Se intensifica la batalla energética: Rusia cortó el suministro eléctrico de la central de Zaporiyia a la red ucraniana

·4  min de lectura
Un soldado ruso de guardia en un flanco de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa
Un soldado ruso de guardia en un flanco de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa

ZAPORIYIA, Ucrania.- La central nuclear más grande de Ucrania y Europa volvió a quedar fuera de servicio este sábado, en medio de un bombardeo constante que según las autoridades prorrusas que controlan la zona destruyó una línea eléctrica clave y penetró en el complejo.

El anuncio se realizó apenas un día después de que un equipo de inspectores de la agencia de supervisión nuclear de la ONU visitó la central de Zaporiyia, y añade munición a la batalla energética que Rusia libra en distintos frentes. El viernes Moscú había anunciado el corte del envío de gas a Europa por el gasoducto Nord Stream.

La misión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) busca ayudar a proteger las instalaciones mientras los dos bandos siguen culpándose de atacar la planta y sus inmediaciones, que se han visto envueltas en los feroces combates entre las fuerzas de Kiev y Moscú, a seis meses del inicio de la invasión rusa.

Un convoy militar ruso avanza en el camino hacia la central de Zaporiyia (Archivo)
Un convoy militar ruso avanza en el camino hacia la central de Zaporiyia (Archivo)

“La línea eléctrica Dneprovskaya ha sido alcanzada. La central nuclear ha pasado a atender sus propias necesidades”, dijo Vladimir Rogov, miembro del gobierno regional nombrado por el Kremlin, y agregó que un proyectil había impactado en una zona entre dos reactores.

El organismo nuclear de la ONU, que mantiene un grupo de expertos en el lugar, dijo por su parte que Zaporiyia “volvió a perder la conexión” con la red eléctrica, aunque sigue activa gracias a una línea de reserva.

En las últimas semanas crecieron los temores con respecto a la seguridad de Zaporiyia. Las autoridades prorrusas reportaron la noche del viernes que el complejo nuclear fue atacado durante alrededor de dos horas, y culparon a las fuerzas ucranianas en esta última de una serie de afirmaciones similares.

Ucrania dijo en cambio que bombardeó una base rusa en la ciudad de Energodar, cerca de la planta, donde afirmó haber destruido tres sistemas de artillería y un depósito de municiones. En el pasado hubo otros bombardeos en el recinto de la central, de los que se acusaron mutuamente.

Al comienzo de la visita del OIEA a la central, el viernes, el director del organismo y de la misión en el lugar, el argentino Rafael Grossi, confirmó los temores señalando que que la instalación había resultado dañada.

El gobierno turco, en tanto, que ya ofició de mediador entre rusos y ucranianos para el acuerdo clave del envío de granos, se ofreció nuevamente para terciar en esta delicada crisis vinculada a la planta nuclear, ocupada por los rusos desde la invasión, al igual que las zonas circundantes.

Así se lo hizo saber el presidente Recep Tayyip Erdogan a su homólogo ruso Vladimir Putin. “El presidente Erdogan indicó que Turquía puede desempeñar un rol de facilitador en la planta nuclear de Zaporiyia, al igual que hizo en el acuerdo sobre los cereales”, señaló la presidencia turca, en alusión al acuerdo sobre exportación de granos.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se ofreció nuevamente de mediador entre ucranianos y rusos
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan se ofreció nuevamente de mediador entre ucranianos y rusos

Erdogan alertó del peligro de un desastre nuclear cuando visitó Ucrania el mes pasado para entrevistarse con el presidente Volodimir Zelensky. “Estamos preocupados. No queremos otro Chernobyl”, dijo el líder turco, refiriéndose al accidente en esa planta nuclear ucraniana en 1986.

Turquía tiene relaciones amistosas tanto con Moscú como con Kiev. Por un lado, equipó a Ucrania con drones, y por otro se negó a secundar las sanciones occidentales contra Rusia.

Desde Bruselas, la Unión Europea respondió a la decisión de Putin de suspender de manera indefinida el suministro de gas vía el gasoducto de Nord Stream, aludiendo un desperfecto, y dijo estar preparara para resistir.

“Estamos bien preparados para resistir a la utilización extrema del arma del gas por parte de Rusia”, declaró este sábado el comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni.

La petrolera estatal rusa Gazprom suspendió el envío de gas vía Nord Stream
La petrolera estatal rusa Gazprom suspendió el envío de gas vía Nord Stream - Créditos: @Getty

“No tenemos miedo de las decisiones de Putin, lo que pedimos a los rusos es que respeten los contratos. Y si no lo hacen, estamos dispuestos a reaccionar”, destacó.

El grupo ruso Gazprom había anunciado el cierre del gasoducto Nord Stream, que conecta Rusia con el norte de Alemania, hasta que se complete la reparación de una turbina, según la versión oficial.

Moscú reaccionó de esta manera a la decisión anunciada poco antes por los países del G7, de poner un tope al precio del petróleo ruso para castigar económicamente al país por la invasión de Ucrania. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, consideró incluso que “era hora” de poner también un tope al precio del gas ruso.

Agencias AP, AFP y DPA