Grupos de extrema derecha atacan eventos drag para niños

·5  min de lectura
Stacey Wescott/Chicago Tribune/TNS

Con un vestido azul y una peluca, la drag queen Muffy Fishbasket —la señorita Muffy cuando actúa para niños— abrió el libro infantil “My Lucky Day”, mientras un niño gritaba: “¡Ya lo leí!”.

“Ni hablar, no le digas a nadie el final”, dijo la señorita Muffy. “Es un secreto”.

La señorita Muffy narró el cuento en Midsommarfest en Andersonville en junio, provocando risas y carcajadas entre la multitud de niños y adultos, de acuerdo con un video publicado en las redes sociales.

Desde hace años, en Chicago y en algunos suburbios se celebran actuaciones de drags para niños, especialmente durante la Semana del Orgullo en junio. Los eventos, repletos de coloridos disfraces y maquillaje, le ofrecen a los niños la oportunidad de ver la libertad de expresión y la ruptura de las normas de género, de acuerdo con quienes los organizan.

Después de que la semana pasada se desatara un torrente de acoso sobre una panadería de los suburbios que había planeado celebrar un espectáculo familiar Starry Night Brunch Drag, los miembros de la comunidad salieron en masa a apoyar la panadería y el espectáculo vendió todos los boletos.

Sin embargo, el espectáculo se canceló después de que la panadería fuera objeto de vandalismo con ventanas rotas y mensajes de odio pintados en el edificio. Aunque los espectáculos de drags para niños se modifican para que sean apropiados para ellos —más parecidos a los de Disney que a otra cosa—, los grupos extremistas se han apoderado de los eventos en todo el país por considerarlos inapropiados y perjudiciales para los niños.

“La severidad de la retórica anti-LGBT+ ha aumentado sustancialmente”, dijo Emerson Hodges, analista de investigación de Southern Poverty Law Center. “Creo que esto no es el final de este tipo de comportamiento”.

En Lake in the Hills, una ciudad de casi 30,000 habitantes en el Condado McHenry, Uprising Bakery and Cafe se vio acosada por llamadas furiosas y críticas en internet en vísperas de un espectáculo de drags para familias previsto para el 23 de julio, de acuerdo con Corinna Sac, propietaria de la panadería. Sac dijo que la gente llamó pedófilos a los trabajadores, escupió en la caja de la panadería e incluso dejó una bolsa de heces fuera de la tienda.

De acuerdo con Sac y la policía de Lake in the Hills, la panadería fue asaltada y fue objeto de vandalismo la noche anterior al espectáculo, lo que obligó a cancelarlo. Una recaudación de fondos en GoFundMe reunió más de 14,000 dólares para la panadería hasta el jueves.

La policía arrestó a Joseph I. Collins, de 24 años, de Alsip. Fue acusado de un delito de odio de clase 4 y de daños criminales a la propiedad con una fianza fijada en 10,000 dólares, de acuerdo con los registros judiciales del Condado McHenry.

Collins estaba programado para aparecer en la corte el martes, muestran los registros, pero fue puesto en libertad bajo fianza, de acuerdo con los registros de la cárcel. The Tribune le dejó un mensaje a su abogado.

Al menos una organización de extrema derecha reconoció en las redes sociales que había “criticado” el evento en internet. Awake Illinois , con sede en Naperville, publicó el 13 de julio en Twitter un anuncio del evento con los precios de las entradas para los niños circulados, diciendo “Vienen por tus hijos, Condado McHenry”.

Cuando se dirigen a los eventos drag, Hodges dijo que los grupos generalmente usan un lenguaje como la pedofilia y el grooming, teniendo similitudes con el lenguaje usado por los teóricos de la conspiración QAnon. También dijo que hay una “cantidad sin precedentes” de legislación anti-LGBT+, como la Ley No Digas Gay de Florida, que probablemente también alimenta esto.

“No me gusta el aspecto que tiene esto”, dijo. “Sólo está empeorando”.

Otros eventos en todo el país han sido objeto de ataques similares.

En Boston, la policía detuvo al fundador de un grupo neonazi que protestaba frente a una hora de cuentos de drag queen el sábado, de acuerdo con Boston Globe.

El mes pasado, un grupo de hombres interrumpió una hora de cuentos y gritó insultos en una biblioteca de California, de acuerdo con las noticias.

“Ahora hay un elemento de peligro que no se sentía al principio”, dijo Jacob Green, quien actúa como Muffy Fishbasket.

Green comenzó a hacer actuaciones para niños hace varios años, dijo. Al principio, la comunidad drag queen se opuso a que se dirigieran a un público más heteronormativo, pero Green siguió adelante y dijo que su primer evento rápidamente ganó adeptos.

Green también es director del cabildo de Chicago Drag Queen Story Hour, una organización sin ánimo de lucro fundada en San Francisco en 2015. Tiene cabildos en todo el país que buscan ofrecer “una programación familiar diversa, accesible y culturalmente inclusiva”, de acuerdo con su declaración de intenciones.

En las actuaciones, Green incluye una sección de preguntas y respuestas, y algunos niños le han preguntado por qué lleva “ropa de chica”.

“Yo digo que no lo son, que es mi ropa”, dijo Green. “Es quitar esas normas de género que ni siquiera necesitan estar ahí”.

Por estas fechas, Green señaló que Target anunció que dejaría de usar signos basados en el género para cosas como los juguetes.

Se divierte actuando para los niños y, en general, Chicago, pues una “burbuja azul” que presenta pocos problemas, dijo.

Pero recordó que una vez, mientras hacía un acto en una biblioteca de los suburbios, se vio rodeado de mujeres que le dieron un panfleto y le pidieron que reflexionara acerca de sus “opciones de vida”.

Como persona trans, Hodges dijo que se habría beneficiado de eventos como las horas de los cuentos cuando era niño.

“Necesitamos más apertura, más comodidad en torno a este tema, menos censura”, dijo Hodges.

Dijo que puede ser perjudicial para los niños que ven y absorben la reacción contra estos eventos.

“Los jóvenes trans y LGBT+ corren un riesgo mucho mayor de suicidio y autolesión, por lo que, cuando se cierran estos eventos, se le está enviando un mensaje a los niños”, dijo. “No se está protegiendo a los niños haciendo cosas así”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.