El vergonzoso regreso de Vicente Fox con un PAN que da lástima

Foto: Cuartoscuro

Los efectos de los resultados electorales de 2018, que provocaron crisis internas en los partidos de oposición, todavía se sienten después de más de un año. Es el caso del Partido Acción Nacional (PAN) que realizó recientemente su XXIV Asamblea Nacional Ordinaria, en la que celebró 80 años de existencia y se eligió al Consejo Nacional 2019 – 2022 que tiene como objetivo impulsar al partido para que en las elecciones federales intermedias de 2021 se convierta en la primera fuerza en el Congreso de la Unión.

De la Asamblea del PAN los más destacado fue el retorno de Vicente Fox a la actividad política en el partido, del que dejó de ser miembro en 2012 cuando no refrendó su militancia.

El presidente del PAN, Marko Cortés, hizo un llamado a los integrantes del partido a continuar trabajando contra el autoritarismo, el centralismo “y la fragilidad democrática que representa el presidente López Obrador. Presentó “con gran afecto, con gran admiración a quien en el año 2000 nos hizo vibrar de emoción, a quien nos hizo decir ¡Sí se pudo!, ¡Bienvenido amigo Vicente Fox a este 80 aniversario del Partido Acción Nacional!”

Durante su participación Vicente Fox dijo que regresaba al PAN para hacer un frente común y combatir a las “turicatas, chinches bravas y víboras prietas que están refugiadas en la 4T, Morena y con Andrés Manuel López Obrador”.

El expresidente Fox hizo un llamado a la unidad a todas las fuerzas políticas para “darle en la madre a la cuarta transformación”, y en el 2021 ganarle a Morena el Congreso y en 2024, sacar a López Obrador de Palacio Nacional.

“Así que hay que cabalgar de nuevo todo el país, porque este país es nuestro, es de todos, no es de un grupo, de una secta o de un pastor”. (La Jornada, 21 de septiembre de 2019)

LEER | El lamentable oportunismo de los defensores de #LadyBomba

La reaparición de Vicente Fox en el PAN se explica por ser un crítico severo y frecuente del gobierno de López Obrador y pone en evidencia la falta de liderazgo al interior del partido que tiene que recurrir al expresidente, cargado de desprestigio por su oportunismo revelado en 2013 cuando apoyó la candidatura de Peña Nieto y en 2018 cuando se manifestó a favor de José Antonio Meade, en lugar de inclinarse a favor de los candidatos del partido que lo llevó al poder.

La presencia de Vicente Fox en la Asamblea del PAN, donde de facto asumió la misión de llevar a cabo la organización de un frente en el que, según dijo, participarían PRI, PAN, MC y PRD, lo que fue desmentido cuando menos por Movimiento Ciudadano, mostró el tamaño de la crisis de Acción Nacional, lo estrecho de sus miras, el extravío de su oficio político y lo mas grave, la ausencia de nuevos liderazgos que releven a los de siempre.

En medio de su crisis interna el PAN entregó a Vicente Fox su aval para que “salga a cabalgar” con la misión de salvar a la Patria. Lo que realmente busca la dirigencia del Partido es salvarse a sí misma y por ello resucitan al “Judas” que los negó, que traicionó a la opción que lo llevó al poder y que en los años recientes sus intervenciones públicas se relacionan con la defensa de sus intereses personales, como su pensión vitalicia y su proyecto de producir mariguana “porque ya está en marcha una nueva industria en el mundo”, como dice en Milenio.

LEER | Las patéticas críticas al Grito de AMLO de parte de Fox, Calderón y uno más

La ingenuidad de los dirigentes del PAN llama la atención porque piensan que utilizarán a Fox para criticar al gobierno de López Obrador y por esta vía consolidarse como una oposición competitiva. La experiencia mediática del expresidente le permitirá en el corto plazo, arrebatar al partido su liderazgo, como lo hizo en el año 2000, cuando impuso su candidatura.

Al PAN Vicente Fox le garantiza presencia en los medios, siempre y cuando su logo aparezca en los eventos, debido a que es previsible su enfrentamiento de descalificaciones mutuas con Ya Sabes Quien, lo que es atractivo para los medios y divertido para el público.

En este episodio de la comedia lo ausente es el debate ideológico, propio de un partido. La falta de ideas y propuestas para sacar adelante al país. Si el PAN quiere regresar al poder en 2014, ya empezó mal. Es el ridículo con el lenguaje vulgar.