Anuncios

Junta militar de Níger afirma que presencia militar de EEUU ya no está justificada

NIAMEY, Níger (AP) — La presencia militar de Estados Unidos en Níger ya no está justificada, afirmó la junta militar del país africano por televisión estatal tras sostener conversaciones de alto nivel esta semana con diplomáticos y militares estadounidenses.

Níger desempeña una función central en las operaciones militares de Estados Unidos en la región africana de Sahel y alberga una importante base aérea. A Estados Unidos le preocupa la propagación de la violencia yihadista en la región, donde grupos locales han jurado lealtad a los grupos extremistas Al Qaeda y Estado Islámico.

Al leer la declaración, el vocero de la junta, el coronel mayor Amadou Abdramane, estuvo a punto de decir que las fuerzas estadounidenses deberían irse. Indicó que Níger suspendía la cooperación militar con Washington y añadió que los vuelos que Estados Unidos realizó en semanas recientes sobre el territorio del país fueron ilegales.

En los últimos años, el ejército estadounidense comenzó a operar una importante base aérea en la ciudad nigerina de Agadez, a unos 920 kilómetros (550 millas) de la capital Niamey, utilizándola para realizar vuelos de vigilancia tripulados y no tripulados, así como otras operaciones.

Estados Unidos también ha invertido años y cientos de millones de dólares en entrenar al ejército nigerino. Algunas de esas fuerzas participaron en el derrocamiento de Mohammed Bazoum, el presidente de Níger elegido democráticamente.

En octubre, Washington designó oficialmente a la toma del poder por los militares como un golpe de Estado, que provocó la promulgación de leyes en Estados Unidos que restringen el apoyo militar y la ayuda que se puede proporcionar a Níger. Pero en diciembre, Molly Phee, la principal enviada de Estados Unidos para África, subrayó que Estados Unidos estaba dispuesto a restaurar los lazos de ayuda y seguridad si Níger cumplía con ciertas condiciones.

El vocero de la junta militar de Níger indicó que el tono de Estados Unidos era condescendiente y amenazaba la soberanía de Níger. Desde el golpe de Estado, ocurrido en julio, el país dio por terminada su sociedad de seguridad con la Unión Europea, y Francia retiró a sus tropas del país.

Phee y el general de la Armada Michael Langley, director del comando africano del ejército estadounidense, estuvieron en Niamey esta semana para reunirse con funcionarios gubernamentales nigerinos de alto nivel. Phee no respondió a una solicitud por correo electrónico solicitando sus comentarios.

En diciembre, el ejército estadounidense tenía alrededor de 650 elementos trabajando en Níger, según un informe de la Casa Blanca presentado ante el Congreso.

___

La periodista de The Associated Press Jessica Donati en Dakar, Senegal, contribuyó a este despacho.