La guerra con Rusia entra en una nueva fase: Ucrania se prepara para dar el contragolpe en el sur

·7  min de lectura
Un soldado ruso patrulla una zona de la central hidroeléctrica de Kakhovka, una planta de energía de funcionamiento en el río Dniéper en la región de Kherson, al sur de Ucrania, el 20 de mayo de 2022.
Un soldado ruso patrulla una zona de la central hidroeléctrica de Kakhovka, una planta de energía de funcionamiento en el río Dniéper en la región de Kherson, al sur de Ucrania, el 20 de mayo de 2022.

LONDRES.— Durante meses, el escenario de la guerra en Ucrania se situó en el este del país, donde las fuerzas de ocupación rusas avanzaban a paso de hombre sobre el territorio. Pero ahora el centro del teatro de operaciones se está desplazando hacia el sur, donde se desarrollará un capítulo potencialmente decisivo del conflicto.

Para frenar el desgastante avance de los rusos en el este, desde hace tiempo Ucrania utiliza artillería de largo alcance y sistemas de cohetes —incluidos los M142 Himars de fabricación norteamericana—, que destruyen arsenales, puestos de mando y sistemas de defensa antiaérea, y al parecer han logrado limitar la capacidad de Moscú para pertrechar a su línea de frente. Ahora, también con ayuda de las armas de Occidente, Ucrania afirma está preparando una contraofensiva para recuperar la ciudad portuaria de Kherson.

Mientras tanto, Rusia sigue con sus bombardeos sobre ciudades de toda Ucrania: a primeras horas del domingo, por ejemplo, lazó un ataque sobre el puerto de Mykolaiv, donde murió un importante empresario. Pero para Ucrania el puerto de Kherson es un objetivo estratégico importante, ya que se trata del mayor centro urbano ocupado por los rusos y la primera gran ciudad que cayó en sus manos. Además, como es un puerto, tiene gran importancia económica y recuperarlo podría dejar a las fuerzas rusas sin acceso a la costa sur y el camino hacia Odessa.

Mick Ryan, estratega militar y general mayor retirado del ejército de Australia, dice que la ofensiva ucraniana obligará a Rusia a tomar un difícil decisión: mantener al grueso de sus tropas en el Donbass o movilizarlas al sur para proteger Kherson.

Según Ryan, si los ucranianos recuperan la ciudad, también pondrían bajo amenaza el principal enclave ruso en el Mar Negro, a 250 kilómetros de distancia: la base naval de Sebastopol.

El intento de Ucrania para recuperar Kherson representa una evolución muy significativa en el conflicto. “La toma de Kherson por parte de los ucranianos sería un verdadero punto de inflexión”, dice Ryan. “Pero ese punto de inflexión todavía no ha llegado.”

Importancia simbólica

Eliot Cohen, historiador militar del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, un grupo de investigación con sede en Washington, dice que Kherson tiene una gran importancia simbólica.

“Recuperar la primera ciudad tomada sin mucho esfuerzo por los rusos al principio de la guerra tendría un efecto psicológico muy importante”, dice Cohen, y agrega que sería mucho más relevante que la recuperación de la Isla de las Serpientes, en junio, o el hundimiento del buque insignia de Rusia, el Moskva, en abril.

Soldados ucranianos se reúnen en una base cerca de su anticuado cañón antitanque justo al noreste de la ciudad de Kherson, Ucrania, ocupada por Rusia, el sábado 4 de junio de 2022.
Soldados ucranianos se reúnen en una base cerca de su anticuado cañón antitanque justo al noreste de la ciudad de Kherson, Ucrania, ocupada por Rusia, el sábado 4 de junio de 2022. - Créditos: @Tyler Hicks

Las ofensivas militares son siempre más complicadas que las operaciones defensivas. Los analistas advierten que Ucrania no debería apurarse a lanzar la ofensiva en el sur —y probablemente no lo hará—, porque tiene que seguir controlando los avances rusos en el este del país. Pero demostrar que puede recuperar terreno en el sur sería una victoria importante para levantar la moral de los ucranianos y demostrarle a sus grandes apoyos internacionales, sobre todo a los europeos que enfrentarán un duro invierno con probable escasez de energía, que ese respaldo está dando resultados sobre el terreno.

Por el contrario, si el intento de Ucrania para desalojar a los rusos de Kherson fracasa o no se concreta, el apoyo a Kiev en algunas capitales occidentales podría debilitarse. Es probable que los ucranianos sigan luchando pase lo que pase, pero una ofensiva fallida podría reavivar los reclamos de un acuerdo negociado, sobre todo de los países de Europa Occidental que sufren la reducción del flujo de gas natural ruso.

