Anuncios

Israel amplía su ofensiva contra Hamas en Gaza pese a la creciente presión de Estados Unidos de volver a las negociaciones

Un tanque militar israelí avanza cerca de la frontera con la Franja de Gaza el 3 de diciembre de 2023, en medio de continuas batallas entre Israel y el grupo militante Hamas
Un tanque militar israelí avanza cerca de la frontera con la Franja de Gaza el 3 de diciembre de 2023, en medio de continuas batallas entre Israel y el grupo militante Hamas - Créditos: @MENAHEM KAHANA

FRANJA DE GAZA.- Decenas de tanques israelíes entraron el lunes en el sur de la Franja de Gaza, donde el ejército expandió su ofensiva terrestre contra Hamas a pesar de la presencia de cientos de miles de civiles y la creciente presión internacional para retomar las negociaciones.

Los incesantes bombardeos ha convertido buena parte del norte en un paraje desolado lleno de escombros, por lo que cientos de miles de personas han buscado cobijo en el sur. Sin embargo, esta zona pronto podría sufrir el mismo destino. Las fuerzas israelíes multiplicaron los ataques en el sur desde que se reanudaron los combates el 1 de diciembre tras siete días de tregua. El ejército afirmó que iba a extender sus operaciones “en el conjunto de la Franja de Gaza” y tanto Israel como la vecina Egipto se han negado a aceptar refugiados.

“El ejército opera en todas partes donde Hamas tiene bastiones”, declaró anoche su vocero, Daniel Hagari.

Los palestinos desplazados por los bombardeos israelíes se reúnen en un campamento en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el lunes 4 de diciembre de 2023.
Los palestinos desplazados por los bombardeos israelíes se reúnen en un campamento en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el lunes 4 de diciembre de 2023. - Créditos: @Fatima Shbair

Decenas de tanques, vehículos de transporte de tropas y topadoras israelíes entraron en el sur del pequeño territorio, a la altura de la ciudad de Khan Younis, indicaron este lunes a AFP varios testigos.

“Los tanques están ya en la carretera de Salaheddin”, que cruza la Franja de norte a sur, dijo Moaz Mohammed, de 34 años.

Por su parte, Israel aseguró que no está tratando de obligar a los civiles de Gaza a abandonar definitivamente sus casas, aunque reconoció que las condiciones son “duras”.

“Hemos pedido a los civiles que evacuen la zona de combates, y hemos designado una zona humanitaria dentro de la Franja de Gaza”, afirmó Jonathan Conricus, uno de los voceros del ejército israelí refiriéndose a una estrecha banda costera dentro del enclave, llamada Al Mawasi.

Tanto Israel como la vecina Egipto se han negado a aceptar refugiados.

Negociaciones

Israel, que ya enfrenta una creciente presión de su principal aliado, Estados Unidos, parecía apresurarse para asestar un golpe de muerte a Hamas –si es que eso es posible, dadas las arraigadas raíces del grupo en la sociedad palestina– antes de otro cese el fuego. Pero los costos de los combates, que según autoridades de salud han matado a cientos de civiles desde que terminó la tregua el viernes, incrementaban la presión para que volviera a la mesa de negociaciones para lograr otra tregua y liberación de rehenes.

El vocero del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, John Kirby, comentó al programa Meet the Press de la NBC que Estados Unidos estaba trabajando “muy duro” para que se reanuden las negociaciones.

Por su lado, la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris comentó al presidente de Egipto que Estados Unidos no permitirá “bajo ninguna circunstancia” la reubicación forzada de palestinos procedentes de Gaza o de Cisjordania, un asedio en curso de Gaza o un nuevo trazado de sus fronteras.

Mientras Harris volaba de regreso a Washington desde Dubái luego de su participación en la conferencia de la ONU sobre el clima, habló por teléfono con el presidente israelí Isaac Herzog. Hablaron de la situación en Cisjordania, y Harris reiteró la preocupación de Estados Unidos por las medidas que se están tomando y que podrían agravar las tensiones, incluida la violencia de los colonos extremistas, según un resumen facilitado por la oficina de Harris.

Harris también habló por teléfono durante el vuelo con Mahmoud Abbas, dirigente de la Autoridad Palestina, y volvió a manifestar el apoyo de Estados Unidos al derecho del pueblo palestino a la seguridad, la dignidad y la autodeterminación, según el resumen.

