La India afianza su unión con la vecina Maldivas frente a China y una campaña opositora de transfondo

·2  min de lectura

Nueva Delhi, 2 ago (EFE).- La India reafirmó este martes sus vínculos con la vecina Maldivas durante una visita oficial del presidente de este país, Ibrahim Mohamed Solih, para contrarrestar la influencia de China en el océano Índico y con el trasfondo de una campaña de la oposición maldiva contra Nueva Delhi.

"Maldivas siempre será un verdadero amigo de la India, (estamos) firmemente comprometidos con nuestra visión compartida de paz en nuestros países y en nuestra región", dijo Solih durante un acto en Nueva Delhi en el que estuvo acompañado por el primer ministro indio, Narendra Modi.

Ambos países firmaron varios memorandos de entendimiento en áreas como la cooperación bilateral, el comercio o la ciberseguridad, mientras que la India regaló 24 vehículos a las fuerzas de defensa del archipiélago, según el Ministerio de Asuntos Exteriores indio.

Los acuerdos desvelados hoy también incluyen una declaración de intenciones del Exim Bank de India para acordar un préstamo por valor de 119 millones de dólares para la construcción de viviendas sociales en Maldivas.

SEGURIDAD Y EXTREMISMO

"La amenaza de crímenes transnacionales, terrorismo y tráfico de drogas es seria en el océano Índico, y por lo tanto el contacto cercano y la cooperación entre la India y Maldivas en el ámbito de la defensa y la seguridad es vital para la paz y la estabilidad de toda la región", dijo Modi.

Pese a que ambos líderes han hecho gala en los últimos años de una buena sintonía, al tiempo que Nueva Delhi ha aumentado su apoyo económico a Malé para fortalecer su influencia frente a las inversiones de China en el archipiélago, la relación entre la India y Maldivas ha sido cuestionada por el líder de la oposición y expresidente maldivo Abdulla Yameen.

El opositor lanzó este año una campaña, titulada "Fuera India", contra la presencia militar del país vecino.

Solih acusó a Yameen, más cercano a Pekín que a Nueva Delhi durante su mandato entre 2013 y 2018, de tratar de debilitar las relaciones bilaterales con la India, y ordenó el pasado abril detener la campaña.

Los comentarios considerados ofensivos por la comunidad musulmana de dos miembros del partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP) de Modi también levantaron ampollas el pasado junio en Maldivas, donde días después medio centenar de extremistas atacaron a los asistentes a un evento por el Día Internacional del Yoga en el Estadio Nacional de Maldivas.

Maldivas sufre un grave problema de yihadismo, y el expresidente del archipiélago Mohamed Nasheed acusó la semana pasada a Solih de "satisfacer" a los elementos más extremistas del Gobierno de coalición tras el secuestro "selectivo" de su hermano "bajo la acusación de homosexualidad", tipificada como un delito en este país donde se aplican leyes civiles y la sharía o ley islámica.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.