Guerra en Ucrania | "Es un momento peligroso": la advertencia de la Unión Europea que pide tomar en serio las amenazas de Putin de que usaría armas nucleares

El jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, aseguró este sábado que el bloque debe tomar en serio las amenazas de Vladimir Putin de que podría usar armas nucleares en el conflicto en Ucrania.

En entrevista con la BBC, Borrell también afirmó que la guerra había llegado a un "momento peligroso".

Sus comentarios se producen en un momento en que Rusia realiza referendos para "anexionarse"cuatro regiones ucranianas y días después de que Moscú anunciara la movilización parcial de sus reservistas.

Putin ha sufrido varios reveses en el campo de batalla, en los que sus fuerzas han sido obligadas a ceder territorio invadido frente a una feroz contraofensiva ucraniana.

"Ciertamente es un momento peligroso porque el ejército ruso ha sido arrinconado y la reacción de Putin, amenazando con usar armas nucleares, es muy mala", explicó Borrell.

Tras siete meses del inicio de la invasión rusa, los analistas coinciden en que las fuerzas del presidente Putin están a la defensiva, pero, según Borrell, se debe alcanzar una "solución diplomática" que "preserve la soberanía y la integridad territorial de Ucrania".

"De lo contrario, podemos terminar la guerra, pero no tendremos paz y tendremos otra guerra", añadió.

Ejercito de Ucrania.
En las últimas semanas, el ejército ucraniano ha logrado recapturar un amplio territorio en el este de Ucrania.

En un raro discurso a su nación a principios de esta semana, Putin afirmó que su país tenía "varias armas de destrucción" y que "utilizaría todos los medios a nuestro alcance".

"No estoy fanfarroneando", agregó.

"Cuando la gente dice que no está fanfarroneando, hay que tomarla en serio", dijo Borrell.

En el mismo discurso, el presidente Putin anunció la convocatoria de 300.000 rusos que hicieron el servicio militar obligatorio, lo que ha provocado protestas en todo el país.

Se ha reportado que un gran número de personas están huyendo de Rusia para evitar ser enviados al frente de la guerra.

Putin realizó el alarmante discurso después de que Ucrania afirmara que recuperó más de 8.000 kilómetros cuadrados de las fuerzas rusas en su contraofensiva.

Actualmente Moscú está celebrando referendos para incorporar a su órbita cuatro regiones parcialmente ocupadas por sus fuerzas.

Ucrania los ha denunciado como intentos de anexión e informó que soldados rusos armados van de puerta en puerta recogiendo votos.

"Para bailar el tango se necesitan dos"

Borrell también descartó las preocupaciones de que los suministros de armas de la UE se estaban agotando y dijo que debe continuar brindando apoyo militar a Ucrania, además de aplicar sanciones económicas contra el presidente Putin y sus aliados y ejercer su diplomacia.

Josep Borrell
Borrell dijo que es necesaria una solución diplomática que preserve la soberanía de Ucrania.

Admitió que el aumento del costo de los precios de la energía causado por el conflicto era motivo de preocupación.

"La gente en mi país me dice que el precio del gas hace que no podamos seguir trabajando, que no pueden seguir haciendo que sus negocios funcionen", afirmó el político español, antes de agregar que había escuchado preocupaciones similares de líderes de África, América del Sur y el Sudeste Asiático.

Borrell le pidió al presidente Putin que ponga de su parte para llegar a una solución negociada.

"Para bailar el tango se necesitan dos", señaló.

"Todos los que han ido a Moscú, al Kremlin para hablar con Putin, han regresado con la misma respuesta: 'Yo (Putin) tengo objetivos militares, y si no logro estos objetivos militares continuaré la lucha'. Esta es ciertamente una dirección preocupante, pero tenemos que seguir apoyando a Ucrania", concluyó.

Análisis de Lyse Doucet, principal corresponsal internacional de la BBC

Ucrania ha dominado la Asamblea General de la ONU de este año, ya que esta guerra costosa se prolonga sin una idea clara de salida.

El jefe de política exterior de Europa fue sorprendentemente directo y se mostró visiblemente incómodo.

Compartió el ansioso lamento que ha escuchado en todos lados.

Desde amigos de vacaciones hasta líderes de todo el mundo que asistieron a la Asamblea General de la ONU esta semana, todos le han preguntado cuándo terminaría esta guerra.

"Paren esta guerra, no puedo pagar la factura de la luz".

Esta frase se ha convertido en un estribillo común, lamentó el jefe de la diplomacia europea.

Borrell estuvo dispuesto a decir en público lo que muchos expresan en privado: que Europa y sus aliados está luchando por controlar la narrativa de esta guerra mientras que Moscú le da la vuelta a la opinión asegurando que las sanciones europeas contra Rusia son las culpables de este sufrimiento.

Pero las nuevas y preocupantes amenazas del Kremlin, que incluyen una amenaza nuclear apenas velada, también están concentrando mentes.

La mayoría de los líderes occidentales, incluido Borrell, siguen siendo categóricos sobre la necesidad de mantener el rumbo en un conflicto con muchas consecuencias de largo alcance, sobre todo para Ucrania, pero también para muchos otros.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.