Cómo evitar la flacidez luego de bajar de peso

·3  min de lectura
Cómo evitar la flacidez luego de bajar de peso
Cómo evitar la flacidez luego de bajar de peso


Se ha demostrado que una pérdida de peso sustancial se asocia a una disminución de los niveles de colágeno y elastina de la piel que podría dar lugar a una flacidez no deseada.

La flacidez es muy común en personas con obesidad o con sobrepeso que han perdido peso muy rápido. Por lo que se recomienda siempre bajar de peso en forma gradual y al mismo tiempo ejercitarse para no perder la elasticidad de la piel.

Factores que propician flacidez después de haber perdido peso

-Bajar de peso muy rápido y perder mucho peso

Al perder grasa corporal muy rápido propicia que la piel no tenga tiempo de recuperarse y propicia flacidez.

-Edad

A medida que pasan los años, la piel pierde elasticidad por lo que la piel puede ya no recuperarse igual.

-Bajar de peso sin ejercitarse

Bajar de peso y perder grasa sin hacer entrenamiento con pesas  propicia a perder tono muscular y tener flacidez de la piel.

Siempre es recomendable que tu médico o médico del deporte supervise la rutina de ejercicio o bien asistir a un programa integral de reducción de peso, multidisciplinario.

Métodos clínicos después de bajar de peso para ayudar a disminuir la flacidez

En muchos casos se necesita ayuda médica para realizar un ajuste o retracción de la piel.   

Uno de los métodos es mediante cirugía con buenos resultados, sin embargo, siempre es un riesgo someterse a intervenciones quirúrgicas.

Otros métodos se basan en tratamientos para la piel, muchos sin ser efectivos y sin comprobación científica de los resultados obtenidos.

Así como técnicas de masajes reductivos, vendajes o moldeados con barro, ejercicios o equipos especiales y muchos más métodos ineficaces.

Existen pocos remedios efectivos que ayudan a lograr que la piel recupere su elasticidad y firmeza después de bajar de peso y haber perdido gran cantidad de colágeno y elastina.

-Radiofrecuencia y otros tratamientos

La cual se aplica en numerosas clínicas, unas con efectividad si se cuenta con equipo Médico, mientras muchas otras no cuentan con el equipo ni con la experiencia ni personal calificado.

La técnica de vectorización corporal con Radiesse® para tensar el abdomen, los muslos y la zona braquial ha logrado buenos resultados según algunos estudios publicados en 2015 por la revista Clin Cosmet Investig Dermatol.

-Ejercicio

Si bien el ejercicio es importante para reducir la flacidez en especial mientras se está en un Programa de reducción de peso profesional que en forma gradual se asegura obtener resultados.

Después de bajar de peso, dependerá de muchos factores, entre ellos la cantidad de peso perdido, tiempo, método empleado para lograr recuperar la elasticidad y el tono de la piel.

-Alimentación equilibrada

Una alimentación equilibrada posterior a haber bajado de peso es necesaria para mantener el peso perdido. Una dieta alta en vitamina C con abundantes vegetales y frutas, alimentos altos en omega 3 (como salmón), nueces y semillas. Y en especial una hidratación adecuada beneficiará a la recuperación de la piel.

-Vitamina C, importante antioxidante

La vitamina C tiene un papel importante en la formación de colágeno y regeneración de la piel a mediano plazo. Puede ser administrada vía oral, intravenosa y tópicamente.

El seguimiento posterior a la pérdida de peso debe ser monitoreado por un equipo médico multidisciplinario para ayudar a mantener el peso perdido y pueda ofrecer alternativas de métodos que puedan ayudar a recuperar la elasticidad de la piel y contrarrestar la flacidez de la piel.

Al bajar de peso: Recuerda reducir de peso en forma gradual, reducir de 1 a 2 libras ( 450 g a 900 g) por semana es lo que se recomienda. Ejercitarse y hacer entrenamiento con pesas al mismo tiempo que se reduce grasa corporal.

Fuente: National Institutes of Health (NIH)