EE.UU. mató el fin de semana a Ayman al-Zawahiri, el líder de Al-Qaeda desde el asesinato de Osama bin Laden

·4  min de lectura
Osama bin Laden y Ayman al-Zawahiri en una foto sin fecha.
Osama bin Laden y Ayman al-Zawahiri en una foto sin fecha. - Créditos: @Visual News

WASHINGTON.- El presidente Joe Biden tiene previsto dirigirse a la nación estadounidense en unas horas para informar acerca de lo que fue una “exitosa” operación antiterrorista contra un objetivo de Al-Qaeda en Afganistán durante el fin de semana que habría asesinado al líder del grupo terrorista y uno de los terroristas más buscados del mundo, Ayman al-Zawahiri, quien estuvo detrás los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La Casa Blanca aseguró que no hubo víctimas civiles durante el operativo, que se realizó mediante un ataque aéreo no tripulado el domingo, pero la administración estadounidense retrasó la divulgación de la información hasta que se pudiera confirmar su muerte, según una persona familiarizada con el asunto.

Funcionarios estadounidenses sugirieron que el ataque fue llevado a cabo por la CIA, de acuerdo a la información del medio estadounidense The New York Times. La casa atacada era propiedad de un alto ayudante de Sirajuddin Haqqani, un alto funcionario del gobierno talibán.

“Un analista estadounidense dijo que las imágenes del ataque publicadas en las redes sociales sugerían que se trataba de un ataque con un RX9, un misil de fuego infernal armado con cuchillas largas, cuyo objetivo es matar a los blancos con energía cinética para minimizar los daños colaterales importantes”, detalla el diario.

Un comunicado del gobierno talibán de Afganistán confirmó el ataque aéreo, pero no mencionó a Al-Zawahiri ni a ninguna otra víctima.

El vocero de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo que el ataque tuvo lugar el domingo y que los extremistas islamistas gobernantes lo condenaron enérgicamente como una violación de los “principios internacionales” y del acuerdo de 2020 sobre la retirada de las tropas estadounidenses.

Ayman al-Zawahiri, de 71 años, asumió como líder de Al-Qaeda tras el asesinato de Osama Bin Laden en 2011 en una operación de las fuerzas especiales de Estados Unidos en Pakistán. Su paradero ha sido durante mucho tiempo desconocido, luego de que escapara de las fuerzas estadounidenses en Afganistán a finales del 2001.

El líder de Al Qaeda Ayman al-ZawahIri  aparece en un video, tomado en algún lugar desconocido
El líder de Al Qaeda Ayman al-ZawahIri aparece en un video, tomado en algún lugar desconocido

Bin Laden y Al-Zawahiri forjaron un vínculo de amistad a finales de la década de 1980, cuando el cirujano trató al millonario saudí Bin Laden en las cuevas de Afganistán mientras los bombardeos soviéticos sacudían las montañas que los rodeaban.

Los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono convirtieron a Bin Laden en el enemigo número 1 de Estados Unidos, pero es probable que nunca hubiera podido llevarlos a cabo sin su adjunto, quien aportó las tácticas y las habilidades organizativas necesarias para forjar militantes en una red de células en países en todo el mundo.

Una de las últimas apariciones del líder terrorista había sido en abril de este año en un video difundido por Al- Qaeda, ante especulaciones que giraban en torno a que estuviera gravemente enfermo o incluso que hubiera fallecido.

El vídeo de Al-Zawahiri, nacido en Egipto y cirujano de profesión, había sido publicado cerca de medio año después de otro que salió a la luz con motivo del 20º aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas y el Pentágono.

Ayman al Zawahri, en la foto junto a Ben Laden, pidió a su organización a cometer más ataques
Ayman al ZawahIri, a la izquierda, se encuentra sentando en la foto junto a Bin Laden

Biden tiene previsto hablar desde el balcón del Salón Azul de la Casa Blanca, ya que permanece aislado en la residencia mientras sigue dando positivo en las pruebas de coronavirus.

En un discurso pronunciado el 31 de agosto de 2021, después de que las últimas tropas estadounidenses abandonaran Afganistán, Biden dijo que Estados Unidos no cesaría en su lucha contra el terrorismo en ese país ni en otros.

“Mantendremos la lucha contra el terrorismo en Afganistán y en otros países”, dijo el mandatario. “Sólo que no necesitamos librar una guerra terrestre para hacerlo”.

“Tenemos lo que se denomina capacidades ´over-the-horizon´, lo que significa que podemos atacar a los terroristas y a los objetivos sin que haya botas estadounidenses sobre el terreno, o muy pocas, si es necesario”, agregó, previendo este ataque.

Agencias AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.