fungió como asistente de Bob Melvin antes que éste se fuera dirigir a los Gigantes.

Counsell y Melvin están en una situación diferente a los otros seis pilotos, dando el salto de un empleo a otro.

Counsell se marchó a Chicago tras acumular una marca de 707-625 en nueve campañas con los Cerveceros.

Melvin se sumó a los Gigantes tras una carrera de 20 años como dirigente de los Marineros, Diamondbacks, Atléticos y Padres.

Espada reconoce que se decepcionó cuando fue descartado para varias vacantes en años recientes hasta que finalmente fue nombrado como mánager este año.

Ahora que tiene el trabajo que tanto soñó, cree que todo ha salido como debía ser. Y no afloja nada ahora es que está a cargo.

“El crecimiento personal es importante", sostuvo. “Todos los días intento mejorar y asegurarme de estar rodeado de gente que me apoya y cuento con peloteros que buscan lo mejor por el equipo. Así que siempre busco recibir consejo para ser el mejor en mi trabajo”.