Corea del Sur: así funciona un búnker privado ante amenaza de ataque nuclear

Si Corea del Norte decide lanzar un ataque nuclear contra Corea del Sur, el profesor de arquitectura Lee Tae-goo estará protegido. Ello tras construir un búnker donde, dice, permanecerá bajo tierra durante al menos dos semanas para evitar la radiación.

Con gruesas paredes de hormigón, puertas de acero reforzado y un sistema de purificación del aire, Lee dice que su refugio, cavado a un metro bajo tierra, lo puede proteger de un desastre nuclear y resistir el impacto directo de un misil convencional.

El búnker fue construido en su propiedad en la ciudad de Jecheon, unos 120 kilómetros al sureste de la capital, Seúl. La financiación la obtuvo gracias al gobierno y forma parte de una campaña de Lee para persuadir a sus compatriotas de que se preparen más seriamente para un eventual ataque nuclear.

“A solo 100 kilómetros de aquí tenemos Corea del Norte, desde donde pueden llegar misiles nucleares o biológicos”, dice Lee a AFP.

Entre las principales preocupaciones del arquitecto está un posible accidente como el de la japonesa Fukushima en uno de los vetustos reactores nucleares surcoreanos.

17,000 REFUGIOS ANTIBOMBAS

“Durante años no se ha pedido a los surcoreanos que construyan refugios personales. Hay una falta de refugios públicos y en muchos casos están lejos”, añade.

Desde el fin de la guerra de Corea en 1953 con un armisticio en vez de un tratado de paz, Seúl sigue técnicamente en guerra con Pyongyang. Ambas partes se acusan recurrentemente de “provocaciones” que podrían precipitar un conflicto abierto.

Corea del Norte realizó su primer ensayo nuclear en 2006 y su actual líder, Kim Jong Un, aceleró recientemente su programa armamentístico prohibido por la ONU. Ello incluye ejercicios que simulaban ataques nucleares tácticos sobre su vecino meridional.

Aunque el ejército surcoreano asegura que mantiene la “máxima preparación” ante un ataque, Lee considera que los civiles han olvidado la guerra y no están preparados.

Hasta el momento Corea del Sur dispone de una red de más de 17,000 refugios antibombas, con alrededor de 3,000 en Seúl, según los datos del Ministerio de Interior.

ESTACIONES DE METRO COMO REFUGIOS ANTIAÉREOS

Las estaciones de metro de la capital sirven como refugios antiaéreos, pero no protegerían ante un ataque nuclear. Hasta los años 70, el país contaba con una ley que exigía a los edificios de cierto tamaño en grandes ciudades disponer de un sótano que pudiera servir como búnker en caso de guerra.

Pero en Seúl, debido a los altos precios inmobiliarios, la mayoría de edificios privados convirtieron estos sótanos en estacionamientos o en los oscuros pisos subterráneos que se hicieron famosos con la famosa película “Parásitos”.

Todas estas circunstancias preocupan al profesor de arquitectura de la Universidad Semyung. Corea del Sur cuenta con “un sistema de refugios de primera clase para el ejército”, pero “el lado civil se quedó muy rezagado”, asegura.

La construcción de su modelo de búnker costó 70 millones de wones (unos 48.000 dólares) sin contar la mano de obra, todo financiado por una beca de investigación del Ministerio de Educación que solicitó y ganó.

UN BÚNKER COMO INSPIRACIÓN

Con este búnker su propósito es inspirar a otros a seguir su ejemplo. De momento, asegura que ha recibido varias solicitudes para consultar sus planos, entre ellas de oficiales de la fuerza aérea surcoreana que visitaron el búnker este año.

Además, entre sus recomendaciones, el profesor se refiere a los rascacielos urbanos y pide reacondicionar los estacionamientos como búnkeres y anima al gobierno a preparar los túneles del metro para resistir un ataque nuclear. N

 

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Japón y EUA refuerzan estrategia de combate tras lanzamiento de misil de Corea del Norte

Corea del Norte dispara misil balístico que sobrevuela Japón; activan sistema de alarma

Las dos Coreas redoblan sus capacidades como potencias mundiales en misiles submarinos