Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Israel sabía del plan de ataque de Hamás desde hace más de un año

Funcionarios desestimaron el plan porque lo consideraron demasiado difícil para que los terroristas lo llevara a cabo

Evgenia Simanovich corre hacia el refugio de hormigón armado de la casa familiar, momentos después de que sonaran las sirenas de alerta de misiles en Ascalón, Israel, el sábado 7 de octubre de 2023. (Tamir Kalifa/The New York Times)
Evgenia Simanovich corre hacia el refugio de hormigón armado de la casa familiar, momentos después de que sonaran las sirenas de alerta de misiles en Ascalón, Israel, el sábado 7 de octubre de 2023. (Tamir Kalifa/The New York Times)

TEL AVIV, Israel — Unos funcionarios israelíes obtuvieron el plan de batalla de Hamás para el ataque terrorista del 7 de octubre más de un año antes de que ocurriera, según muestran documentos, correos electrónicos y entrevistas. Sin embargo, el Ejército y los funcionarios de inteligencia de Israel desestimaron el plan como aspiracional, ya que lo consideraron demasiado difícil para que Hamás lo llevara a cabo.

El documento de aproximadamente 40 páginas, al que las autoridades israelíes le asignaron el nombre código “Muro de Jericó”, detallaba, punto por punto, con exactitud el tipo de invasión devastadora que condujo a las muertes de alrededor de 1200 personas.

El documento traducido, que The New York Times revisó, no fijaba una fecha para el ataque, pero describía un asalto metódico diseñado para abrumar las fortificaciones alrededor de la Franja de Gaza, tomar ciudades israelíes y atacar bases militares clave, incluyendo un cuartel de división.

Hamás ejecutó el plan con una precisión escalofriante. El documento pedía una lluvia de misiles en el inicio del ataque, que drones destruyeran las cámaras de vigilancia, así como que hubiera metralletas automatizadas a lo largo de la frontera y hombres armados listos para incursionar en Israel de manera masiva en parapentes, motocicletas y a pie (todo lo cual ocurrió el 7 de octubre).

El plan también incluía detalles sobre la ubicación y el número de efectivos de las fuerzas militares israelíes, centros de comunicación y otra información importante, lo que plantea preguntas sobre cómo Hamás recopiló dicha inteligencia y si hubo filtraciones al interior de las instituciones de seguridad israelíes.

El documento circuló mucho entre los líderes militares y de los servicios de inteligencia israelíes, pero expertos determinaron que un ataque a esa escala y con objetivos tan ambiciosos estaba más allá de la capacidad de Hamás, según documentos y funcionarios. No queda claro si el primer ministro Benjamin Netanyahu u otros líderes políticos de alto rango también vieron el documento.

El humo se eleva a la distancia en la ciudad de Gaza por encima de la valla de seguridad abierta en Kfar Aza, una aldea atacada por hombres armados de Hamás días antes, el 10 de octubre de 2023. (Sergey Ponomarev/The New York Times)
El humo se eleva a la distancia en la ciudad de Gaza por encima de la valla de seguridad abierta en Kfar Aza, una aldea atacada por hombres armados de Hamás días antes, el 10 de octubre de 2023. (Sergey Ponomarev/The New York Times)

Señales y diferentes opiniones dentro del ejército de Israel

El año pasado, poco después de que se obtuvo el documento, funcionarios de la división de Gaza del Ejército israelí, quienes son responsables de defender la frontera con Gaza, indicaron que las intenciones de Hamás no eran claras.

En una evaluación militar revisada por el Times, se leía: “Aún no es posible determinar si el plan ha sido aceptado por completo y cómo se manifestará”.

Después, en julio, tan solo tres meses antes de los ataques, una analista veterana de la Unidad 8200, la agencia de inteligencia de captación de señales, advirtió que Hamás había realizado un ejercicio de entrenamiento intenso de una jornada completa que parecía similar a lo que detallaba el plan.

No obstante, un coronel en la división de Gaza ignoró las preocupaciones de la analista, según correos electrónicos cifrados revisados por el Times.

La analista escribió en los intercambios por correo electrónico: “Rechazo rotundamente que el escenario sea imaginario”. Agregó que el ejercicio de entrenamiento de Hamás era idéntico al “contenido de Muro de Jericó”.

La analista reiteró: “Es un plan diseñado para iniciar una guerra. No es solo un ataque a una ciudad”.

