Jesús Hernández Alcocer, presunto asesino de Yrma Lydya, había sacado antes su arma en el Suntory

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 26 (EL UNIVERSAL).- Luego que el abogado Jesús Hernández Alcocer disparó y mató a su esposa y cantante Yrma Lydya en el restaurante Suntory de la colonia Del Valle en Ciudad de México, salió a la luz una denuncia donde señalan que no es la primera vez que el abogado usa un arma en dicho restaurante.

A través de redes sociales una abogada acusó el actuar de Jesús Hernández Alcocer.

"Hace algunos años, mi contraparte contrató al "abogado" Jesús Hernández Alcocer, el asesino de Yrma Lydya", señaló la litigante.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Explicó que en aquel entonces eran 4 abogados los que trabajaban en un caso, dos mujeres y dos hombres, pero Hernández Alcocer sólo buscó a los hombres para "platicar".

Agregó que Alcocer los citó en el Suntory donde ocurrió la desgracia de hace unos días: "llegó vestido de negro de pies a cabeza y con tirantes y corbata de color morado chillante, al llegar lo primero que hizo fue poner su arma sobre la mesa, para después amenazar hasta el cansancio".

A raíz de ese encuentro ambos abogados cometieron errores imperdonables en nuestra defensa.

"Desconozco si fue el miedo o si los compraron. Hoy soy la única que sigue apoyando a la cliente, quien está con más miedo que nunca, al saber el tipo de personaje que su exesposo y su familia contrató para amedrentarla y obligarla a entregar a sus 4 hijos", abundó en redes.

"Nos hemos cansado de decirle a jueces y magistrados de lo que son capaces y ellos simplemente no escuchan, ojalá lo ocurrido les abra los ojos para que empiecen a actuar con justicia y eviten otra tragedia", escribió en redes sociales.

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.