Harry no podrá usar uniforme militar en los honores a Isabel II

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 12 (EL UNIVERSAL).- En medio de las ceremonias en memoria de la que fue reina durante 70 años, Isabel II, se dio a conocer que el príncipe Harry, nieto de la monarca, no podrá usar su traje militar como es tradición con los miembros de la familia real: sin embargo, su tío caído en desgracia, Andrés de York, sí podrá lucirlo.

Este lunes se dio a conocer que los miembros usarán su uniforme militar durante las cinco ceremonias en el período de luto por la Reina.

Los cinco eventos oficiales en memoria de Isabel II son: el Servicio de Acción de Gracias en la catedral de St Giles, Edimburgo; la procesión a Westminster Hall y el servicio de oración y reflexión, la Vigilia en Westminster Hall, el funeral de estado en la Abadía de Westminster y el Servicio de Sepelio en St George's Chapel Windsor.

El polémico y caído en desgracia Andrés de York, debido a su relación de amistad con el pedófilo estadounidense Jeffrey Epstein y las acusaciones de abuso sexual de parte de Virginia Giuffre, cuando era menor de edad, sí podrá vestir el uniforme para la vigilia final en Westminster Hall debido a que este permiso será considerado como una muestra de respeto hacia su mamá, Isabel II, pero ya no podrá llevarlo en otras ocasiones.

"Entiendo que, a diferencia del príncipe Andrés, el príncipe Harry NO podrá usar uniforme en la vigilia final en Westminster Hall. Sin duda, un gran golpe para el duque de Sussex, quien sirvió durante 10 años", comentó Omid Scobie, autor del libro "Finding Freedom" y biógrafo de Meghan y Harry.

Cuando se murió el príncipe Felipe, duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel II, se tomó la decisión que nadie llevaría uniformes militares para evitar discrepancias entre estos dos polémicos miembros de la familia real; sin embargo, con el fallecimiento de quien fue la monarca que más tiempo estuvo al mando de la monarquía, es distinto.

A Harry se le retiraron sus títulos militares una vez que decidió renunciar a su rol como miembro senior de la monarquía inglesa y seguir los pasos de su esposa, la actriz Meghan Markle, rumbo a Estados Unidos.