Anuncios

Líder filipino advierte que tomará medidas en respuesta a agresión de China en el mar

En esta imagen, tomada de un video distribuido por las Fuerzas Armadas de Filipinas, un barco de la Guardia Costera de China bloquea el paso al buque de reabastecimiento fiIipino Unaizah May 4 en las inmediaciones de un disputado atolón, en el Mar de la China Meridional, el 23 de marzo de 2024. (Fuerzas Armadas de Filipinas vía AP)

MANILA, Filipinas (AP) — El presidente de Filipinas advirtió el jueves que su gobierno tomará medidas contra lo que calificó como peligrosos ataques de la Guardia Costera de China y de barcos de presuntas milicias en el disputado Mar de China Meridional, y dijo que “los filipinos no ceden”.

Ferdinand Marcos Jr. no ofreció más detalles acerca de las medidas que se tomarán en las próximas semanas, pero apuntó que serán “proporcionadas, deliberadas y razonables ante los ataques abiertos, incesantes e ilegales, coercitivos, agresivos y peligrosos de la Guardia Costera y de la milicia marítima china".

“No buscamos conflicto con ninguna nación", escribió Marcos en X, antes Twitter, pero añadió que los filipinos no se “dejarán acorbardar”.

La advertencia del mandatario es el más reciente episodio en el enfrentamiento entre Beijing y Manila por las disputadas aguas, que ha causado choques menores entre los guardacostas y otras embarcaciones de los países reclamantes, iniciando una guerra dialéctica y tensando las relaciones.

China y Filipinas, además de Vietnam, Malasia, Taiwán y Brunei, tienen reivindicaciones que se superponen sobre la concurrida vía marítima, rica en recursos, por la que transita la mayor parte del comercio y el petróleo del mundo.

Funcionarios chinos en Manila o Beijing no respondieron de inmediato a la advertencia pública de Marcos, que coincidió con la Semana Santa, uno de los periodos más sagrados en el país de mayoría católica.

El Ministerio de Defensa de China acusó a Filipinas de intensificar las disputas en el Mar de China Meridional al emprender medidas provocativas y difundir “información errónea para engañar a la comunidad internacional”.

“Se está desviando aún más por un camino peligroso”, dijo el acoronel mayor Wu Qian, el principal portavoz del Ministerio de Defensa, en un comunicado emitido el jueves por la embajada de China en Manila.

Tanto China como Filipinas dijeron que estaban actuando para proteger su soberanía. Wu indicó que China seguía “comprometida a gestionar adecuadamente las diferencias marítimas”, mientras que Marcos dijo que ha estado en contacto con aliados internacionales que han ofrecido a ayudar a Filipinas.

Marcos dijo que la declaración se producía después de una reunión con altos funcionarios de defensa y seguridad nacional del país, que le presentaron sus recomendaciones. Estas incluyen el uso de embarcaciones militares más rápidas en lugar de barcos civiles fletados cuando la marina filipina lleva nuevo personal y suministros al disputado banco de arena Second Thomas Shoal, dijeron dos funcionarios de seguridad filipinos.

El banco de arena, lugar de frecuentes hostilidades desde el año pasado, está ocupado por un pequeño contingente naval filipino pero rodeado por la guardia costera china y otros buques en un enfrentamiento territorial que lleva décadas.

No está claro si Marcos aprobó las recomendaciones. Los dos funcionarios filipinos hablaron por separado con The Associated Press bajo condición de anonimato de acuerdo con las normas.

En las hostilidades del sábado, los guardacostas chinos usaron cañones de agua y lesionaron a tripulantes filipinos y causaron importantes daños a un barco de reabastecimiento de madera cerca del banco de arena Second Thomas Shoal.