Reconocimiento de un grave error

Funcionarios aceptan en privado que, si los militares hubieran tomado en serio estas advertencias y hubieran asignado refuerzos significativos al sur, donde Hamás atacó, Israel hubiera podido cortar los ataques o es posible que incluso hasta habría logrado evitarlos.

En cambio, el Ejército israelí no estaba preparado conforme los terroristas ingresaron desde la Franja de Gaza. Fue el día más letal en la historia de Israel.

Funcionarios de seguridad israelíes ya han reconocido que fallaron en proteger al país y se espera que el gobierno forme una comisión para analizar los acontecimientos previos a los ataques. El documento Muro de Jericó exhibe una serie de errores que culminaron en lo que los funcionarios ahora consideran como el peor fallo de la inteligencia israelí desde el ataque sorpresa que llevó a la guerra árabe-israelí de 1973.

Todos estos fracasos se sustentaban en una única y fatalmente imprecisa creencia de que Hamás carecía de la capacidad para atacar y de que no se atrevería a hacerlo. Los funcionarios indicaron que esa idea estaba tan arraigada en el gobierno israelí que ignoraron la creciente evidencia de lo contrario.

El Ejército israelí y la Agencia de Seguridad de Israel, que está a cargo del contraterrorismo en Gaza, declinaron hacer comentarios.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reúne con soldados mientras visita una base del ejército israelí en Tze'elim, Israel, el 7 de noviembre de 2023. Oficina de prensa del gobierno israelí/Haim Zach/Folleto vía REUTERS.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reúne con soldados mientras visita una base del ejército israelí en Tze'elim, Israel, el 7 de noviembre de 2023. Oficina de prensa del gobierno israelí/Haim Zach/Folleto vía REUTERS.

Los detalles del plan, tal y como ocurrió

Los funcionarios se niegan a revelar cómo obtuvieron el documento Muro de Jericó, pero se encontraba entre varias versiones de planes de ataque recolectadas a través de los años. Por ejemplo, en un memorando de 2016 del Ministerio de Defensa revisado por el Times se lee: “Hamás tiene la intención de mover el siguiente enfrentamiento en territorio de Israel”.

El memorando también manifiesta que lo más probable es que un ataque de este tipo implique la toma de rehenes y “ocupar una comunidad israelí (y tal vez incluso varias comunidades)”.

El documento Muro de Jericó, llamado así por las fortificaciones antiguas en la actual Cisjordania, era más explícito. Detallaba ataques con misiles para distraer a los militares israelíes y hacer que se resguardaran a toda prisa en búnkeres, así como el uso de drones para desactivar las medidas de seguridad complejas a lo largo de la valla fronteriza que separa Israel de Gaza.

Acto seguido, los combatientes de Hamás irrumpirían a través de 60 puntos en la valla y cruzarían a toda velocidad la frontera hacia Israel. El documento empieza con una cita del Corán: “Sorpréndelos a través del portón. Si lo haces, seguramente prevalecerás”.

La misma frase ha sido usada de manera extensa por Hamás en sus videos y declaraciones desde el 7 de octubre.

Uno de los objetivos más importantes trazados en el documento era tomar la base del Ejército israelí en Re’im, la cual es la sede de la división de Gaza responsable de proteger la región. Otras bases que están bajo el comando de la división también estaban enlistadas.

Hamás llevó a cabo ese objetivo el 7 de octubre, arrasó con Re’im e invadió partes de la base.

Algunos funcionarios afirman que la audacia del plan causó que fuera fácil de subestimar. Todos los ejércitos crean planes que nunca usan y los funcionarios israelíes determinaron que, incluso si Hamás invadiera, sería capaz de reunir una fuerza de algunas pocas decenas, no los cientos que atacaron al final.

Israel también malinterpretó las acciones de Hamás. El grupo había negociado permisos para que los palestinos pudieran trabajar en Israel, lo que los funcionarios israelíes tomaron como una señal de que Hamás no buscaba una guerra.

No obstante, Hamás había estado elaborando planes de ataque durante muchos años y los funcionarios israelíes se habían apoderado de versiones anteriores de estos. Lo que podría haber sido un golpe de inteligencia se convirtió en uno de los peores errores de cálculo en los 75 años de historia de Israel.

c.2023 The New York Times Company

También te puede interesar | EN VIDEO: Las secuelas de la guerra en los niños de Gaza