Anuncios

Investigan el hallazgo de un grupo de 726 migrantes en un almacén del centro de México

TAPACHULA, México (AP) — Las autoridades mexicanas investigan el lunes el hallazgo de un grupo de 726 migrantes, en su mayoría centroamericanos, en un municipio del centro del país.

Los extranjeros fueron descubiertos en una bodega abandonada en Cuaxomulco, en el estado central de Tlaxcala, por parte de policias estatales y miembros del Ejército y la Guardia Nacional, dijo la víspera en un comunicado el Instituto Nacional de Migración (INM).

En el lugar se encontraron personas originarias de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Ecuador, precisó la agencia migratoria. Dentro del grupo había 75 menores de edad no acompañados.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de Tlaxcala indicó en un comunicado que los migrantes fueron localizados gracias a reportes anónimos que se realizaron a los servicios de emergencia en los que se informó sobre la llegada a la bodega de dos tractocamiones y el ingreso de personas a vehículos.

En la operación fueron detenidos cuatro presuntos traficantes personas que vigilaban la bodega.

El hallazgo del grupo coincide con una caravana de varios cientos migrantes que avanza por el estado sureño de Oaxaca a la espera de que las autoridades mexicanas les entreguen documentos que les permitan transitar libremente hacia la frontera norte del país.

Durante la movilización las autoridades no han hecho intentos de contener el éxodo ni les han ofrecido visas humanitarias o Formas Migratorias Múltiples como lo hicieron con otras caravanas.

Unos 1.500 migrantes arribaron el domingo al municipio de Santo Domingo Ingenio mientras que otros 600 permanecen en el poblado de Juchitán.

El grupo forma parte de una gran caravana de varios miles de migrantes que se disolvió a inicios de año en el estado sureño de Chiapas luego de que las autoridades se comprometieron a procesar sus casos, algo que los migrantes entendieron que sería la vía para continuar su camino hacia Estados Unidos. Cuando los extranjeros se dieron cuenta de que sus documentos no les permitían salir de Chiapas decidieron reagruparse y partieron el 8 de enero del poblado de Arriaga hacia el norte del país.

“Una vez más hacemos un llamado a todos, a la comunidad internacional, a todo mundo, que le diga al gobierno que nos atienda”, afirmó el activista Luis García Villagrán, del Centro de Dignificación Humana AC que acompaña el contingente, al pedir a las autoridades mexicanas ayuda humanitaria para la población migrante debido a que muchos van enfermos por la travesía de varios kilómetros que han realizado desde que partieron el mes pasado de la frontera con Guatemala.

“Lo que pido que nos den un permiso de 10 o 15 días para lograr subir y así buscamos si nos ayuda la familia para poder conseguir para el bus hacia Ciudad de México”, dijo la hondureña Johana Rodríguez, que lleva varias semanas caminando junto con su niña de 7 años desde el 24 de diciembre cuando partió junto a la primera caravana desde la ciudad fronteriza de Tapachula, estado de Chiapas.

Rodríguez fue llevada el 2 de enero a un albergue del INM en la localidad de Huixtla con la promesa de que le entregarían documentos de tránsito, pero no le cumplieron.

La caravana avanza en medio de una disminución de los cruces irregulares de migrantes hacia Estados Unidos que bajaron este mes a unos miles tras un fuerte repunte que registró a finales del año pasado cuando llegaron a reportarse hasta 10.000 cruces diarios.

El secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas, admitió la semana pasada que era pronto para saber si la merma en los cruces irregulares se debía a que México ha reactivado sus operaciones de traslado de migrantes del norte al sur del país y las repatriaciones o si el descenso se debe a la temporada del año.