Los funcionarios de Estados Unidos dicen que las fuerzas ucranianas ya están avanzando en el sur, y las evaluaciones públicas de la inteligencia británica sugieren que la contraofensiva en Kherson va cobrando impulso. El jueves, la inteligencia británica informó que las fuerzas ucranianas probablemente han establecido una cabecera de puente al sur del río Ingulets, que marca el límite norte de la región de Kherson, y que dañaron al menos tres puentes que Rusia utiliza para acercar suministros a la zona. Uno de ellos —el puente Antonivsky de 1300 metros de largo, cerca de la ciudad de Kherson—, probablemente haya quedado inutilizable.

Eso deja expuesto al 49º Ejército de Rusia, estacionado en la orilla occidental del río Dnieper, y ha dejado aislada a la ciudad de Kherson del resto de los territorios ocupados, según la inteligencia británica, que considera muy probable que las fuerzas rusas hayan establecido dos puentes de pontones y un sistema de transbordadores para compensar el bloqueo del puente.

Paralelismos con la Primera Guerra Mundial

Cohen dice que esta nueva fase tendrá paralelismos con el último año de la Primera Guerra Mundial, cuando los alemanes por un lado y los británicos y australianos por el otro intentaron “irrumpir” más allá de las líneas de frente, explotar la debilidad del adversario e infiltrar fuerzas.

Los analistas señalan que esta fase no dependerá únicamente de la artillería. Konrad Muzyka, presidente de Rochan Consulting, una consultora militar con sede en Gdansk, Polonia, dice que “los Himars paralizan la capacidad de los rusos para realizar operaciones ofensivas, pero eso no los obligará a abandonar Ucrania. Para eso se necesitan tropas y blindados.”

Y eso nos lleva a la gran incógnita: “Nadie sabe cómo es la estructura del ejército ucraniano, ni su número de tropas o el estado de su moral”, dice Muzyka. En los últimos meses, Ucrania ha perdido miles de soldados, y muchos buenos comandantes.

Guerra en Ucrania; Ukraine; kharson; kherson; Jerson; mundo
Esta imagen de satélite proporcionada por Maxar Technologies muestra una vista general de la base aérea de Kherson con múltiples áreas de despliegue y equipos en revestimientos en Kherson, Ucrania, el 7 de abril de 2022. - Créditos: @Maxar Technologies via AP

Chris Dougherty, exestratega del Departamento de Defensa de Estados Unidos y actual miembro del Centro para la Nueva Seguridad de Estados Unidos, dice que a pesar de toda la ayuda material suministrada por Occidente, probablemente Ucrania sigue sin contar con suficientes equipos y fuerzas entrenadas como para recuperar territorio con éxito y rapidez.

“La preocupación que tengo es que les damos equipo avanzado a los ucranianos y lo usan para detener el sangrado”, dijo. “Eso tiene sentido si te estás desangrando. Pero, ¿qué es lo siguiente que haces? Dijo que Rusia no ha podido capitalizar sus ataques masivos de artillería para tomar un terreno significativo, y Ucrania corre el riesgo de caer en la misma trampa”.

Detectar los puntos débiles

Dougherty duda de que las fuerzas ucranianas puedan ganar terreno en el este, donde las fuerzas rusas están muy atrincheradas, pero cree que pueden hacerlo alrededor de Kherson u otras áreas en el sur, donde la resistencia local ya ha golpeado objetivos rusos.

“Ucrania tiene que asegurarse de que los rusos no traigan rápidamente refuerzos desde otro frente”, dice Dougherty. “Y los ucranianos tienen que aprovechar lo que tienen: partisanos locales e inteligencia dentro de Kherson.”

“Los ucranianos tienen que encontrar los puntos débiles de la línea rusa y golpearlos desde atrás”, sugiere Dougherty. “En un ejército, no hay nada que generé más pánico que saber que está siendo atacado por la retaguardia.”

Algunos analistas militares creen que gracias a los recursos y equipos militares occidentales, la ayuda económica y las pérdidas sufridas por los rusos, la balanza de la guerra en el sur se está volcando a favor de los ucranianos.

“Mi opinión es que el viento va soplando gradualmente a favor de Ucrania”, dice Cohen. “En las guerras pasan cosas impredecibles y no existe la certeza. Pero en este momento, siempre y cuando Occidente continúe brindando apoyo militar y algo de apoyo económico, yo apostaría por Ucrania.”

Por Stephen Fidler y Daniel Michaels

Traducción de Jaime Arrambide

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.