Ante inflación y falta de apoyos, muere campo de Mixteca de Oaxaca

·4  min de lectura

JUXTLAHUACA, Oax., julio 14 (EL UNIVERSAL).- "El amor al campo no es suficiente", expresa Félix Hernández Suárez, productor de maíz y de verduras, quien denuncia la falta de apoyo y reconocimiento al campo de la Mixteca.

Es mediodía, los rayos del sol son intensos y Don Félix se toma un descanso en los pies de un árbol para hablar con EL UNIVERSAL sobre lo costoso que se ha vuelto trabajar en el campo en los últimos años.

"¡A veces nos va bien, a veces nomás no, a veces hay precio y a veces no!, es nuestro trabajo, es nuestra vida que tenemos que vivir", indica José Florentino, campesino, quien lamenta la pérdida reciente de su hijo mientras toma sorbos de una cerveza, al tiempo que señala los surcos de milpa: "En el campo está difícil para mantenerse, no es para vivir de este negocio, pero acá estamos porque el campo es nuestra vida".

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación general anual se ubicó en 7.88% durante la primera quincena de junio.

De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), entre los bienes y servicios con mayores alzas destaca el grupo de alimentos, entre los que resaltan la harina de trigo, pan blanco y la tortilla de maíz. Entre las frutas y verduras con mayores aumentos se encuentran las papas, ejotes, sandía, naranja, chayote y chile seco.

Pero estas alzas no significan ganancias para los productores del campo, como José Florentino y Félix Hernández: "Sembré maíz y no sabemos cómo nos irá, pero qué hacemos si ya está la planta. Si nos va mal, no sabemos a dónde vamos a ir, a dónde vamos a quejarnos, si hubiera alguien que nos dijera ‘cómo te apoyamos’, porque lo que trabajamos es con lo que se alimentan las personas".

Félix Hernández, José Florentino, Sebastián Martínez y otros productores de la comunidad de El Huamúchil y San Sebastián del Progreso, a 20 minutos de Huajuapan de León, conforman un grupo de agricultores que cultivan y comercializan verduras en Puebla y la Ciudad de México.

"Nos dedicamos al cultivo del maíz, la calabacita, los tomates de cáscara, ejotes, cebolla, de todo un poco, los llevamos a Puebla, a la Central de Abastos en México, la de Iztapalapa", cuenta Félix Hernández.

No obstante, reconocen que el campo ha sido un trabajo titánico para las familias que se dedican a la agricultura.

Aunque lo que se produce en el campo son alimentos de primera necesidad para todas las personas, a los campesinos no se les reconoce su trabajo y menos reciben apoyo público para impulsar la producción, señala Rodrigo Hernández.

---Sube hasta 170 % el fertilizante

Sebastián Martínez Rivera es un joven de 27 años, hace cuatro que comenzó a extender su producción y asegura que, entre las dificultades que enfrenta como productor está el alza en el precio de los insumos, particularmente el costo del fertilizante.

Félix explica que el precio de un bulto de fertilizante pasó en tan sólo un año de 550 a mil 490 pesos; es decir, su precio se triplicó en lo que va de 2022, en comparación con 2021.

Y es que a principios de mayo pasado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), adelantó que habrá una probable disminución de superficie sembrada de maíz y otros productos, por la preocupación por los elevados costos de los fertilizantes y otros insumos, ante el conflicto entre Ucrania y Rusia, ya que este último es uno de los mayores productores de fertilizantes a nivel mundial.

"Cada año hay un aumento, pero no se había visto tan reflejado como este 2022", lamenta el productor Sebastián Martínez.

Ante esta situación, Félix Hernández señala que de las tres hectáreas de tierra en las que produce diversos cultivos que siembra cada año, este 2022 sólo será uno, por el alza en el precio del fertilizante y otros insumos necesarios, como insecticidas y pesticidas.

"Económicamente estamos muy mal, aunque los precios para algunos de nuestros cultivos se puedan elevar, con el alza del precio del fertilizante no tiene mucho sentido, porque ahí se va el dinero y nos quedamos igual o peor", señala con desaliento Félix Hernández.

Los productores no sólo enfrentan el aumento en el precio del fertilizante, sino también las plagas en sus cultivos y los efectos de fenómenos naturales, como fuertes lluvias, granizo o viento que daña sus siembras.

"Pues ya le pegó la granizada a nuestra siembra, a principio de año, en enero. La otra granizada fue en abril, la verdad ha estado bien difícil el tiempo. Y luego con el alza de fertilizantes", explican.

Los agricultores solicitan a las instancias municipal, estatal y federal que implementen políticas públicas que impacten directamente en la producción de sus cultivos y aminoren los daños.

Don José Florentino aún tiene la esperanza de que las dependencias proporcionen un poco de apoyo para su cultivo, y el de los demás productores. Mientras, espera abonar su milpa y que al menos las plagas, la granizada o la abundante lluvia no dañen su sembradío.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.