Anuncios

Giovani dos Santos, el jugador que quisiera tener México en la actualidad y no valoró

Giovani dos Santos festeja su gol a Países Bajos en los Octavos de Final de Brasil 2014. (Ian MacNicol/Getty Images)
Giovani dos Santos festeja su gol a Países Bajos en los Octavos de Final de Brasil 2014. (Ian MacNicol/Getty Images)

Giovani dos Santos llegó al Tottenham Hotspur en 2008. Lo hizo al mismo tiempo que Luka Modric. Había cuatro años de diferencia entre ambos: el mexicano tenía 19 y el croata, 23. En 2024 sólo uno de ellos sigue jugando profesionalmente. La respuesta es obvia: Modric, que hace tiempo ya que se graduó como leyenda del Real Madrid. El desenlace no pudo ser más diferente para dos jugadores que llegaron a idéntico tiempo a un destino compartido.

Giovani dos Santos, Heurelho Gomes y Luka Modric, refuerzos de Tottenham en 2008. (CARL DE SOUZA/AFP via Getty Images)
Giovani dos Santos, Heurelho Gomes y Luka Modric, refuerzos de Tottenham en 2008. (CARL DE SOUZA/AFP via Getty Images)

Giovani no se consolidó en Inglaterra y empezó un peregrinaje de cesiones entre el Ipswich Town, Galatasaray, Racing de Santander y Mallorca. La inestabilidad de su carrera pareció terminar cuando llegó al Villarreal en 2013, pero sólo estuvo dos años en el Submarino Amarillo antes de marcharse a la MLS con 26 años. Aquella decisión fue interpretada como un adiós prematuro a la élite del futbol. Además, aunque al principio destacó en el LA Galaxy, su rendimiento fue de más a menos en un lapso de cuatro años.

Entonces hubo un veredicto: Giovani dos Santos había desperdiciado su carrera. Lo tenía todo, formado en el Barcelona, estrella para México desde los 17 años, tampoco trascendió en el América, el club de su infancia. No tiene equipo desde 2021. La última vez que jugó un partido profesional (abril, 2021) tenía 31 años cumplidos. No ha hecho oficial que sea un jugador retirado, pero de facto lo está. Y entonces el clima condenatorio vuelve: pudo haber sido una leyenda y eligió ser uno más.

Y hay razón en muchos de esos argumentos. Pero tampoco se mira toda la película. Giovani dos Santos, en realidad, tuvo una carrera muy exitosa. Fue campeón mundial sub-17, y Balón de Plata en esa justa. Luego en el Mundial sub-20 de Canadá 2007 ganó el Balón de Bronce. Su éxito con selecciones menores encontró cénit en Londres 2012, cuando fue vital para que México ganara la medalla de oro: se perdió la final por una lesión, pero marcó goles salvadores ante Gabón, en Fase de Grupos, y contra Senegal, en unos reñidos Cuartos de Final que abrieron el camino al podio.

En Selección Mayor recibió muchas criticas por ser un jugador inconsistente, pero de todos modos su recorrido con la playera nacional estuvo kilométricamente lejos de ser un fracaso. Fue titular en dos de los tres mundiales a los que fue convocado (Sudáfrica 2010 y Brasil 2014). Y anotó dos goles en la cita sudamericana: ante Camerún y otro contra Países Bajos (Holanda), que pudo ser histórico si México hubiera aguantado la ventaja —él salió de cambio con el partido ganado—. En total, con el Tri, dos Santos hizo 19 goles y dio 23 asistencias en 109 partidos. No hay un solo jugador actual que mejore esos números. El más cercano es Hirving Lozano con 18 goles y 12 asistencias en 68 encuentros.

Por mucho tiempo se sugirió que Zizinho, su padre, manejó de manera errónea su carrera y la de su hermano, Jonathan. Así lo piensa el periodista Fernando Schwartz, al establecer una comparación entre los dos Santos y los Giménez, Santiago y Chaco: “Hay otros papás que se quieren meter en la carrera del hijo y lo echan a perder. La carrera de Giovani dos Santos se echó a perder por Zizinho. El día que dejaron afuera a Jonathan dos Santos del Mundial de 2010, Zizinho me llamó a las 5 de la mañana para pedirme una entrevista porque quería romperle la cara al Vasco Aguirre por dejar afuera a Jona”, contó en Fox Sports Radio.

¿Qué es exactamente "arruinar" una carrera? Dos Santos no tuvo una carrera desastrosa. Incluso, para los parámetros del futbol mexicano, fue más que exitosa. Pudo dar más y dejó a todo México con las ganas. Ni modo. Fue lo que fue. Jonathan dos Santos tampoco una carrera mala: acaba de ser campeón con el América y sigue vigente a sus 33 años. Hay futbolistas que nunca llegarán adonde prometían hacerlo, pero eso no significa que su aventura carezca de sentido o de gloria.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Pesadilla con repartidores: destrozan el pedido y se van. ¿Qué hacer si te pasa esto?