Anuncios

La espiritualidad de Milei. Génesis de su admiración por el judaísmo y el rabino que lo aconseja

A fondo - Milei y el judaismo
A fondo - Milei y el judaismo

Los ojos celestes de Javier Milei parecían estar al borde de las lágrimas. Hace tan solo una semana había sido votado por la sociedad para ser el próximo presidente de los argentinos cuando se encontró con el rabino David Pinto Shlita, en el barrio porteño de Once. Allí, compartieron la ceremonia de Havdalah (fin del Shabat). Luego, recibió la bendición del referente religioso.

En los días posteriores a su triunfo electoral, el mundo espiritual ocupó buena parte de la agenda pública de Milei. El líder de la Libertad Avanza mostró una faceta que, para muchos, era desconocida, a pesar de que suele hacer referencias a textos sagrados y compara los roles de Arón y Moisés con el suyo y el de su hermana, Karina.

Después de ganar el balotaje, Milei visitó el cementerio de Montefiore, en Nueva York, para ir a la tumba del rabino Menachem Mendl Schneerson, conocido como el rebe de Lubavitch, fallecido en 1994
Después de ganar el balotaje, Milei visitó el cementerio de Montefiore, en Nueva York, para ir a la tumba del rabino Menachem Mendl Schneerson, conocido como el rebe de Lubavitch, fallecido en 1994 - Créditos: @Andres Kudacki

La semana pasada, por ejemplo, Milei visitó el cementerio de Montefiore, en Queens, para ir a la tumba del rabino Menachem Mendl Schneerson, conocido como el rebe de Lubavitch, fallecido en 1994, un hombre que revolucionó el mundo judío desde su adhesión al jasidismo.

Mundo espiritual

Los que conocen de primera mano o han estudiado la historia personal del libertario aseguran que la Argentina tendrá un presidente con un profundo mundo espiritual. En la comunidad judía hay quienes ven con buenos ojos el abrazo de Milei al judaísmo, aunque él no sea de origen judío. Sin embargo, si bien aclaran que ninguna persona tendría por qué ocultar o matizar su vocación religiosa, algunos representantes de peso de la comunidad en la Argentina consideran que esa cercanía puede representar un riesgo para los judíos del país. Estos últimos temen que una parte de la sociedad vincule las decisiones del presidente electo con la comunidad, y que esto se utilice para promover ideas antisemitas.

Marcos Cohen, vicepresidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), señala que no hay una respuesta institucional sobre esta situación. “Milei manifiesta un acercamiento a la Torá, nosotros no producimos un alejamiento ni un acercamiento. Nosotros lo hemos invitado a la DAIA, aún no pudo venir, pero vamos a volver a invitarlo. Desde la DAIA mantenemos cautela y equidistancia de todas las fuerzas políticas, la DAIA es apartidaria tanto con este gobierno como con los que van a venir”, explica Cohen.

En los días posteriores a su triunfo electoral, el mundo espiritual ocupó buena parte de la agenda pública de Milei
En los días posteriores a su triunfo electoral, el mundo espiritual ocupó buena parte de la agenda pública de Milei - Créditos: @Andres Kudacki

El viejo “camarada de ruta” en la carrera política de Milei, Carlos Maslatón, aunque hoy están distanciados, resalta que el éxito o fracaso de la gestión de Milei nada tendrá que ver con su vínculo con los judíos. Al mismo tiempo cree que no sería bueno que el líder de la Libertad Avanza ocultara su vocación religiosa.

“La teoría circulante en algunos ambientes en cuanto a que sería perjudicial para la comunidad judía en el caso de que a Milei no le fuera bien en su gestión debe ser descartada por completo. Además, nunca fue una buena idea, y mucho menos en una democracia liberal, esconder el judaísmo. Si algo sale mal políticamente con Milei habrá que aceptar las eventuales agresiones y responderlas bajo el fuerte e inobjetable argumento de que el resultado no es por la amistad de Milei con los judíos, o por su eventual adscripción al judaísmo”, subraya Maslatón.

Lugar riesgoso

Una fuente que forma parte de las instituciones judías en la Argentina, que prefirió resguardar su identidad para expresar su opinión sin estar condicionado por su rol, cree que “todo esto pone a la comunidad en un lugar riesgoso”.

“Su cercanía no suma nada y nos hace mucho ruido. Nuestro objetivo, con este u otro gobierno, es trabajar para que podamos realizar las tareas comunitarias de manera tranquila. No buscamos más que eso, no queremos vincularnos con la política, ni tener mayor influencia. No queremos que frente a cualquier decisión que tome Milei, esta sea vinculada con la comunidad judía. Los judíos que están en política no representan a la comunidad, sino que son judíos argentinos que llegan a ese lugar”, expresa con preocupación la misma fuente.