Los palestinos observan la destrucción causada por los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza en Rafah, el lunes 4 de diciembre de 2023.
Los palestinos observan la destrucción causada por los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza en Rafah, el lunes 4 de diciembre de 2023. - Créditos: @Hatem Ali

Alemania también urgió a Israel a garantizar una protección “real” a los cientos de miles de civiles en el enclave.

Catástrofe humanitaria

Un bombardeo en la entrada del hospital Kamal Adwan, situado en el norte de Gaza, dejó en la madrugada varios muertos, según la agencia palestina Wafa. El gobierno de Hamas acusó al ejército israelí de una “grave violación” del derecho internacional. El ejército no confirmó esta información.

Israel acusa a la organización terrorista de haber instalado infraestructuras bajo los hospitales de la Franja y de utilizar a los civiles como escudos humanos.

Los hospitales, que en el norte están casi todos fuera de servicio, en el sur están desbordados de heridos, sin electricidad y con poquísimo carburante en las reservas.

El entierro de 13 miembros de la familia Hams, que murieron en un ataque aéreo israelí contra un edificio residencial en Rafah durante la noche, en un cementerio en la ciudad del sur de la Franja de Gaza, temprano el 4 de diciembre de 2023.
El entierro de 13 miembros de la familia Hams, que murieron en un ataque aéreo israelí contra un edificio residencial en Rafah durante la noche, en un cementerio en la ciudad del sur de la Franja de Gaza, temprano el 4 de diciembre de 2023. - Créditos: @MAHMUD HAMS

“Nos faltan las palabras para describir los horrores que azotan a los niños aquí”, dijo el domingo James Elder, un vocero de Unicef presente en el hospital Nasser de Khan Younis, el mayor del sur de Gaza. “Veo llegar a niños en masa entre las víctimas”, añadió.

El Ministerio de Salud de Hamas reportó 15.523 muertos, de los cuales el 70% son mujeres y niños, en los bombardeos israelíes, efectuados como respuesta al ataque sin precedentes del movimiento islamista en suelo israelí el 7 de octubre. Los comandos islamistas infiltrados aquel día en Israel mataron a 1200 personas, en mayoría civiles, y secuestraron a unas 240, según las autoridades.

Israel declaró la guerra a Hamas y prometió “aniquilar” al grupo terrorista, que gobierna en el enclave palestino desde 2007.

El ejército israelí anunció el lunes que tres soldados murieron la víspera en el norte del territorio, llevando a 75 el número de militares fallecidos desde el inicio de la ofensiva terrestre. En total, 401 soldados israelíes murieron desde el 7 de octubre.

Bajo una tregua mediada por Qatar, con apoyo de Egipto y Estados Unidos, 80 rehenes israelíes fueron liberados a cambio de la salida de 240 presos palestinos. Más de una veintena adicional de rehenes también fue liberada de Gaza, en su mayoría tailandeses radicados en Israel.

El gobierno de Israel confirmó este lunes la muerte de 15 de los 137 rehenes que siguen cautivos por el grupo islamista Hamas en la Franja de Gaza. Entre ellos se encuentran Shaked Dahan, Tomer Achims, Kirill Borovsky, Assaf Hammi, Mia Goren, Ofra Kidar, Aryeh Zalmanovitz, Eliyahu Margalit, Ronen Engel –esposo de una argentina–, Aviv Azili, Ravid Aryeh Katz, Shani Luke, Oren Goldin, Yonatan Samarno y Guy Iloz.

Luego de una semana de una breve pausa humanitaria, se reanudaron los combates. El ejército israelí informó que había efectuado “unos 10.000 bombardeos” en Gaza desde el inicio de la guerra.

Estos ataques destruyeron o dañaron más de la mitad de los edificios, según la ONU, cuyo secretario general, Antonio Guterres, habló de “una catástrofe humanitaria mundial”.

Las necesidades son inmensas en el territorio, sometido a un asedio total desde el 9 de octubre, donde 1,8 millones de personas, de un total de 2,4 millones, se vieron forzadas a desplazarse por la guerra, según la ONU.

En paralelo, el ejército israelí lanzó en la madrugada del lunes operaciones en diferentes sectores de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, sobre todo en Yenín, según la agencia Wafa.

Entre temores a una conflagración regional, un destructor estadounidense derribó varios drones sobre el mar Rojo mientras asistía a buques comerciales que habían sido blanco de ataques desde Yemen.

Rebeldes hutíes en Yemen, apoyados por Irán, dijeron que atacaron a dos de los barcos. También lanzaron una serie de drones y misiles contra Israel las últimas semanas.

Agencias AFP y AP