Anuncios

Las hipótesis de las causas que llevaron a la muerte a los tres andinistas argentinos

Ignacio Javier Lucero, Raúl Espir y Sergio Berardo, los tres andinistas argentinos que son buscados
Ignacio Javier Lucero, Raúl Espir y Sergio Berardo, los tres andinistas argentinos que son buscados

SAN CARLOS DE BARILOCHE.– Las malas condiciones climáticas complican la recuperación de los cuerpos de Raúl Espir, Sergio Berardo e Ignacio Lucero, los tres andinistas argentinos que ayer fueron divisados sin vida en el cerro Marmolejo. El trabajo de los rescatistas quedaría postergado hasta mañana. En tanto, en la comunidad montañista ya circulan diversas versiones sobre las posibles causas de la tragedia.

La ascensión a la montaña de más de 6000 msnm más austral del mundo puede hacerse desde Chile o desde la Argentina. Guiados por Lucero, los argentinos eligieron la ruta “normal”, que se inicia en el país trasandino.

Se trata de la vía más corta para acceder a su cumbre y la más utilizada. Al final del Cajón del Maipo, un valle que normalmente se atraviesa en mula, se encuentra el campamento base. Desde allí hasta el campamento 1 hay una subida con una pendiente fuerte. El trayecto del campamento 1 al 2 es más tranquilo. Ahí hay dos campamentos altos, uno está 4800 msnm y otro, a 5200 msnm, más cerca del glaciar que cubre el Marmolejo.

El cerro Marmolejo
El cerro Marmolejo - Créditos: @Gentileza

Los guías que conocen la zona también advierten que no hay campamentos tan estipulados, como en Aconcagua u otros cerros más transitados, sino que cada expedición va definiendo dónde hacer sus campamentos o protegerse de posibles tormentas y adversidades climáticas.

El cruce del enorme glaciar –que tiene una extensión máxima de unos 20 kilómetros– está entre los principales desafíos del ascenso al cerro. Si bien subir al Marmolejo no implica grandes dificultades técnicas (como sí las tiene la ruta que se inicia en territorio argentino), el “paso clave” está en el glaciar, que posee múltiples grietas.

“El día que se hace cumbre hay que atravesar unos tres kilómetros de glaciar hasta el pico. Ahí es donde está lo complicado: el Marmolejo es una ruta bastante fácil, pero en la zona del glaciar está el factor crítico, porque tiene grietas. Yo lo subo hace años y antes estaba más apretado, las grietas no eran tan grandes, tan profundas. Ahora algunas están a la vista. Han pasado accidentes con guías chilenos también, gente que se maneja bien en la montaña. Es delicado el tema de las grietas”, contó a LA NACIÓN Miguel Infante García, guía de montaña chileno.

Primeras teorías

Una de las primeras teorías que circuló ayer es que los tres andinistas argentinos podían haber caído en una de las grietas del glaciar. Al ir encordados, se creyó que uno podría haber caído y arrastrado a los otros dos.

Sin embargo, luego de que el Grupo de Aviación N° 9 de la Fuerza Aérea de Chile viera los cuerpos de los argentinos desde un helicóptero, la versión de la caída en una grieta quedó descartada. Horas después, carabineros del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) se acercaron al lugar y confirmaron las muertes.

De todos modos, la extracción de los cuerpos se demora ahora por el mal clima que impera en la zona. Tal como indicaron desde el GOPE, la idea es bajar los cuerpos hasta el campamento base, a 4800 msnm. “Las labores de extracción serán suspendidas debido a un frente de mal tiempo”, señalaron hoy.

El cruce de un enorme glaciar está entre los principales desafíos del ascenso al cerro
El cruce de un enorme glaciar está entre los principales desafíos del ascenso al cerro

Según trascendió, solo pudieron bajar uno de los cuerpos, mientras que los otros dos “permanecerán georreferenciados hasta que las condiciones climáticas permitan su extracción”.

Ese mismo clima adverso es el que podría explicar el desenlace de los andinistas argentinos. Si bien no hay hipótesis oficiales sobre el accidente, los guías consultados por este diario coinciden en señalar ese factor como determinante.

“Originalmente, eran seis los miembros del grupo y se separaron. Algo pasó que tres prefirieron bajar. Al parecer, Nacho insistió en seguir. El error humano fue la mala decisión de continuar a pesar del mal tiempo. Es probable que se hayan ‘comido’ el mal tiempo arriba y, en mitad del glaciar, es muy difícil moverse con mal tiempo. Quizás empezaron a enfriarse y muy probablemente murieron de hipotermia”, comentó uno de ellos.