Anuncios

Estado Islámico reivindica atentado en un banco en Afganistán y dice que atacó al Talibán

ISLAMABAD (AP) — El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por un ataque letal contra varias personas que esperaban para cobrar sus salarios en un banco en el sur de Afganistán. El atentado del jueves en una oficina del Nuevo Banco de Kabul en la ciudad de Kandahar causó al menos tres muertos y 12 heridos.

Todas las víctimas habían acudido a la entidad bancaria para recibir su salario mensual, explicó Inamullah Samangani, director del Departamento de Información y Cultura del gobierno de Kandahar.

Según Abdul Mateen Qani, vocero del Ministerio del Interior talibán, el objetivo del ataque era la población civil y todas las víctimas eran residentes. La investigación sigue en marcha, añadió.

La filial afgana de Estado Islámico, el principal rival el Talibán, ha perpetrado ataques contra escuelas, hospitales, mezquitas y zonas de mayoría chií en todo el país.

En un comunicado publicado por su agencia noticiosa, Aamaq, el jueves en la noche, el grupo explicó que el suicida detonó su cinturón de explosivos entre los talibanes congregados cerca del banco para cobrar sus salarios.

La ciudad de Kandahar es un centro espiritual y político para los gobernantes afganos porque el líder supremo del Talibán, el mulá Hibatullah Akhundzada, está asentado allí y sus decisiones sobre asuntos importantes son aplicadas por las autoridades en la capital, Kabul.

El Talibán tomó el poder en Afganistán en 2021 durante la caótica salida de las tropas de Estados Unidos y la OTAN del país tras más de 20 años de guerra. A pesar de sus promesas iniciales de moderación, ha impuesto gradualmente una dura interpretación de la ley islámica, o sharia, como ya ocurrió en su anterior etapa en el gobierno, entre 1996 y 2001.