Anuncios

Un hombre corrió desnudo por la peatonal de Mar del Plata, casi lo atropellan y agredió a la Policía con un salvavidas en medio de una escollera

Un hombre corrió desnudo por una peatonal de Mar del Plata y fue detenido por las fuerzas de seguridad
Un hombre corrió desnudo por una peatonal de Mar del Plata y fue detenido por las fuerzas de seguridad

El miércoles por la mañana los vecinos de Mar del Plata que caminaban por la emblemática peatonal San Martín fueron sorprendidos por un hombre que corrió desnudo hasta llegar a la Playa Bristol. La insólita carrera unipersonal fue grabada por testigos que registraron al individuo que casi es atropellado por un taxi antes de llegar a la arena y ser arrestado por la Policía, señalaron medios locales.

El corredor nudista inició su trayecto por el centro de la ciudad y a pesar de la atenta mirada de algunos peatones, jamás mostró señales de querer deponer su actitud. Incluso, al momento de cruzar la calle Buenos Aires, casi es atropellado por un taxi. Una vez alcanzó el céntrico balneario, continuó con su recorrido por unos metros más hasta alcanzar el final de una escollera.

Estando allí, tiró abajo una red de la cual colgaba un salvavidas para, después, tomar el flotador y usarlo para defenderse de aquellos que querían detenerlo. Un total de seis agentes de la Policía marplatense tuvieron que interceder para calmarlo y proceder con su arresto. Tanto la Justicia local como las autoridades investigan el estado de salud mental del detenido y si causó daños durante su raid, consignó La Capital de Mar del Plata.

Hernán, guardavida de la Bristolo, presenció lo ocurrido y contó los detalles al móvil de Radio Brisas. “Fue totalmente atípico. Estábamos con los compañeros en el puesto y vimos que había una persona que corría y no sabíamos si estaba desnudo o si tenía una zunga”, expresó. Luego confirmó que este individuo iba sin ropa.

“Al llegar a la escollera, derribó una valla de los guardavidas, agarró el salvavidas y comenzó a revolearlo como el Llanero Solitario. Se acostaba incluso arriba del salvavidas. Instantes después se produjo la detención”, rememoró Hernán, quien aclaró que el “nudista” no estaba “alcoholizado”.

Antecedente en Corrientes

En mayo de 2022, la calma habitual de las tardes en la ciudad de Ituzaingó, en Corrientes, se vio interrumpida por una sorpresiva escena. Una mujer corrió desnuda por la calle y luego se arrojó al Río Paraná. La protagonista confesó haber consumido hongos alucinógenos conocidos como cucumelos.

La sucesión de los hechos fue registrada por incrédulos testigos. La protagonista del hecho fue grabada corriendo sin ropa por la ciudad correntina y -alertada por la presencia policial- se dirigió a la zona de la playa, según informó el medio local LT7 Noticia. Oriunda de la ciudad de Ituzaingó, decidió arrojarse al Río Paraná en un intento de evadir a las autoridades y fue rescatada por efectivos junto a pescadores que se encontraban en la zona.

En este contexto, se procedió a solicitar asistencia al personal de Salud, quienes se hicieron presentes en el lugar y encabezaron el traslado de la mujer al hospital local. Allí fue donde la “corredora” confesó haber consumido los hongos alucinógenos conocidos como cucumelos.

En diálogo con LA NACION, Carlos Damin, Jefe de la División Toxicología del Hospital Fernández y presidente de Fundartox, precisó: “Los cucumelos son una variedad de hongos nativos de nuestro país que tienen efectos alucinógenos, que tienen -básicamente- dos principios activos, que son las psilocina y la psilocibina”.

“Producen un cuadro de alucinación bien característico”, continuó el experto, y precisó: “La persona se encuentra absolutamente fuera de su estado de conciencia, con alteraciones visuales, auditivas, de ubicación de tiempo y espacio”.

En este sentido, Damin advirtió que el consumo de este tipo de hongos conduce a no tener orientación sobre lo que uno hace. “Por eso pueden cometer cualquier tipo de acción que no pueden reconocer para sí mismos”, indicó.

Según precisó la joven, el consumo del hongo se había dado horas antes del hecho. Así, el consumo del mismo le habría provocado una alteración mental transitoria. “Es un hongo con un pobre efecto sobre todo el aparato cardiovascular, pero produce una gran alteración del estado de conciencia”, remarcó.