Anuncios

Luis García y el error histórico que cometió al dejar Europa para jugar en el América

Luis García en el partido entre México e Irlanda del Mundial de Estados Unidos 1994. (Billy Stickland/ALLSPORT)
Luis García en el partido entre México e Irlanda del Mundial de Estados Unidos 1994. (Billy Stickland/ALLSPORT)

Luis García dejó una postal noventera imposible de olvidar a casi treinta años de distancia. Aquel momento en el que, extasiado, profiere mil insultos al aire mientras festeja su primer gol contra Irlanda en la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994. Fue una oda a su mayor atributo: el remate. García Postigo, hoy analista de televisión conocido como El Doctor, fue el héroe nacional por un día con un doblete mundialista. Esa aventura no terminó felizmente, porque Bulgaria echó al Tri en Octavos de Final y García se fue expulsado del partido.

Pero algo quedó claro: era un delantero que pertenecía a la élite del futbol en ese momento. Y su paso por el Atlético de Madrid era prueba de ello. En su primer año en Europa, 1992-1993, García anotó 20 goles en todas las competencias. El récord fue suyo durante 18 años hasta que Javier Hernández, con el Manchester United, empató la cifra en 2011. Y Santiago Giménez, en su primer año con el Feyenoord, lo rompió con sus 23 tantos en la 2022-2023.

Sin embargo, a pesar de haber tenido un buen arranque, un conflicto con Miguel Ángel Gil, hijo del entonces presidente Jesús Gil y Gil, lo llevó a salir de Los Colchoneros. "Empecé a chocar con él. Yo digo: 'me voy de aquí'. Él quería tomar decisiones drásticas con los jugadores. Algunos se dejaban, otros no. Teníamos disputas", contó García en el podcast Creativo. Su destino fue la Real Sociedad, un club de media tabla para abajo en el que se le empezó a complicar el camino. Fue entonces cuando Luis García cometió un error que marcó su carrera para siempre: volver a México para jugar en el América —no porque su paso haya sido malo, sino porque ya no regresó a Europa—.

Miguel Mejía Barón, director técnico de la Selección Mexicana en ese momento, le expresó a García que debía tener actividad constante porque en 1995 el Tri jugaría la Copa América. La intención original del delantero era quedarse un año en México y volver a Europa. "Fue un error grosero, burdo y tonto. Pude tener actividad sin jugar tantos partidos. Me hubiera quedado en la Real Sociedad. No todo es color de rosa. Hay altas y bajas hasta el día que te mueres", expresó en el mismo podcast.

García ya nunca pudo volver al futbol de élite, aunque su rendimiento en la liga mexicana fue suficiente para seguir siendo considerado en el Tri. Después del América, pasó al Atlante, club con el que firmó su tercer y último campeonato de goleo en el Invierno 97 —los otros dos fueron con Pumas, antes de irse a España en 1992—. Luego lo firmó Chivas, adonde jugó su última final como profesional, perdida ante Necaxa en el Invierno 98. Fue convocado al Mundial de Francia, aunque no vio minutos en aquella justa.

Posteriormente, García pasó a Morelia, club en el que apenas estuvo por seis meses, prestado por Chivas. Tuvo un último semestre en Puebla antes de poner fin a su carrera como futbolista con apenas 30 años de edad en el 2000. Fue un retiro prematuro, pero ese factor le permitió comenzar rápidamente una carrera en la televisión deportiva. Apenas anunció su retiro, se integró a las filas de TV Azteca. Tuvo un breve receso en 2004, cuando fue director deportivo del Morelia (de la misma empresa), pero rápidamente volvió a su faceta de comentarista, por la que es reconocido en la actualidad. Nadie sabe qué hubiera pasado si García se quedaba en España. Su carrera, de cualquier modo, no tuvo desperdicio en ningún sentido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Un remedio casero para curar ampollas de los pies, según las bailarinas de ballet