¿Por qué mi hijo no puede ir de cuerpo?

·5  min de lectura
¿Por qué mi hijo no puede ir de cuerpo?
¿Por qué mi hijo no puede ir de cuerpo?


El estreñimiento o constipación es muy común en niños, lo cual preocupa a los padres. Es más frecuente en la edad prescolar.

No hay una causa común o condición médica que lo genere y que contribuya a los síntomas de que las heces sean menos frecuentes y se tenga dificultad para defecar.

  • Estreñimiento o constipación, ¿cuál es la diferencia?

Sin embargo, es necesario identificar dependiendo de la edad del niño las medidas en casa que se pueden aplicar para mejorar esta condición o saber cuándo acudir al médico para un tratamiento oportuno.

He aquí cómo se desglosan los hábitos intestinales normales según la edad:

-Recién nacidos: Se esperan 4 evacuaciones suaves por día.

-Primeros 3 meses de vida para bebés que están tomando leche materna: 3 evacuaciones suaves al día. Puede variar desde una evacuación por cada toma de leche materna hasta una evacuación cada día o incluso más días. Pregunta a tu pediatra si tienes dudas.

- Primeros 3 meses de vida de bebés alimentados con leche de fórmula: 2 a 3 evacuaciones suaves por día.

- Bebés de 6 meses a 1 año: 2 evacuaciones al día.

- Niños de 1 a 3 años: 1 a 2 evacuaciones al día.

- Niños de 4 años o más: 1 evacuación diaria es lo que se espera. Sin embargo, puede ser 3 evacuaciones a la semana, si las heces son blandas.

¿Cuándo se convierte en “anormal” una evacuación intestinal?

Si las heces son duras o se requiere mucho esfuerzo para defecar o causan dolor y malestar.

Otros signos de un movimiento intestinal anormal incluyen sangre en las heces debido al esfuerzo o tamaño, fugas de heces en la ropa interior ( encopresis), entre otros.

Si hay dolor al defecar, es frecuente que el niño quiera retener las heces para no sentir ese dolor, lo cual aumenta la constipación.

¿Cuándo es común que los niños se estriñan?

La constipación en niños frecuentemente ocurre durante la ablactación, esto es la transición de sólo alimentarse con leche materna o de fórmula a incluir alimentos sólidos.

También suele ocurrir durante el entrenamiento para ir al baño a defecar, cuando la retención puede producirse cuando el niño no está preparado o cuando las deposiciones dolorosas son un problema.

Así mismo, cuando hay un cambio importante en la vida del niño, por ejemplo: el nacimiento de un hermano, cuando comienza la escuela, donde el entorno es desconocido, los problemas de privacidad o la preocupación por el tiempo pueden dar lugar a la retención de las heces.

¿Qué síntomas están relacionados con la constipación o estreñimiento en niños?

-Inflamación abdominal, sangre en las heces o en pañal o ropa interior, cambios en el apetito, quejas de dolor o malestar abdominal, movimientos intestinales poco frecuentes, heces duras con dolor y gran esfuerzo al defecar, fugas de heces en la ropa interior (encopresis) porque las heces están retenidas en el recto, entre otros.

Tips para evitar la constipación en niños

Los padres pueden ayudar a su hijo para desarrollar buenos hábitos para ir al baño a defecar y así evitar problemas potenciales como:

-Entrenamiento para ir al baño cuando el niño muestra interés.

-Dar un refuerzo positivo.

-Incorporar un soporte para los pies, como un taburete, para lograr una posición adecuada y mayor comodidad.

-Usar adaptadores de la taza de baño, o escusados infantiles para entrenar.

-Establecer una rutina para ir al baño a defecar con base a horario o después de una comida para estimular el movimiento intestinal.

-Dar el tiempo suficiente al niño, por lo menos 5 a 10 minutos para propiciar la evacuación intestinal.

- Es necesario que el niño tome mucha agua durante el día, al menos 3 a 5 vasos diarios.

- Ofrecer una dieta equilibrada con granos enteros, frutas, vegetales y alimentos altos en fibra como peras, duraznos, ciruelas, duraznos, guisantes o chícharos, brócoli, fresas o espinaca. Jugos de fruta natural de manzana, durazno o pera de 2 a 4 onzas (60 a 120 ml) diluído con agua.  

- Si el niño no acostumbra comer muchos alimentos altos en fibra, hazlo gradual para evitar flatulencia e inflamación. Es necesario siempre tome mucha agua.

La recomendación diaria de fibra para un niño es de 14 g por cada 1000 Kcal. Para niños en etapa escolar es de 20 g de fibra al día.

- Es importante fomentar la actividad física lo cual propicia el movimiento intestinal adecuado.

- Si fuera necesario administrar un suplemento de fibra o laxante prescrito por su pediatra, o evitar exceso de lácteos (leche, queso) por un tiempo.

-Se recomienda siempre mantener buena comunicación y evitar presionarlo para que defeque, regañarlo o aplicar castigos. Es necesario recordar que la constipación puede ser por cambios en la rutina del niño lo cual puede estar afectándolo.

Cuando consultar al pediatra debido al estreñimiento o constipación de tu hijo

Si los síntomas de constipación continúan o son frecuentes o ha estado constipado por 2 semanas consulta a su pediatra de inmediato.

Si ha habido un cambio importante en su entorno, como asistir a la escuela por primera vez, nacimiento de un hermano u otra situación de cambio también consulta con el psicólogo escolar.

Si tu hijo toma algún medicamento recetado por su Pediatra, éste podría estar asociado a su constipación, pregunta si es posible cambiar su medicamento.

Rara vez la constipación es por una condición médica que afecte al ano o recto o por un desorden neurológico, sin embargo siempre es oportuno un diagnóstico y tratamiento oportuno.

La constipación es muy frecuente en niños. Existen numerosas opciones para ayudarlo y manejarlo adecuadamente. Cualquier duda sobre constipación de tu hijo consulta con su Pediatra.

Fuente: Mayo Clinic