Estaba en su escuela de Misiones, abrió un tanque de 200 litros con una soldadora y explotó: la tapa lo golpeó en la cabeza y le partió el casco

·2  min de lectura
Escuela Provincial de Educación Técnica N.º 5 Fray Luis Beltrán de la localidad misionera de Apóstoles
En Misiones: un alumno está grave luego de que explotara un tanque y le provocara un traumatismo de cráneo - Créditos: @Facebook

Un alumno de 16 años, que cursa el cuarto año de la Escuela Provincial de Educación Técnica Nº5 Fray Luis Beltrán de la localidad misionera de Apóstoles, está internado en grave estado luego de que explotara un tanque de combustible que estaba manipulando y le provocara lesiones de consideración, sobre todo en la cabeza. El estudiante debió ser intervenido con una neurocirugía para descomprimir el trauma de cráneo.

El terrible accidente ocurrió en la mañana del martes mientras el alumno trabajaba en el taller de esa institución educativa bajo supervisión de un docente. De acuerdo a las primeras versiones, el alumno abrió un tambor de 200 litros que, sin saberlo, contenía gases inflamables.

Cuando el estudiante comenzó a usar la soldadora el tanque explotó y salió expulsada la tapa, que fue directo a la cabeza del joven. Fue tal la violencia, que por el impacto se rompió el casco para soldadura que el alumno tenía puesto y lo impulsó hacia atrás; dio contra un extremo de la carroza que estaban armando.

“Estaba colaborando con los chicos de la estudiantina, fue y le pidió la herramienta al maestro y no se dio cuenta de que el tanque que iba a perforar no era un tanque que había contenido aceite, sino que había contenido material combustible. Estaba vacío, pero cuando un tanque almacena combustible los vapores quedan”, dijo en diálogo con el medio local El Territorio Juan Motiveros, supervisor de Educación Técnica de la zona Sur.

La víctima recibió atención médica en el hospital local y luego se decidió su traslado al hospital Escuela y de Agudos, Ramón Madariaga, de Posadas. Desde la institución de la capital de Misiones comunicaron que el estudiante ingresó a emergencia con un corte en el rostro, traumatismo de cráneo grave y compromiso neumológico por lo fue intervenido con una neurocirugía para descomprimir el trauma de cráneo.

El último parte dado a conocer ayer agregó que el adolescente “se encuentra en terapia intensiva, en un coma inducido, con asistencia respiratoria mecánica. Su estado de salud es crítico por lo que su pronóstico es reservado”. Desde el Consejo General de Educación confirmaron que se comenzó una instancia de investigación administrativa para saber cómo ocurrieron los hechos.