"Grabar con vacas es complicado y tardado" en telenovela "Mi secreto"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 5 (EL UNIVERSAL).- Parte del elenco y producción de la nueva telenovela “Mi secreto” ha tenido que enfrentarse a un proceso tardado y complicado durante la grabación de algunas escenas clave para el inicio de esta historia, dentro de un rancho rodeados de cientos de vacas y becerros.

A lo largo de cinco semanas actores como Luis Felipe Tovar, Diego Klein, Macarena García y Chris Pazcal han estado grabando sus respectivas escenas en este lugar en el que hay entre 100 y 150 vacas.

Es en el módulo de leche en pastoreo, de la Universidad Autónoma de Chapingo, en Texcoco, en donde cerca de 120 personas trabajan para llevar esta historia a la pantalla chica, incluidos equipo técnico, cámaras, staff, audio, gente en cabina, equipo creativo, producción, extras, servicios de maquillaje, peinados, caracterización, catering y equipos especializados.

Este melodrama producido por Carlos Moreno tendrá un momento trascendental en este lugar, en el Estado de México ya que mucha de la historia y la pelea que hay entre los personajes tiene que ver con el negocio de la leche de vaca, que se están peleando por saber quién se queda con las tierras y con el negocio.

Es así como se establecerá la dinámica del proceso de extracción de leche, desde cómo nacen las vacas, cómo cuidan a estos animales recién nacidos, todo el cuidado que se les da y la calendarización de las vacas que quedan preñadas y sus horarios de comida.

El director de escena de esta telenovela, Nelinho Acosta señaló en entrevista con EL UNIVERSAL que lo difícil de grabar aquí es que las vacas no tienen voluntad como lo tienen los hombres lo cual retrasa bastante el trabajo.

"Las vacas no hacen caso, entonces había que combinar dos logísticas, la de realización, organización de equipo, dónde meter los cables, colocación de actores, montaje escénico, más la logística de las vacas en el proceso que tienen a la hora de ordeñar, dónde meter a las vacas, asegurarlas en estampidas, empezar a succionar la leche de sus ubres", informó.

"El proceso de ordeña no se hace bajo la voluntad de las cámaras como estamos acostumbrados, que los actores nos aguanten, que se muevan tantito, que lleguen a posiciones exactas, que digan cosas cuando necesitamos que las digan, las vacas no lo hacen".

En este rancho se graban entre cuatro a ocho capítulos del melodrama en el que también actuarán artistas como Isidora Vives, Andrés Baida, Eric del Castillo, Karyme Lozano, Arturo Peniche, Kuno Becker, Ana Layevska, Evangelina Sosa, Lizy Martínez, Daniela Martínez, entre otros.

Además de las complicaciones específicas de la ordeña de la vaca, a lo largo de las grabaciones existen los factores humanos.

"Si se equivocan los actores, si el camarógrafo no dio foco, también con el factor electrónico y tecnológico, fallo de micros, se fue la cámara, no sirvió ahora la luz, es un proceso complicado", aclaró el director tapatío.

Consideró que el ambiente de filmación es muy lindo, aunque siempre hay estrés por la apuración de sacar todo a tiempo; destacó que la gente que trabaja en dicho módulo de leche en pastoreo es muy acomedida, lo cual todos agradecen.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.