FOTOS | El fervor masivo a la Virgen de Guadalupe que no veremos en este año de pandemia

Redacción Noticias

Ninguna celebración religiosa despierta tanta devoción entre millones de católicos mexicanos como la veneración a la Virgen de Guadalupe, pero esa arraigada tradición se verá drásticamente afectada y en buena medida interrumpida por primera vez en el 2020 por la pandemia de COVID-19.

La iglesia católica afirma que el 12 de diciembre de 1531 el indígena Juan Diego Cuauhtlatoatzi, nativo del cerro de Tepeyac, fue testigo de la aparición de la Virgen.

En el año 2002 el papa Juan Pablo II habría de canonizar a Juan Diego, enfatizando así la importancia para la Iglesia Católica de una tradición que tiene hoy millones de fieles también fuera de México.

En la Ciudad de Mérida, Yucatán, el Santuario Diocesano de la Virgen de Guadalupe en el barrio de San Cristóbal recibe desde hace más de un siglo a millares de fieles que se trasladan cada diciembre a lo largo y ancho del sureste mexicano para rendir culto a la Virgen.

Este año, ante la necesidad de respetar las medidas de distanciamiento social, autoridades locales han hecho llamados a los feligreses para realizar la celebración en sus propios hogares o acudir a un número reducido de misas en iglesias que no podrán sobrepasar un 30% de su capacidad.

El fervor con el que se vive esta tradición en Yucatán fue documentado en 2019 por el fotógrafo Iván Gabaldón, con imágenes que dan cuenta de lo imposible que resultaría mantener distancia entre las miles de personas que acuden cada año para venerar a la Virgen de Guadalupe.