Exgobernador Bill Richardson mantuvo reuniones en Rusia, donde hay estadounidenses encarcelados

·2  min de lectura
Foto de archivo del exgobernador Bill Richardson

WASHINGTON/MOSCÚ, 14 sep (Reuters) - El exgobernador Bill Richardson, que ha trabajado en privado para conseguir la liberación de presos estadounidenses en el extranjero, mantuvo reuniones esta semana en Rusia, donde la estrella de la WNBA Brittney Griner y el exmarine Paul Whelan siguen encarcelados, dijo el miércoles una fuente.

El exembajador estadounidense ante las Naciones Unidas estaba de regreso, dijo la fuente, pero no dio más detalles sobre con quién se reunió o cómo fueron sus encuentros.

Un portavoz de Richardson dijo que no podía comentar nada al respecto por el momento.

El Kremlin no hizo el miércoles ningún comentario sobre el viaje de Richardson. "No hubo reuniones en el Kremlin", dijo el portavoz Dmitry Peskov a periodistas en una conferencia telefónica. "No tengo nada que decirles sobre este asunto".

El Centro Richardson del exgobernador de Nuevo México está especializado en la negociación de la liberación de presos y rehenes. Ha participado en la puesta en libertad de varios prisioneros de alto nivel, incluida la del estadounidense Danny Fenster de una prisión de Myanmar el año pasado.

El Centro Richardson dijo que no podía referirse al tema. El Departamento de Estado no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el viaje de Richardson.

Griner, bicampeona olímpica y estrella de la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino (WNBA), fue condenada el 4 de agosto a nueve años de prisión en una cárcel rusa por cargos sobre drogas, un veredicto que el presidente Joe Biden calificó de "inaceptable".

Washington ofreció intercambiar al traficante de armas ruso Viktor Bout por Griner y Whelan, según declararon a Reuters fuentes conocedoras de la situación. Whelan, que tiene pasaportes estadounidense, británico, canadiense e irlandés, fue condenado en 2020 a 16 años de cárcel tras ser declarado culpable de espionaje.

(Reporte de Simon Lewis y Humeyra Pamuk en Washington; editado en español por Carlos Serrano)