Anuncios

Familia del mánager de Bravos Brian Snitker no viaja a Filadelfia debido al ambiente hostil

El mánager de los Bravos de Atlanta Brian Snitker observa la práctica de bateo antes del juego de exhibición ante os Yanquis de Nueva York el domingo 10 de marzo del 2024. (AP Foto/Charlie Neibergall)

FILADELFIA (AP) — La familia el mánager de los Bravos de Atlanta Brian Snitker decidió no viajar a Filadelfia para presenciar el juego inaugural de la campaña.

Snitker criticó a los fanáticos de Filadelfia durante los entrenamientos de pretemporada por lo que aseguró fue un comportamiento cuestionable durante los playoffs hacia su esposa, familiares y otros amigos de Atlanta.

“Es difícil aquí”, admitió Snitker en entrevista para la estación de radio de Atlanta WZGC el 21 de marzo. “Para ser honestos tampoco les importa. Fue difícil para ellos el año pasado hasta el punto que fue preocupante”.

Los Filis eliminaron a los Bravos en Filadelfia en la ronda divisional de la Liga Nacional en las últimas dos temporadas. Los Bravos han ganado el título del Este de la Liga Nacional los últimos seis años y la Serie Mundial en 2021.

Snitker también comentó que Filadelfia tiene “la afición más hostil” y que su esposa se rehusó a regresar al Citizens Bank Park.

A la pregunta de qué hizo que su familia se sintiera poco segura, Snitker dijo el viernes: “No voy a meterme en todo eso, hablemos de hoy”.

“Mi esposa está de niñera y los nietos están en la escuela”, dijo Snitker en el dugout de Atlanta. “No estarían en otro lugar que no sea la casa, para ser honestos”.

Fuera de eso Snitker alabó el ambiente en el Citizens Bank Park, el cual —en su 20mo aniversario este año— se ha ganado una reputación como el parque con el ambiente más rudo para que los visitantes jueguen.

“Es una afición apasionada y hay mucha energía en el aire y con justa razón”, aseguró Snitker. “Es un muy buen club. Los aficionados son apasionados con lo que hacen. Es un lugar divertido para venir por que hay mucha energía”.

Snitker se desentendió de los abucheos que le lanzaron unos 45.000 espectadores y mostró una amplia sonrisa. Incluso rió al trotar hacia la línea de la antesala, cuando se presentaron las alineaciones para el juego, que Atlanta ganó 9-3 a los Filis.