El preocupante pasado de la nueva ministra de la Suprema Corte de México

FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

El Senado de la República designó a Ana Margarita Ríos Farjat como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Su nombramiento se origina en la vacante que dejó la renuncia de Eduardo Medina Mora el pasado 3 de octubre.

La inclusión de Ríos Farjat en la terna que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador al Senado causo polémica en medios de comunicación y entre algunos legisladores que consideraron que era parte de la estrategia del presidente para avanzar en su influencia y dominio del Poder Judicial.

La nueva ministra Margarita Ríos Farjat fue nombrada como titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT) hace un año. La periodista Peniley Ramírez, del periódico El Universal, comenta que en su expediente de vida laboral hay omisiones que la vinculan con el Jefe de la Oficina del Presidente, Alfonso Romo, de quien fue abogada en su empresa Vector Casa de Bolsa.

Asimismo, señala la periodista que Ríos Farjat formó “parte de la Coalición Anticorrupción (Nuevo León) un conjunto de organismos de la sociedad civil que también es integrado por la Universidad Metropolitana de Monterrey, propiedad de la familia Romo, de la cual Alfonso Romo es presidente Honorario.” (El Universal, 6 de diciembre de 2019)

LEER | El lamentable linchamiento y lo que no quieren ver quienes juzgan a Laura Karen

Los vínculos de Ríos Farjat con Alfonso Romo, comentados por Peniley Ramírez, habrían sido factor para que ocupara la titularidad del SAT, por lo que se interpreta que el Jefe de la Oficina del Presidente es su principal promotor y también un empresario-político de influencia creciente dentro del círculo del poder presidencial.

La nueva ministra de la SCJN Margarita Ríos Farjat estudió leyes en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), tiene una maestría en Derecho Fiscal y cursos de especializados en el Instituto de la Judicatura Federal (IJF) y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Los vínculos de Margarita Ríos Farjat también están en el primer círculo de influencia presidencial al mantener relación de amistad con Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente López Obrador. (Infobae, 5 de diciembre de 2019)

La designación de Margarita Ríos Farjat, por su cercanía con el circulo cerrado del presidente López Obrador, se inscribe dentro de la estrategia del Ejecutivo de incrementar su influencia en el Poder Judicial, con ella serían tres los ministros propuestos por el presidente para que se desempeñen en la SCJN.

Durante la comparecencia previa ante el Pleno del Senado, Ana Margarita Ríos Farjat comento: “Yo trabajaba en el Gobierno federal, tengo un vínculo en el sentido en el que yo he sido parte de las autoridades fiscales mexicanas, pero no veo que haya ningún problema con la autonomía. Mi trabajo es público, seguirá siendo público y lo que puse a disposición del Senado es mi expediente de vida, que no nace en el Gobierno sino muchos años atrás”. (El País, 5 de diciembre de 2019)

LEER | La pesadilla del caso Ayotzinapa que cada día golpea más a AMLO

La información divulgada por, Peniley Ramírez, nos indica que no son menores las omisiones en las que incurrió la nueva ministra que en ese sentido se asemeja con la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, que “olvido” informar sobre su militancia en Morena. Estamos ante el caso de que “una miente, la otra engaña”.

Lo que estamos presenciando es el avance del presidente López Obrador en la neutralización de los equilibrios de poder. En enero llegara a la SCJN otra de sus incondicionales. Es pertinente la pregunta ¿Qué pasa con la separación de poderes?