Letonia derriba monumento de la era soviética

·1  min de lectura
LETONIA-MONUMENTO SOVIÉTICO (AP)
LETONIA-MONUMENTO SOVIÉTICO (AP)

Un obelisco de concreto coronado con estrellas soviéticas que era el centro de un monumento en honor a la victoria del Ejército Rojo sobre la Alemania nazi fue derribado el jueves en la capital de Letonia, el último de una serie de monumentos soviéticos demolidos tras la invasión de Rusia a Ucrania.

Trabajadores llevaron maquinaria pesada al pie del obelisco de casi 80 metros (260 pies) antes de su derribo. La columna, que se había alzado en el centro de Riga, cayó a un estanque contiguo, causando un gran salpicón en el Parque de la Victoria.

Una televisora letona transmitió el evento en vivo mientras espectadores, algunos con banderas letonas, aplaudieron y vitorearon.

El obelisco, formado por cinco agujas con tres estrellas soviéticas al tope, estaba entre dos grupos de estatuas: tres soldados del Ejército Rojo de un lado y en el otro una mujer que representaba la Madre Patria con los brazos alzados.

El monumento fue construido en 1985 cuando Letonia era aún parte de la Unión Soviética. Ha sido centro de controversia desde que el país ganó su independencia en 1991 y eventualmente se integró a la OTAN y la Unión Europea.

En Twitter, el ministro de relaciones exteriores de Letonia dijo que, al derribar el monumento, el país “cierra otra página dolorosa de la historia y mira hacia un futuro mejor”.

Letonia comparte una frontera de 214 kilómetros (133 millas) con Rusia y tiene una considerable población de etnia rusa. El parlamento letón aprobó la demolición del monumento en el Parque de la Victoria en mayo y el Concejo Municipal de Riga siguió pauta. Los trabajos para sacar el monumento comenzaron tres días antes con el retiro de las estatuas.