A su vez, este referente señala que a la comunidad judía en la Argentina la representan solo la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la DAIA.

El rabino David Pinto Shlita es una de las figuras del judaísmo cercanas a Milei
El rabino David Pinto Shlita es una de las figuras del judaísmo cercanas a Milei

“Él se puede reunir con rabinos, que representan a una comunidad de las más de 100 que hay en la Argentina. Él puede tener un vínculo con las personas que quiera, pero nos gustaría que queden bien diferenciadas ambas cuestiones”, agrega la fuente consultada por LA NACION.

LA NACION consultó a la Libertad Avanza por el asunto, pero prefirieron no dar una respuesta.

La génesis del amor por el judaísmo

La comunidad más cercana a Milei es Acilba, el centro de la comunidad judeomarroquí argentina. El libertario asiste allí por lo general para reunirse con el rabino ortodoxo Shimon Axel Wahnish que, según describe el propio Milei, es, Junto a su hermana, su guía espiritual.

“Que yo sepa, Milei es la única persona de origen no judío que viene”, dijo a LA NACION Facundo Milman, un joven especialista en pensamiento judío, de 25 años, que desde hace dos es parte de Acilba, situada a pocas cuadras de Plaza Serrano, en el barrio porteño de Palermo. “Si puede, va una vez a la semana; si no, cada 15 días. Asiste a las clases que da el rabino o a algún encuentro personal con él. Quizá tiene un bache de 15 minutos y se acerca a la comunidad para consultarle sus dudas. Él hace de una especie de consejero de Milei”, sigue Milman.

El rabino ortodoxo Shimon Axel Wahnish es guía espiritual del presidente electo
El rabino ortodoxo Shimon Axel Wahnish es guía espiritual del presidente electo

Según contó el economista Julián Goldstein a el diario El País, fue él quien reunió a Wahnish con Milei. El presidente electo, según Goldstein, decía encontrarse en medio de una crisis debido a las acusaciones que recibía en redes sociales, donde algunos usuarios lo tildaban de “nazi” y de parecerse a Adolf Hitler. Fue entonces que Goldstein le recomendó que conversara con el rabino Wahnish. “Hablaron un largo rato y luego devino en un encuentro cabalístico en el que se señaló que Javier encabezaría un movimiento liberador en la Argentina. Milei salió de esa reunión emocionado”, contó el economista.

“Me da mucha tranquilidad espiritual en un momento en el que recibo una infinidad de ataques de la casta política –expresó Milei sobre su vínculo con Wahnish, meses atrás, en diálogo con Radio Jai–. Es una persona que quiero muchísimo, a quien consulto regularmente. Son discusiones que de repente pueden demandar dos o tres horas y que para mí son muy gratificantes, y me ayudan a crecer mucho y a entender las situaciones de una manera mucho más profunda”.

Sin embargo, Maslatón señala que el amor de Milei por el judaísmo es de larga data, muy anterior a su encuentro con Wahnish. “Lo conozco hace diez años y siempre manifestó esa cercanía y admiración por el pueblo judío. Respecto a su inclinación por un judaísmo más religioso y más ligado al culto, la respeto como una decisión personal y espiritual y está dentro de su derecho a inclinarse por esa corriente”, opina.

Juan Luis González escribió una biografía de Milei que tituló El Loco. El libro es una investigación minuciosa sobre la historia del presidente electo. González, luego de entrevistar a decenas de personas vinculadas de una forma u otra al libertario, llega a la conclusión de que es “imposible separar al Milei espiritual, del Milei político”.

“Es difícil decir cuál es el inicio de esta faceta, pero Milei ha recurrido a una médium, por ejemplo, para conectarse con su perro Conan. Es un tema central en Milei el mundo espiritual. De hecho, luego de las elecciones de 2021 muchos en su equipo le decían que tenía que competir para gobernar la Ciudad, pero Milei cree que tiene la misión divina de ser Presidente. Es más, su convicción espiritual, creo yo, le sirvió de combustible para lograr todo lo que logró en solo dos años”, argumenta González.

Una designación polémica

La semana pasada dentro de la comunidad judía hizo ruido la designación del exministro menemista Rodolfo Barra como procurador del Tesoro de la Nación. Barra estuvo vinculado al Movimiento Nacionalista Tacuara, con tendencias próximas al nazismo, y por ello el Foro Argentino Contra el Antisemitismo (FACA) rechazó la decisión del presidente electo. Por su parte, la DAIA emitió un comunicado señalando que Barra pidió disculpas en la década del 90 por sus horrorosas conductas y manifestaciones cuando era joven. “La DAIA estará presente para asegurarse su apego a la ley”, indicaron.