Anuncios

Encontraron el kayak con el que los pescadores desaparecidos en Cariló se metieron al mar

El kayak de Ramón Román y Gabriel Raimann.
El kayak de Ramón Román y Gabriel Raimann.

PINAMAR.- (Enviado especial). Las autoridades provinciales encontraron el kayak con el que los pescadores desaparecidos, Ramón Román, de 57 años, y Gabriel Raimann, de 37, se metieron al mar el domingo pasado en Cariló. Así lo confirmaron este sábado fuentes policiales a LA NACION.

Fuentes de Prefectura confirmaron que el hallazgo tuvo lugar 30 kilómetros mar adentro en Villa Gesell “Estamos seguros de que es el kayak. Coincide con las características que estábamos buscando. La familia no quiere confirmarlo todavía por miedo”, dijeron a este medio.

Por su parte desde el entorno de la familia manifestaron su angustia con el hallazgo debido a que la búsqueda según dicen siempre estuvo direccionada hacia el lado de San Bernardo, contrario al punto donde ocurrió finalmente el descubrimiento.

Pablo Román llora tras la confirmación de que los restos hallados son del kayak de su padre, Ramón Román
Pablo Román llora tras la confirmación de que los restos hallados son del kayak de su padre, Ramón Román - Créditos: @Marcelo Aguilar

En las primeras horas de la tarde del sábado, los familiares de Román revelaron que desde el operativo habían dado con la parte de un kayak en la zona de Faro Querandí. Pablo, uno de sus cuatro hijos, había avisado sobre el hallazgo de un flotador perteneciente a un kayak que él consideraba era el kayak naranja en el que se desplazaban su padre y Raimann el día de la desaparición.

Partes de un kayak encontradas en Cariló
Partes de un kayak encontradas en Cariló

Las tareas de Prefectura Naval Argentina (PNA) comenzaron por la mañana, a unos kilómetros del Faro Querandí. Se realizaron barridos vía marítima, durante los cuales se dio con el flotador. Y continuaron por la tarde. La familia de Ramón Román también sobrevoló la zona del hallazgo en helicóptero.

La búsqueda

El operativo para encontrar a los hombres desaparecidos en aguas profundas comenzó el lunes 15 de enero y, tal cual informó el gobierno de Pinamar, está encabezado por la Subsecretaría de Emergencia de la provincia de Buenos Aires junto a la Prefectura y la Armada Argentina, Policía Federal, autoridades navales uruguayas y la municipalidad del Partido de La Costa.

Continúa la búsqueda de Ramón Román y Gabriel Raimann, quienes desaparecieron el pasado domingo al ingresar en kayak al mar entre Valeria del Mar y Cariló
Continúa la búsqueda de Ramón Román y Gabriel Raimann, quienes desaparecieron el pasado domingo al ingresar en kayak al mar entre Valeria del Mar y Cariló - Créditos: @Marcelo Aguilar Lopez

En tanto, los familiares de los desaparecidos contrataron avionetas privadas para sobrevolar distintas zonas y aseguraron que todos los días, desde la desaparición, aprovecharon cada minuto de luz solar para avanzar con la búsqueda.

La última información que se tiene de ellos es que a las 6 de la mañana del domingo pasado estacionaron una camioneta cerca de la bajada Robles, en Cariló, y se adentraron en el mar arriba de un kayak naranja con motor, equipo de pesca y chalecos salvavidas.

La amistad entre ambos era reciente. Se habían conocido el año pasado: Román es oriundo de Pinamar, donde se dedica a realizar trabajos de construcción, y Raimann, de la provincia de Misiones.

Gabriel Raimann y Ramón Román, los kayakistas desaparecidos en Pinamar
Gabriel Raimann y Ramón Román, los kayakistas desaparecidos en Pinamar - Créditos: @facebook

Los familiares contaron que Gabriel había llegado hace tres días a la costa debido a que había conseguido un trabajo importante. Como ambos tenían experiencia en pesca, tomaron la decisión de salir a dar una vuelta y tras su entrada al mar no se supo nada más de ellos.

“Estuvieron un rato y desaparecieron. El mar se había picado mucho ese día”, recordó José Román y detalló que la pequeña embarcación estaba reforzada a los costados y que tanto su padre como su amigo tenían chalecos salvavidas.

La última persona que los vio

Federico Gómez, un pescador radicado a pocos kilómetros de la bajada náutica de Valeria del Mar, fue la última persona que los vio. El domingo 14 de enero, se encontraba pescando en el área cuando hizo contacto visual con Román y Raimann. “Estos dos amigos pasaron a 50 metros mío”, recordó en su momento, en diálogo con LA NACION.

“Yo entré al mar en mi propio kayak, a las 5.30 de la mañana. Mientras pescaba a 1500 metros de la costa, cerca de las 6 de la mañana, baja a la playa una camioneta negra, una Toyota Hilux. Los dos amigos entraron entonces al mar con un kayak con ‘motorcito’; empezaron a adentrarse cada vez más, pasaron a 50 metros mío, y en un momento llegué a tenerlos a medio kilómetro de distancia. Pararon en un punto y armaron las cañas”, recordó el pescador.

Y agregó: “Cada minuto que pasaba, veía cómo se alejaban más y más. Lo primero que pensé fue ‘estos muchachos no tienen ancla, algo pasó’. Procedí a levantar mi propia ancla y salí del mar. Subí mi arenero a un médano para tener más visión y ya no los podía ver en el horizonte. Llamé de inmediato a las autoridades. Mientras me comunicaba con ellos, vi pasar una moto de agua de Prefectura y le hice señas para que parara. Le dije: ‘Pasó esto. Tenés que ir a buscar mar adentro. Da una alerta, hacé algo’”.

Acorde a las declaraciones que Gómez dio a este medio, el efectivo le dijo que no podían hacer nada hasta que un familiar no radicara una denuncia. “‘Pero el familiar no va a hacer la denuncia porque el familiar está tomando mate en la casa esperando a que los chicos vengan de pescar. Cuando la hagan, ya va a ser tarde”', le retrucó al agente, que habría proferido la misma respuesta. “Bueno, se terminó haciendo la denuncia y recién a las 18 del lunes empezó todo”, completó