Fernando Sariñana emprendió una campaña negra en mí contra: Bauche

·3  min de lectura

César Huerta, enviado

LEÓN, Gto., julio 24 (EL UNIVERSAL).- Vanessa Bauche, protagonista de la serie Guerra de vecinos, afirmó esta tarde que el cineasta y productor Fernando Sariñana, responsable del proyecto, no sólo protegió al actor Pascacio López quien durante las grabaciones de la misma la agredió por mes y medio, sino que emprendió una campaña negra en contra de ella, cuando se enteró que estaba realizando acciones de denuncia.

López, quien interpretó al esposo de la actriz, se encuentra ahora privado de su libertad en Guadalajara, por una denuncia de una expareja; mientras que Bauche acude a terapias especializada en abuso, para sobrellevar lo ocurrido hace dos años, además de estar pendiente de su propio procedimiento legal, aún en estudio.

La participante en Amores perros y Piedras verdes habló de lo sucedido durante el lanzamiento de la campaña Cero Violencia Contra las Mujeres, impulsada por el Festival Internacional de Cine de Guanajuato en colaboración con la Secretaría de Salud del Gobierno Estatal, de la que es vocera.

Recordó que desde antes de arrancar la serie advirtió a Sariñana de los señalamientos que ya existían sobre Pascacio.

"Y dijo que el "me too" era una payasada, que todas (las mujeres) están histéricas. Dijo que era su consentido, su favorito", recordó.

Pascacio, aseguró, ofreció dinero a quien primero se acostará con ella, además de que el actor se refería a ella como feminazi y frente el elenco, incluido el juvenil, reproducía sonidos onomatopéyicos de índole sexual y contaba chistes misóginos.

"La producción tuvo conocimiento, Recursos Humanos de Netflix también. A mí me agredió, difamó, calumnió enfrente de todo el staff durante mes y medio sin que nadie lo parara.

"Ël no podía con una mujer matriarcal en una serie, hizo esta apuesta de ver quién me jodía primero, cosas fuertes y todo eso se llama delitos contra la dignidad de las personas, abuso de poder laboral es algo que también existe", indicó.

Bauche narró que otras actrices, por su propia cuenta y sin hablar antes con ella, fueron denunciando. Entonces Sariñana se les acercaba para decirles que no le hicieran caso a la actriz, pues estaba loca.

Indicó que la postura de Netflix fue pedir a la producción contratara a The Boston Center, especializado en temas de género, para verificar lo que estaba pasando. Y via virtual, platicó con las agredidas.

Bauche indica que recibió cinco ataques verbales de Pascacio, cada uno más violento que el otro. Le gritaba y llegó a golpear en la mesa. La última fue cuando en una escena de recámara, donde no había besos en el guion, él le dio uno.

La primera temporada de Guerra de vecinos fue exitosa y la plataforma de streaming renovó para una nueva.?Cuando Vanessa fue invitada a la segunda temporada, quería estar segura que Pascacio no regresaría, pero se enteró que la idea era que estuviera en un episodio, para "matar" al personaje. Y renunció.

"Sariñana emprendió una campaña negra contra mí y (después) prometió que (Pascacio) no iba a volver. No me entregaron los guiones. Yo en ese entonces no sabía que él había violado a ua compañera actriz, si hubiera sabido, me bajo en ese instante de la serie", expresó.

"Por el capricho de una persona se llevaron entre las patas a un equipo de seres humanos que se la habían jugado en la primera", destacó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.